¿Qué significan las lesiones cerebrales en la esclerosis múltiple?

La resonancia magnética es una herramienta de diagnóstico importante para la esclerosis múltiple porque produce imágenes de lesiones en el cerebro y la médula espinal. Estas lesiones pueden aparecer a medida que avanza la afección y pueden influir en los síntomas que se presentan.

Además, las imágenes por resonancia magnética son útiles para monitorear el estado de la enfermedad y qué tan bien está respondiendo una persona al tratamiento.

Si alguien muestra síntomas de esclerosis múltiple (EM), su médico puede ordenar una resonancia magnética, que es una prueba segura e indolora.

El escáner de resonancia magnética utiliza un fuerte campo magnético y ondas de radio dirigidas al individuo para producir imágenes 2 o 3-D.

Uso de resonancia magnética para diagnosticar la esclerosis múltiple

Una resonancia magnética puede ayudar al médico a diagnosticar la EM.

Las imágenes por resonancia magnética brindan una cantidad significativa de información que los médicos usan para diagnosticar la EM y evaluar el estado de las personas que ya padecen la afección.

Las imágenes por resonancia magnética pueden detectar daños en el sistema nervioso central, que comprende el cerebro y la médula espinal. Las lesiones relacionadas con la EM aparecen en las imágenes de resonancia magnética como puntos brillantes u oscuros, según el tipo de resonancia magnética que se utilice.

Esta técnica de imagen es útil porque muestra inflamación activa y ayuda a los médicos a determinar la edad de las lesiones.

Los tipos de lesiones específicos pueden indicar un brote o revelar un daño que se produce en el cerebro. Es una buena idea hacerse exploraciones periódicas para que un médico pueda evaluar la progresión de la enfermedad.

A continuación, enumeramos algunos de los principales tipos de técnicas de exploración de resonancia magnética.

Resonancia magnética ponderada en T1

Esta técnica de resonancia magnética proporciona información sobre el estado actual de la EM. Una resonancia magnética ponderada en T1 revela áreas de inflamación activa, que representan lesiones nuevas o en crecimiento. Este tipo de exploración es particularmente útil para el diagnóstico precoz de la EM.

En una resonancia magnética ponderada en T1, las áreas del cerebro que están dañadas permanentemente aparecen como puntos oscuros o "agujeros negros".

La aparición de lesiones nuevas o en expansión capturadas por una resonancia magnética ponderada en T1 podría indicar la progresión de la afección.

Imagen de resonancia magnética ponderada en T2

Una resonancia magnética ponderada en T2 muestra la cantidad de lesiones nuevas y antiguas en una parte específica del cerebro o la médula espinal. Esta información ayuda a los médicos a determinar el impacto a largo plazo de la EM.

Las lesiones de EM aparecen como puntos brillantes en una resonancia magnética ponderada en T2. Más lesiones hiperintensas en T2 identificadas por una resonancia magnética ponderada en T2 pueden significar niveles más altos de discapacidad.

Un estudio reveló que el resultado a largo plazo de la afección en personas que desarrollaron tres o más lesiones hiperintensas en T2 dentro de los primeros 2 años de aparición probablemente sea desfavorable.

Fotos

Localización y síntomas

La ubicación de las lesiones determina el estado de la EM.

Los síntomas también dependen del tipo y la ubicación de las lesiones. Sin embargo, algunas lesiones pueden aparecer en áreas del cerebro que no producen síntomas.

Algunas ubicaciones de las lesiones y los síntomas de la EM que pueden desencadenar incluyen:

Cerebelo (parte posterior del cerebro)

  • deterioro del equilibrio y la coordinación

Nervio óptico (nervio detrás del ojo)

  • problemas asociados con la visión

Médula espinal

  • rigidez muscular
  • entumecimiento y hormigueo
  • dolor en los brazos, piernas o ambos
  • problemas para orinar o defecar

Lesiones que desaparecen

Una nueva investigación sugiere que la atrofia o encogimiento de las lesiones cerebrales podría ser un buen indicador de cómo progresará la EM.

Los científicos suelen evaluar los nuevos medicamentos para la EM basándose en su capacidad para reducir la cantidad de lesiones cerebrales. Sin embargo, un estudio de 2018 analizó si una reducción en la cantidad de lesiones cerebrales significa que la afección está progresando en lugar de mejorar.

Los investigadores utilizaron escáneres de resonancia magnética para observar el encogimiento de las lesiones cerebrales en 192 personas con EM. Descubrieron que las personas con EM remitente-recurrente, el tipo más común de EM, tenían el mayor número de lesiones nuevas. Sin embargo, las lesiones se atrofiaron a tasas más altas en personas que tenían formas progresivas más graves de EM.

Los investigadores concluyeron que la atrofia de las lesiones cerebrales es un mejor predictor de la progresión de la enfermedad que la aparición de lesiones nuevas o en crecimiento.

Tratamientos para las lesiones de la EM

Actualmente, no existe cura para la EM. Sin embargo, existen opciones de tratamiento que pueden:

  • prevenir o retrasar la progresión de algunos tipos de EM
  • ayudar a controlar los síntomas de los brotes

Terapias modificadoras de la enfermedad

Las terapias modificadoras de la enfermedad (DMT) son un tipo de medicamento emergente que puede ayudar a las personas con EM remitente-recurrente (RMS). Pueden reducir la cantidad de recaídas y ayudar a prevenir o retrasar la progresión.

Los DMT actuales incluyen:

  • interferón beta-1a (Avonex y Rebif)
  • interferón beta-1b (Betaseron y Extavia)
  • acetato de glatiramer) (Copaxone y Glatopa)
  • peginterferón beta-1a (Plegridy)
  • teriflunomida (Aubagio)
  • fingolimod (Gilenya)
  • dimetilfumarato (Tecfidera)
  • cladribina (Mavenclad)
  • siponimod (Mayzent)
  • alemtuzumab (Lemtrada)
  • mitoxantrona (Novantrone)
  • ocrelizumab (Ocrevus)
  • natalizumab (Tysabri)

Algunos de estos medicamentos son inyectables, algunos son orales y algunos toman la forma de infusión.

Los estudios han demostrado que comenzar temprano este tipo de medicamentos puede ayudar a prevenir que la EM empeore con el tiempo. Una persona usará el medicamento tanto si está experimentando un brote como si no.

Tratamiento para los brotes

Otros tipos de tratamiento pueden ayudar con el dolor y otros síntomas.

  • Corticoesteroides. Estos reducen la inflamación de los nervios. No brindan una solución a largo plazo, pero pueden aliviar los síntomas de las recaídas graves, incluida la pérdida de la visión y la debilidad severa. El uso prolongado puede causar efectos secundarios, como hipertensión arterial, aumento de peso y problemas para dormir.
  • Tratamiento para los síntomas y las complicaciones: hay diferentes medicamentos y otros tratamientos disponibles para manejar una variedad de problemas, incluidos problemas urinarios, problemas de salud sexual, picazón y fatiga.
  • Terapias físicas y de otro tipo: pueden ayudar a una persona a mantenerse activa y en movimiento. Con el tiempo, algunas personas pueden necesitar ayuda para encontrar nuevas formas de realizar las tareas diarias, o pueden necesitar aprender a usar dispositivos de asistencia como una silla de ruedas.

Intercambio de plasma

El intercambio de plasma puede ayudar a tratar la EM grave o recidivante.

Un intercambio de plasma (plasmaféresis) implica extraer y separar el plasma (la parte líquida de la sangre) de las células sanguíneas.

Luego, un profesional médico mezclará las células sanguíneas con una solución de proteína y devolverá el líquido al cuerpo.

Un médico puede sugerir un intercambio de plasma cuando los síntomas son nuevos, empeoran o no mejoran después del tratamiento con corticosteroides.

Puede resultar útil para algunos tipos de EM.

Procedimiento

Antes de que alguien se someta a una resonancia magnética, debe comer y tomar sus medicamentos habituales con normalidad, a menos que su médico indique lo contrario.

Una vez dentro de la sala de examen, es posible que la persona deba ponerse una bata de hospital. Deberán eliminar cualquier elemento que pueda afectar la imagen magnética, como:

  • los anteojos
  • horquillas
  • relojes
  • joyas
  • dentadura postiza
  • audífonos
  • pelucas
  • sujetadores con aros

Antes de la exploración, un profesional de la salud puede inyectar una sustancia química llamada gadolinio a través de una vía intravenosa en una vena de la mano o el brazo de una persona.

También llamado medio de contraste o tinte para MRI, el gadolinio mejora la calidad de las imágenes y mejora la precisión diagnóstica de la MRI.

Una máquina de resonancia magnética es un tubo largo y estrecho. El individuo se acostará sobre una mesa que se desliza dentro del tubo. Un técnico supervisará el proceso de examen desde una habitación separada.

Durante la exploración, la parte interna del imán produce ruidos fuertes y repetitivos, como golpes y golpes. El técnico puede proporcionar tapones para los oídos o música para ayudar a bloquear el ruido.

panorama

Actualmente no existe cura para la EM. Sin embargo, las personas que padecen la afección tendrán una esperanza de vida similar a la de las personas que no la padecen. La esperanza de vida de las personas con EM ha aumentado. Esto puede ser el resultado de un mejor tratamiento, herramientas de diagnóstico más precisas o cambios en el estilo de vida.

En muchos casos, la EM tiene un impacto significativo en la calidad de vida de una persona. Los programas de tratamiento de la EM se centrarán en controlar los síntomas y acelerar la recuperación de las recaídas para hacer que la vida de una persona sea lo más cómoda posible.

La gravedad y los síntomas de la EM varían de persona a persona. La EM es muy impredecible, lo que significa que las personas con EM no siempre saben cuándo tendrán una recaída o experimentarán síntomas.

Las lesiones cerebrales de la EM, capturadas por una resonancia magnética, pueden ayudar al médico a determinar el estado actual de la afección y cómo podría progresar.

Las personas con EM pueden controlar sus síntomas complementando sus tratamientos actuales con estiramientos, ejercicio aeróbico ligero y cambios en la dieta.

Tener un sistema de apoyo que comprenda lo que es tener un diagnóstico y vivir con EM es vital. MS Healthline es una aplicación gratuita que brinda apoyo a través de conversaciones individuales y discusiones grupales en vivo con las personas que lo obtienen. Descarga la aplicación para iPhone o Android.

none:  neurología - neurociencia personas mayores - envejecimiento dermatitis atópica - eccema