¿Qué es una fístula gastrointestinal y qué la causa?

En abril de 2020, el Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) solicitó que todas las formas de ranitidina (Zantac) recetadas y de venta libre (OTC) se eliminen del mercado estadounidense. Hicieron esta recomendación porque algunos productos de ranitidina contenían niveles inaceptables de NDMA, un probable carcinógeno (o sustancia química que causa cáncer). Las personas que toman ranitidina recetada deben hablar con su médico sobre opciones alternativas seguras antes de suspender el medicamento. Las personas que toman ranitidina de venta libre deben dejar de tomar el medicamento y hablar con su proveedor de atención médica sobre opciones alternativas. En lugar de llevar los productos de ranitidina sin usar a un sitio de devolución de medicamentos, una persona debe desecharlos de acuerdo con las instrucciones del producto o siguiendo las instrucciones de la FDA. Guia.

Una fístula gastrointestinal ocurre cuando se forma una conexión anormal entre parte del tracto gastrointestinal y la piel u otro órgano, lo que resulta en una fuga de ácido del estómago. Los médicos también pueden llamar a una fístula gastrointestinal una fístula enterocutánea o una fístula intestinal.

Una fístula gastrointestinal es una afección médica grave que puede requerir cuidados a largo plazo. Este artículo describirá las causas, tratamientos y complicaciones más comunes de las fístulas gastrointestinales.

Causas

Una infección puede provocar una fístula intestinal.

Alrededor del 85 al 90 por ciento de todas las fístulas gastrointestinales ocurren como una complicación de los procedimientos quirúrgicos.

En un estudio de 1.148 personas sometidas a cirugía abdominal, los investigadores observaron que el 5,5 por ciento de los participantes desarrollaron fístulas después de la operación. La mayoría de las fístulas aparecieron durante la primera semana después de la cirugía.

Un médico siempre debe discutir los riesgos de las fístulas con una persona antes de que se someta a una cirugía abdominal. También deben consultar con la persona después de la cirugía en caso de que presente algún síntoma de fístula, ya que es probable que un diagnóstico rápido mejore el resultado.

Otras posibles causas de fístula gastrointestinal incluyen:

  • un historial de radiación en el abdomen
  • infección, como diverticulitis
  • enfermedades inflamatorias del intestino, incluida la enfermedad de Crohn
  • una úlcera en el intestino
  • lesión física en el abdomen
  • cáncer

Síntomas

Cuando una persona tiene una fístula gastrointestinal, el material alimenticio digerido no puede moverse correctamente por el cuerpo. La fístula también hace que se escape líquido, lo que reduce los niveles en todo el cuerpo. Los síntomas pueden incluir:

  • dolor abdominal
  • deshidración
  • Diarrea
  • fiebre
  • desnutrición
  • frecuencia cardíaca elevada
  • vomitando

Una persona con una fístula gastrointestinal puede enfermarse gravemente y desarrollar una afección conocida como sepsis. Aquí es donde el cuerpo de una persona se ataca a sí mismo como reacción a una infección grave.

La sepsis causa una variedad de síntomas, como presión arterial baja, fiebre alta, frecuencia cardíaca alta e insuficiencia orgánica. En algunos casos, incluso puede ser fatal.

Los médicos clasifican las fístulas en cuatro categorías principales, que pueden causar diferentes síntomas:

  • Complejo: este tipo de fístula tiene múltiples canales que afectan a más de un órgano.
  • Externa: una fístula externa es aquella que conecta una parte del tracto gastrointestinal a la piel.
  • Extraintestinal: esta fístula conecta parte del intestino con otro órgano del cuerpo, como la vejiga.
  • Intestinal: esta fístula implica la conexión de un área del intestino a otra.

Una persona con una fístula gastrointestinal externa tendrá un área de piel abierta. Esto significa que el ácido y otros contenidos del estómago se filtrarán a la piel a través de la abertura de la herida. Esto puede resultar muy perjudicial para la piel.

Diagnóstico

Las técnicas de imaginación con bario pueden resaltar la presencia de una fístula.

Un médico considerará el historial médico de una persona al diagnosticar una fístula gastrointestinal. Si una persona se ha sometido a procedimientos quirúrgicos específicos, incluida la cirugía ginecológica, tiene un mayor riesgo de desarrollar una fístula.

El médico también le preguntará acerca de los síntomas de la persona, incluso cuándo se presentaron y si algo los alivia o empeora.

Si el médico sospecha de una fístula gastrointestinal, ordenará exámenes médicos para confirmar el diagnóstico. Estas pruebas pueden incluir:

  • Exploraciones por imágenes, como una tomografía computarizada, para identificar la fístula y determinar su tamaño. Esto es esencial para que los cirujanos puedan decidir dónde colocar los drenajes y operar.
  • Estudios de bario, en los que el médico administrará bario al individuo por vía oral o por enema antes de tomar una radiografía. Si el bario revela signos de filtración en los intestinos, esto confirmará la presencia de la fístula.
  • Fistulograma, una prueba de diagnóstico que consiste en inyectar un tinte en el área de la fístula gastrointestinal donde la piel está abierta y gotea. Esto debería revelar cualquier bloqueo en la fístula.

Tratamiento

El tratamiento de una fístula gastrointestinal depende de su gravedad y ubicación.

Las fístulas que son pequeñas y no están infectadas a menudo se cierran solas.

Las fístulas en el colon pueden tardar entre 30 y 40 días en cerrarse, mientras que las fístulas en el intestino delgado pueden tardar entre 40 y 50 días.

Los médicos también definen las fístulas como de alto o bajo gasto. Las fístulas de alto gasto drenan más de 500 mililitros (ml) de líquido gástrico al día. Las fístulas de bajo gasto drenan cantidades menores.

Una fístula es generalmente más grave cuanto más drena porque el líquido que se escapa puede dañar e infectar la piel y los órganos a los que llega.

Intervenciones quirúrgicas

Si una persona tiene sepsis, un médico generalmente recomendará una cirugía para reparar las áreas de drenaje.

La cirugía puede involucrar drenajes especiales, sistemas de terapia de presión negativa u otras terapias para permitir que la fístula drene mientras se cura. La terapia de presión negativa utiliza una aspiradora para aumentar el flujo sanguíneo a un área y ayudar a drenar el exceso de líquido.

En ocasiones, un cirujano puede corregir las áreas de drenaje mediante técnicas endoscópicas. Estos implican la inserción de un endoscopio, que es un instrumento delgado e iluminado, en el recto y hasta el área abdominal. Puede ser posible usar clips o pegamento para cerrar las áreas de la fístula con fugas.

Si bien este abordaje es menos invasivo que la cirugía, no es posible llegar a todas las fístulas de esta manera.

Medicamentos

Un médico puede recetar medicamentos para reducir la cantidad de líquido en el intestino.

La presencia de alimentos en el intestino desencadena la secreción adicional de jugos gástricos, lo que evita que una persona con una fístula obtenga suficientes nutrientes.

La falta de nutrición dificultará la curación del cuerpo de una persona. Por lo tanto, junto con el tratamiento quirúrgico, un médico a menudo recomendará formas alternativas de nutrición mientras el intestino sana.

Por ejemplo, pueden recomendar la nutrición parenteral total (NPT), que implica la administración de nutrientes a través de una vía intravenosa (IV) central.

Un médico también puede recetar medicamentos para reducir el líquido del estómago y la saliva. Esto reducirá la cantidad de líquido en el intestino. Ejemplos incluyen:

  • glicopirrolato o escopolamina para disminuir la producción de saliva
  • inhibidores de la bomba de protones, como omeprazol (Prilosec), que reducen las secreciones ácidas
  • Antagonistas de los receptores H2, como la famotidina (Pepcid), que también reducen el ácido del estómago
  • medicamentos antidiarreicos, como loperamida o fosfato de codeína

En ocasiones, un médico le administrará medicamentos que son químicamente similares a la hormona somatostatina, como octreótido y lanreótido. Esta hormona puede reducir significativamente las secreciones gastrointestinales, lo que puede ayudar a curar la fístula.

Si bien esta terapia no es adecuada para todos, puede ayudar a algunas personas a reducir sus síntomas sin experimentar tantos efectos secundarios.

Complicaciones

Una fístula gastrointestinal puede provocar diversas complicaciones, que incluyen:

  • infección
  • desnutrición
  • desequilibrios de electrolitos
  • mala cicatrización de heridas

Alrededor del 25 por ciento de las fístulas sanarán en 30 a 40 días con una nutrición adecuada y algún tratamiento médico. Sin embargo, la tasa de mortalidad de todas las fístulas gastrointestinales puede llegar al 40 por ciento. Como tal, es importante que las personas busquen tratamiento inmediato para esta afección.

panorama

Una fístula gastrointestinal puede ser una afección grave que puede resolverse espontáneamente, pero a veces puede requerir tratamiento.

Cuando ocurre una fístula, puede llevar una cantidad significativa de tiempo mejorar. Sin embargo, con medicamentos y manejo de la nutrición, la mayoría de las personas podrán curar el área afectada.

none:  alcohol - adicción - drogas ilegales gripe aviar - gripe aviar fibrosis quística