¿Qué es la imagen corporal?

La imagen corporal se refiere a cómo un individuo ve su propio cuerpo y qué tan atractivo se siente.

A muchas personas les preocupa su imagen corporal. Estas preocupaciones a menudo se centran en el peso, la piel, el cabello o la forma o el tamaño de una determinada parte del cuerpo.

Sin embargo, la imagen corporal no solo se deriva de lo que vemos en el espejo. Según la Asociación Nacional de Trastornos de la Alimentación (NEDA), también contribuyen una variedad de creencias, experiencias y generalizaciones.

A lo largo de la historia, la gente le ha dado importancia a la belleza del cuerpo humano. La sociedad, los medios de comunicación, las redes sociales y la cultura popular a menudo dan forma a estos puntos de vista, y esto puede afectar la forma en que una persona ve su propio cuerpo.

Sin embargo, los estándares populares no siempre son útiles.

El bombardeo constante de imágenes de los medios de comunicación puede hacer que las personas se sientan incómodas con su cuerpo, provocando angustia y mala salud. También puede afectar el trabajo, la vida social y otros aspectos de la vida.

Este artículo analizará la imagen corporal positiva y negativa y proporcionará algunos consejos sobre cómo mejorar la imagen corporal.

¿Qué significa imagen corporal?

Martin Barraud / Getty Images

La imagen corporal se refiere a las actitudes emocionales, creencias y percepciones de una persona sobre su propio cuerpo. Los expertos lo describen como una experiencia emocional compleja.

La imagen corporal se relaciona con:

  • lo que una persona cree sobre su apariencia
  • cómo se sienten con respecto a su cuerpo, altura, peso y forma
  • cómo sienten y controlan su cuerpo mientras se mueven

La imagen corporal de una persona variará de positiva o satisfacción con su cuerpo a negativa o insatisfacción con su cuerpo.

Una imagen corporal negativa puede contribuir al trastorno dismórfico corporal (TDC), trastornos alimentarios y otras afecciones.

¿Qué es una imagen corporal positiva?

Cuando una persona tiene una imagen corporal positiva, comprende que su sentido de autoestima no depende de su apariencia.

Tener una imagen corporal positiva incluye:

  • Aceptar y apreciar todo el cuerpo de uno, incluido su aspecto y lo que puede hacer.
  • tener un concepto amplio de belleza
  • tener una imagen corporal estable
  • tener positividad interior

El movimiento corporal positivo tiene como objetivo ayudar a las personas a manejar la presión que los mensajes de los medios imponen sobre su imagen corporal. Según la organización The Body Positive, "La belleza no es una sola imagen, sino la encarnación activa y la celebración de uno mismo".

Algunos han preguntado si aceptar un cuerpo más grande puede disuadir a las personas de tomar medidas para estar saludables. Sin embargo, la positividad corporal no se trata solo del tamaño o la apariencia del cuerpo. La confianza y el control también son factores clave.

Las investigaciones sugieren que centrarse en desarrollar la confianza en uno mismo y una imagen corporal positiva puede ayudar a reducir la obesidad y lograr objetivos de salud más amplios.

¿Qué es una imagen corporal negativa?

Una persona con una imagen corporal negativa se siente insatisfecha con su cuerpo y su apariencia.

La persona puede:

  • compararse con los demás y sentirse inadecuado al hacerlo
  • sentirse avergonzado o avergonzado
  • falta de confianza
  • sentirse incómodo o incómodo en su cuerpo
  • ver partes de su cuerpo, como su nariz, de una manera distorsionada

En algunos casos, tener una imagen corporal negativa puede conducir al desarrollo de problemas de salud mental, como la depresión.

Una persona también puede someterse a una cirugía innecesaria, hábitos de pérdida de peso inseguros, como una dieta rápida, o un uso inadecuado de hormonas para desarrollar músculos. Existe un fuerte vínculo entre los trastornos alimentarios y la imagen corporal negativa, según la NEDA.

Algunas personas desarrollan TDC. Una persona con TDC ve una parte o todo su cuerpo de manera negativa. Pueden solicitar una cirugía estética para "corregir" el tamaño de su nariz, por ejemplo, cuando para todos los demás parece normal.

Conozca algunos mitos y hechos relacionados con los trastornos alimentarios aquí.

¿De dónde viene una imagen corporal negativa?

Una imagen corporal no se desarrolla de forma aislada. La cultura, la familia y los amigos transmiten mensajes positivos y negativos sobre el cuerpo.

Los medios de comunicación, los compañeros y los miembros de la familia pueden influir en la imagen corporal de una persona. Pueden alentar a las personas, incluso desde una edad temprana, a creer que existe un cuerpo ideal. La imagen es a menudo antinatural.

La industria de la moda también da un ejemplo poco saludable cuando emplean modelos con bajo peso para exhibir sus productos.

La discriminación por motivos de raza, tamaño, capacidad, orientación de género y edad también influye. La exposición a microagresiones diarias en el trabajo y en la sociedad puede hacer que las personas sientan que no están a la altura o que de alguna manera les faltan.

Las enfermedades y los accidentes también pueden tener un impacto. Las afecciones de la piel, una mastectomía por cáncer de mama o una amputación de una extremidad pueden hacer que las personas reconsideren cómo se ven ante sí mismos y ante los demás.

Todos estos factores pueden afectar el bienestar físico y mental de una persona.

Los estudios han sugerido que las mujeres que tienen una mayor capacidad de recuperación, relacionada con el apoyo familiar, la satisfacción con el rol de género, las estrategias de afrontamiento, el estado físico y el bienestar, tienen más probabilidades de tener una imagen corporal positiva. Esto sugiere que la inseguridad emocional también puede contribuir a una imagen corporal negativa.

Las conversaciones que menosprecian el cuerpo incluyen "charla sobre la grasa", que se refiere a cuando las personas hablan de lo "gordas" que se ven o se sienten. Estas conversaciones pueden generar más sentimientos negativos, mal humor o patrones de alimentación negativos.

Imagen corporal y género

Aunque algunas personas pueden creer que la insatisfacción corporal es más común entre las mujeres, una revisión informa que los adolescentes hombres y mujeres experimentan grados similares de insatisfacción corporal.

En general, la insatisfacción corporal parece persistir durante toda la vida de una persona, según una revisión. Dicho esto, un estudio mencionado en la revisión encontró que las mujeres mayores tenían más probabilidades de estar satisfechas con sus cuerpos que las mujeres más jóvenes.

Los investigadores han encontrado muchas similitudes entre una imagen corporal negativa en mujeres y hombres. Sin embargo, parece menos probable que los hombres hablen de ello o busquen ayuda.

Consideraciones para las comunidades LGBTQIA +

Las comunidades LGBTQIA + enfrentan factores estresantes adicionales cuando se trata de la imagen corporal. La discriminación y el acoso, la discordancia entre el cuerpo de una persona y su género y las imágenes confusas del cuerpo ideal pueden contribuir.

Estas presiones pueden aumentar el riesgo de trastornos alimentarios, depresión y pensamientos suicidas.

En un estudio, más de la mitad de los participantes que eran homosexuales, bisexuales o lesbianas se sentían ansiosos o deprimidos por sus cuerpos, en comparación con alrededor de un tercio de los encuestados heterosexuales. Además, el 33% había considerado el suicidio debido a problemas de imagen corporal, en comparación con el 11% de las personas heterosexuales encuestadas.

Las personas trans a menudo enfrentan desafíos adicionales. Dicho esto, la imagen corporal de una persona puede volverse más positiva con el tiempo a medida que toman decisiones sobre la transición y hacen un seguimiento de ellas, como optar por una intervención médica o quirúrgica. Sin embargo, este curso de acción no es necesario para que una persona desarrolle una imagen corporal más positiva.

Consejos para mejorar la imagen corporal

Aquí hay algunos consejos que pueden ayudar a una persona a sentirse más positiva acerca de su cuerpo:

  • Pase tiempo con personas que tengan una actitud positiva.
  • Practica el diálogo interno positivo. Di "Mis brazos son fuertes" en lugar de "Mis brazos están flácidos".
  • Use ropa cómoda que le quede bien.
  • Evite compararse con otras personas.
  • Recuerda que la belleza no se trata solo de apariencia.
  • Aprecia lo que tu cuerpo puede hacer, como reír, bailar y crear.
  • Sea activamente crítico con los mensajes y las imágenes de los medios que le hagan sentir que debería ser diferente.
  • Haz una lista de 10 cosas que te gustan de ti.
  • Mírate a ti mismo como una persona completa, no como una parte imperfecta del cuerpo.
  • Haz algo bueno para tu cuerpo, como recibir un masaje o un corte de pelo.
  • En lugar de pasar tiempo pensando en tu cuerpo, comienza un pasatiempo, conviértete en voluntario o haz otra cosa que te haga sentir bien contigo mismo.
  • Trate de llevar un estilo de vida saludable, que podría incluir una dieta variada y nutritiva.

Imagen corporal y actividad física

El ejercicio puede aumentar la confianza de una persona en su fuerza y ​​agilidad y contribuir a su bienestar físico y mental. También puede reducir los sentimientos de ansiedad y depresión.

Sin embargo, la gente hace ejercicio por diferentes motivos.

En 2015, los investigadores encontraron que las personas que hacen ejercicio por razones funcionales, como por ejemplo, para estar en forma, tienden a tener una imagen corporal más positiva. Aquellos que hacen ejercicio para mejorar su apariencia se sienten menos positivos con respecto a sus cuerpos.

Los autores del estudio sugieren que hacer ejercicio con fines funcionales en lugar de mejorar la apariencia puede ayudar a las personas a fomentar una imagen corporal más positiva.

Resumen

Una persona con una imagen corporal positiva se sentirá segura de su apariencia y de lo que su cuerpo puede hacer.

Sin embargo, los mensajes de los medios de comunicación, las experiencias pasadas y los cambios de vida pueden llevar a una imagen negativa de sí mismo, lo que hace que una persona se sienta infeliz con su cuerpo. En algunos casos, esto puede provocar problemas de salud mental, como depresión.

Si los sentimientos sobre el propio cuerpo le causan angustia, puede ser beneficioso consultar a un profesional de la salud mental. Pueden ayudar a una persona a explorar las razones de estas preocupaciones y encontrar formas de resolverlas.

none:  vih y sida genética hipertensión