¿Qué es la ozonoterapia? Beneficios y riesgos

La ozonoterapia es una práctica de medicina alternativa controvertida que utiliza gas ozono para combatir enfermedades.

El ozono es una forma de oxígeno. En la medicina alternativa, los practicantes de la ozonoterapia utilizan formas gaseosas o líquidas de ozono para tratar afecciones médicas y como desinfectante tópico.

La gente ha practicado la ozonoterapia en contextos médicos durante muchos años. Sin embargo, su uso es ahora controvertido en medio de preocupaciones de seguridad.

En 2019, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) advirtió contra el uso de la ozonoterapia. Esto se debe a que no hay pruebas suficientes para concluir que sea eficaz o seguro para uso médico.

Este artículo proporciona una descripción general de la ozonoterapia, incluidos sus usos, los beneficios propuestos y los posibles riesgos y efectos secundarios.

¿Qué es la ozonoterapia?

Algunas organizaciones de salud, incluida la FDA, están preocupadas por la seguridad de la ozonoterapia.
Crédito de la imagen: James Mutter, 2015.

La ozonoterapia se refiere a las prácticas médicas que utilizan gas ozono.

El gas ozono es una forma de oxígeno. Este gas incoloro está formado por tres átomos de oxígeno. En la atmósfera superior, una capa de gas ozono protege la tierra de la radiación ultravioleta del sol. Sin embargo, a nivel del suelo, el ozono es "un contaminante del aire nocivo".

El gas ozono es dañino cuando una persona lo inhala, lo que provoca irritación de los pulmones y la garganta, tos y empeoramiento de los síntomas del asma. La alta exposición puede causar daño pulmonar y puede ser fatal.

Sin embargo, algunos investigadores creen que el ozono puede tener efectos terapéuticos en contextos médicos. Por ejemplo, una revisión de 2011 informa que la ozonoterapia ha tenido los siguientes usos:

  • tratar la artritis
  • combatir enfermedades virales, como el VIH y el SARS
  • desinfectar heridas
  • activando el sistema inmunológico
  • tratamiento de la cardiopatía isquémica
  • tratamiento de la degeneración macular
  • tratar el cáncer

Actualmente, los investigadores están explorando los efectos de la ozonoterapia en el cuerpo humano para identificar posibles beneficios terapéuticos.

Sin embargo, hasta ahora ha habido poca investigación sobre la verdadera eficacia y seguridad de la ozonoterapia. Por este motivo, los organismos oficiales actualmente no aprueban su uso.

¿Funciona?

Según un informe de 2005, no hay suficiente evidencia para recomendar la ozonoterapia para el VIH u otras enfermedades infecciosas, enfermedades cardíacas, cánceres, afecciones de la piel o una variedad de otras afecciones.

Aunque el ozono ha demostrado su eficacia contra el virus que causa el VIH fuera del cuerpo, hasta la fecha ninguna investigación ha demostrado su seguridad o eficacia en seres humanos vivos.

Algunas investigaciones sugieren que la ozonoterapia puede combatir enfermedades, incluido el cáncer, al modular la respuesta del sistema inmunológico y revertir los déficits de oxígeno en el cuerpo.

Sin embargo, la Medicina alternativa y complementaria para el cáncer (CAM Cancer) afirma que no ha habido ensayos controlados aleatorios en personas con cáncer y muy pocos ensayos en humanos de la ozonoterapia para cualquier afección.

La FDA no autoriza el uso de ozono "[en] ninguna condición médica para la cual no hay pruebas de seguridad y efectividad".

Esto significa que los investigadores deben realizar muchos más ensayos antes de determinar los verdaderos efectos de la ozonoterapia en el cuerpo humano y si tiene o no beneficios terapéuticos.

¿Es segura la ozonoterapia?

Aunque algunas investigaciones informan que los efectos beneficiosos de la ozonoterapia son consistentes y seguros, otras fuentes dicen que no hay suficiente evidencia para conocer su verdadera efectividad o seguridad.

En 2019, la FDA publicó una declaración en contra del uso del ozono como terapia médica. Dicen que el ozono es un gas tóxico y que no tiene una aplicación útil conocida en la medicina preventiva o de apoyo.

Con respecto a su uso como desinfectante, la FDA declara que “[e] n el fin de que el ozono sea eficaz como germicida, debe estar presente en una concentración mucho mayor que la que el hombre y los animales pueden tolerar con seguridad”.

La ozonoterapia ha tenido efectos adversos en el pasado, algunos de los cuales fueron graves.

Como indica CAM Cancer, "Se han informado casos en los que la infusión directa de ozono por vía intravenosa ha provocado una embolia pulmonar y la muerte".

Según el informe de 2005, "Hay algunos informes de casos de uso de ozono que provocan embolia gaseosa, infecciones transmitidas por la sangre y pérdida del campo visual bilateral después de recibir ozonoterapia".

El gas de ozono en sí mismo es dañino para los seres humanos. La exposición al ozono está asociada con "un aumento significativo en el riesgo de muerte por enfermedades respiratorias" y tiene efectos tóxicos bien conocidos en los pulmones de las personas cuando está presente con dióxido de nitrógeno en el smog.

Incluso pequeñas cantidades de ozono pueden irritar los pulmones y la garganta, provocando tos, dificultad para respirar y daño al tejido pulmonar.

Procedimientos

El ozono es naturalmente un gas. Para usarlo como medicina, la gente lo aplica en la piel, usa agua ozonizada, sopla el gas en el cuerpo o usa una sauna de ozono, donde una parte del cuerpo se embolsa y se expone al gas ozono.

Debido a que el ozono irrita las vías respiratorias, es importante que las personas se aseguren de nunca inhalar el gas.

Para algunos procedimientos, un médico mezclará la sangre de una persona con ozono y lo volverá a inyectar. Este es un proceso conocido como autohemoterapia. Los estudios científicos no han demostrado la seguridad de este procedimiento.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios asociados con la ozonoterapia pueden variar según el tipo de tratamiento al que se somete una persona.

Las personas nunca deben inhalar ozono. Si entra en la boca, la nariz o los ojos, puede arder y causar tos, náuseas, vómitos o dolores de cabeza. Una exposición más severa puede provocar complicaciones respiratorias.

Las personas que se someten a ozonoterapia a veces experimentan la reacción de Herxheimer. Esto puede hacer que la persona tenga síntomas similares a los de la gripe y hacer que se sienta peor a corto plazo.

Algunos procedimientos de ozonoterapia implican soplar gas en el cuerpo. Si alguien recibe ozonoterapia a través del recto, puede experimentar molestias, calambres y una sensación de necesidad de expulsar gases. Estos efectos secundarios son temporales.

Resumen

La ozonoterapia es una práctica de medicina alternativa que utiliza gas ozono. Es controvertido debido a las preocupaciones sobre su eficacia y seguridad.

Actualmente, los investigadores están explorando los efectos de la ozonoterapia en el cuerpo humano para identificar posibles beneficios terapéuticos.

El gas ozono es tóxico para los humanos y se han realizado pocas investigaciones sobre la seguridad de la ozonoterapia. Por esta razón, las organizaciones oficiales actualmente no apoyan su uso.

Cualquiera que tenga preguntas sobre la ozonoterapia y qué tratamiento es adecuado para ellos debe hablar con su médico.

none:  cáncer de mama ébola salud ocular - ceguera