Avance del cáncer: un nuevo enfoque puede matar de hambre a los tumores

Los investigadores ahora están desarrollando un nuevo método para matar el cáncer de manera más eficaz. Su estrategia “mata de hambre” a los tumores, privándolos del principal nutriente que necesitan para crecer y propagarse.

Los compuestos innovadores combinados con técnicas de vanguardia pueden abrir el camino hacia un medio más eficaz para matar las células cancerosas.

La glutamina es un aminoácido que se encuentra abundantemente en nuestro cuerpo, especialmente en la sangre y el tejido óseo. Su función principal es mantener la síntesis de proteínas en las células.

Sin embargo, desafortunadamente, la glutamina también es un nutriente clave para muchos tipos de tumores cancerosos, que tienden a "consumir" más de este aminoácido porque sus células se dividen más rápidamente.

Es por eso que la investigación ha estado investigando la posibilidad de bloquear el acceso de las células cancerosas a la glutamina como un nuevo enfoque terapéutico en el tratamiento del cáncer.

Charles Manning y varios otros investigadores del Centro Vanderbilt de Sondas Moleculares de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, TN, ahora han logrado, en un movimiento revolucionario, detener el crecimiento de un tumor canceroso.

Para hacerlo, utilizaron un compuesto experimental llamado V-9302 para bloquear la captación o absorción de glutamina por las células cancerosas. Los hallazgos de los investigadores se publicaron esta semana en la revista Medicina de la naturaleza.

“Las células cancerosas exhiben demandas metabólicas únicas que las distinguen biológicamente de las células por lo demás sanas. La especificidad metabólica de las células cancerosas nos brinda grandes oportunidades para aprovechar la química, la radioquímica y las imágenes moleculares para descubrir nuevos diagnósticos del cáncer, así como posibles terapias ".

Charles Manning

Nuevo compuesto inhibe el portador de glutamina

Los investigadores explican que la glutamina se transporta a través del cuerpo y se "alimenta" a las células cancerosas a través del transportador de aminoácidos ASCT2, un tipo de proteína.

“Los niveles elevados de ASCT2 se han relacionado con una escasa supervivencia en muchos cánceres humanos, incluidos los de pulmón, mama y colon”, señalan los investigadores en su introducción.

Sin embargo, los estudios que han logrado silenciar el gen que codifica ASCT2, el gen SLC1A5, han logrado disminuir el crecimiento de los tumores cancerosos.

Estimulados por este conocimiento, Manning y sus colegas se propusieron diseñar un inhibidor de ASCT2 especialmente potente, el compuesto V-9302. Los investigadores probaron el compuesto en células cancerosas cultivadas en ratones, así como también utilizaron líneas de células cancerosas desarrolladas en el laboratorio, in vitro.

El inhibidor del transportador de aminoácidos logró disminuir el crecimiento de las células cancerosas y afectar su capacidad de propagación al "impulsar" el estrés oxidativo de las células cancerosas, lo que eventualmente condujo a su muerte.

“Estos resultados no solo ilustran la naturaleza prometedora del compuesto principal V-9302, sino que también respaldan el concepto de que antagonizar [interrumpir] el metabolismo de la glutamina a nivel del transportador representa un enfoque potencialmente viable en la medicina del cáncer de precisión”, concluyen los investigadores en su artículo.

Innovaciones en imagenología PET en el horizonte

Al mismo tiempo, los autores señalan que para tratar a los pacientes con tumores que dependen de la glutamina para crecer y propagarse, en el futuro, "esta nueva clase de inhibidores requerirá biomarcadores validados".

Esto significa que los investigadores deberán desarrollar una forma en la que puedan determinar la eficacia con la que actúa el inhibidor sobre la proteína o la cantidad de glutamina que llega finalmente a las células cancerosas. Esto se debe a que es probable que la producción de ACST2 y su actividad sean diferentes para cada individuo.

Para abordar este problema, Manning y su equipo sugieren usar trazadores de tomografía por emisión de positrones (PET) que detectarán tumores cancerosos al detectar cualquier aumento en la tasa de metabolismo de la glutamina, que será más alta en comparación con la de las células normales y sanas del cuerpo.

El Vanderbilt Center for Molecular Probes ahora alberga cinco ensayos clínicos diseñados para probar la eficacia de 18F-FSPG, un nuevo radiofármaco, es decir, un fármaco radiactivo utilizado en las tomografías por emisión de positrones, para rastrear varios tipos de tumores cancerosos, incluidos los de pulmón, hígado, los de cáncer de ovario y colon.

Manning y su equipo también están realizando pruebas con 11C-glutamina, un trazador metabólico de la glutamina. Además, los investigadores pueden usar un trazador molecular para confirmar si el inhibidor de proteínas realmente alcanza su objetivo.

"¿No sería provocador", pregunta Manning, "si pudiéramos hacer un trazador de imágenes de PET basado en un determinado fármaco que pudiera ayudarnos a predecir qué tumores acumularán el fármaco y, por lo tanto, serán clínicamente vulnerables a él?"

“Esta es la esencia misma de la medicina del cáncer de precisión 'visualizada'”, se entusiasma.

none:  estreñimiento audición - sordera rehabilitación - fisioterapia