Diabetes e infecciones por hongos (candidiasis)

La levadura vive naturalmente en el cuerpo humano. Los problemas surgen cuando la levadura crece demasiado y causa una infección por hongos. Una persona con diabetes tiene un mayor riesgo de desarrollar una infección por hongos y la diabetes puede dificultar el tratamiento de esta infección.

Es importante que las personas con diabetes reconozcan los síntomas de una infección por hongos y reciban un tratamiento oportuno para evitar complicaciones potencialmente graves.

La levadura está presente en la piel y cerca de las membranas mucosas. Ayuda a mantener a raya las bacterias vecinas. Sin embargo, si se acumula demasiada levadura, se puede desarrollar candidiasis, más comúnmente conocida como candidiasis. Puede causar malestar, incluidos dolor y picazón.

Es más probable que la levadura crezca excesivamente en áreas cálidas y húmedas, incluida la boca, el área genital, los pies y los pliegues de la piel.

Aquí, obtenga más información sobre las infecciones por hongos.

Infecciones por hongos y diabetes

Las infecciones por hongos pueden afectar la boca, la piel, los pies y el área genital.

Las bacterias, los virus y los hongos, incluida la levadura, pueden causar infecciones si el sistema inmunológico de una persona no puede controlar los niveles en el cuerpo.

Como mostró un estudio de 2018, que incluyó datos de más de 300,000 personas, una persona con diabetes tipo 1 o tipo 2 tiene un mayor riesgo de infección, incluida la candidiasis, que una persona sin la afección.

En las personas con diabetes, los síntomas pueden empeorar más rápidamente que en otras personas. Además, las infecciones pueden ser más difíciles de tratar. Si una infección no se cura, puede provocar complicaciones.

¿Qué aumenta el riesgo?

Una persona con diabetes mal controlada tiene un mayor riesgo de infecciones por hongos más graves y frecuentes.

Los investigadores todavía están tratando de identificar el vínculo entre el crecimiento excesivo de hongos y la diabetes. Podría involucrar los siguientes factores.

Sistema inmunológico comprometido

Los científicos han encontrado asociaciones entre la diabetes y la disfunción inmunológica.

La diabetes tipo 1 ocurre cuando un problema con el sistema inmunológico da como resultado un daño en las células del páncreas. Los cambios inmunológicos y el aumento de la inflamación también parecen desempeñar un papel en el desarrollo de la diabetes tipo 2.

La diabetes mal controlada puede dificultar la respuesta inmunitaria. Esto podría ser parte de la razón por la que tener diabetes hace que una persona sea más propensa a las infecciones por hongos.

Se está investigando la relación exacta entre la diabetes y el sistema inmunológico. Una teoría es que el nivel alto de azúcar en sangre conduce a la supresión de ciertas proteínas inmunes.

Estas proteínas, llamadas beta-defensinas, ayudan a las células inmunitarias a avanzar hacia las infecciones y a matar los microbios. Si una condición, como la diabetes, inhibe estas funciones, una candidiasis podría prosperar sin control.

Azúcares adicionales en áreas amigables con la levadura

La diabetes también puede facilitar que la levadura y otros patógenos se adhieran a las células de la piel y las glándulas mucosas. Esto puede deberse a la presencia de azúcares adicionales, que permiten que la levadura se colonice a niveles no saludables.

Cuando los niveles de glucosa en sangre son altos, el cuerpo puede excretar azúcar adicional en:

  • moco
  • sudor
  • orina

La levadura se alimenta de azúcar, lo que hace que estas secreciones sean el factor más probable de crecimiento excesivo.

Las personas con diabetes también tienen niveles elevados de glucógeno, un polisacárido que el cuerpo usa para almacenar glucosa. El exceso de glucógeno en el área vaginal puede provocar un aumento de la acidez. Esto puede contribuir al crecimiento de la levadura, según un estudio publicado en 2009 en la Revista estadounidense de obstetricia y ginecología.

Infecciones persistentes

Una vez que la levadura se ha colonizado en un área, es más fácil que la infección regrese. Una persona que es susceptible a las infecciones por hongos, debido a la dificultad para controlar la diabetes, también tendrá un mayor riesgo de problemas recurrentes.

Síntomas

Una persona debe buscar ayuda médica si nota signos de una candidiasis vaginal.

Las infecciones por hongos pueden manifestarse de manera diferente en diferentes partes del cuerpo.

Infección de la piel: la piel puede cambiar de color o puede haber parches que pican de diferentes formas y tamaños.

Estos síntomas generalmente se desarrollan en los pliegues de la piel, pero pueden extenderse a otras partes del cuerpo, incluida la cara o el tronco. Una candidiasis también puede afectar el cuero cabelludo.

El nombre de una candidiasis en la piel es candidiasis cutánea.

Infección genital: son más comunes en mujeres que en hombres, pero un hombre que tiene dificultades para controlar su diabetes puede tener un mayor riesgo.

Una mujer puede notar:

  • picazón o dolor vaginal, incluida una sensación de ardor
  • una secreción blanca parecida al requesón
  • una sensación de ardor u otro tipo de dolor al orinar
  • un olor desagradable

Un hombre puede tener un sarpullido escamoso y con comezón en el pene.

Cualquier persona con diabetes que note estos síntomas debe consultar a un médico porque es probable que necesite tratamiento. Sin tratamiento, pueden ocurrir complicaciones.

Infección ocular: los síntomas incluyen dolor, enrojecimiento, visión borrosa, secreción, sensibilidad a la luz y ojos llorosos. Sin tratamiento, puede provocar pérdida de la visión.

Infección del pie: el pie de atleta es una infección fúngica común.

Para una persona con diabetes, el daño a la piel de los pies puede provocar ulceración y, en algunos casos, la necesidad de amputación. El daño a los nervios y los problemas circulatorios que ocurren con la diabetes pueden aumentar las probabilidades de que esto suceda.

Es importante tomar medidas para prevenir las infecciones por hongos en los pies. Inspeccione los pies con regularidad y reciba tratamiento inmediato para detectar cualquier indicio de infección.

Aquí, obtenga más información sobre cómo la diabetes afecta la cicatrización de heridas.

Candidiasis oral: según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los síntomas de la candidiasis oral incluyen:

  • manchas blancas en el interior de las mejillas
  • enrojecimiento o dolor en la boca
  • grietas y enrojecimiento en las comisuras de la boca
  • perdida del gusto
  • una sensación "algodonosa" en la boca

Una persona con diabetes tiene una mayor probabilidad de desarrollar una infección por hongos en la boca por varias razones. La diabetes puede causar sequedad en la boca, aumento de la acidez y altos niveles de glucosa en la saliva.

Sin tratamiento, una candidiasis puede volverse invasiva en una persona cuyo sistema inmunológico no funciona correctamente. Puede extenderse al torrente sanguíneo y desde allí a otras partes del cuerpo. Si esto sucede, la infección puede convertirse rápidamente en una amenaza para la vida.

Diagnóstico

Un médico examinará el área afectada y es posible que tome una muestra de piel u orina para pruebas de laboratorio. También le preguntarán sobre los síntomas.

Si una persona a la que no se le ha diagnosticado diabetes experimenta infecciones inusualmente frecuentes, debe hablar con un médico, que puede realizar una prueba de diabetes.

Tratamiento médico

Una vez que un médico identifica una candidiasis, existen varios métodos de tratamiento para probar, según el tipo de infección.

Cremas o supositorios tópicos

Por lo general, un médico los recomendará primero, ya que funcionan bien durante las primeras etapas de una infección.

El médico puede recetarle una crema antimicótica para aplicar directamente en el área afectada hasta por 7 días.

Las cremas y supositorios antimicóticos están disponibles sin receta, pero una persona debe hablar con un médico antes de usarlos.

Esto es porque:

  • Es posible que el problema no sea una candidiasis.
  • El uso de estos medicamentos con demasiada frecuencia puede hacer que la levadura se vuelva resistente a ellos.

Medicamento antimicótico oral

Si una crema o un supositorio no funcionan, o si la persona ha tenido varias infecciones por hongos en poco tiempo, un médico puede recetarle un medicamento antimicótico oral, como fluconazol (Diflucan).

Una dosis puede ser suficiente para resolver la infección.

Remedios caseros y naturales

Las personas a veces usan lo siguiente para tratar las infecciones por hongos en el hogar:

  • yogur
  • aceite de orégano
  • aceite de coco
  • aceite de árbol de té

Sin embargo, si los síntomas persisten, consulte a un médico. No tratar una infección por hongos de manera eficaz puede provocar complicaciones.

Obtenga más información sobre los remedios caseros para la candidiasis.

Prevención

Los pasos simples que una persona puede tomar para prevenir una infección incluyen evitar los tampones y las toallas sanitarias perfumadas.

Para reducir el riesgo de infecciones por hongos:

Use ropa hecha de algodón u otras telas transpirables y evite pantalones y calzado ajustados.

Evite los jabones perfumados y los artículos sanitarios y cualquier tipo de ducha vaginal. Estos pueden cambiar el equilibrio natural de levaduras y bacterias y desencadenar una infección.

Lávese a diario y seque bien la piel, especialmente alrededor de los pies, los genitales y los pliegues cutáneos.

Niveles de azúcar en sangre: sin embargo, la medida preventiva más importante para las personas con diabetes es un buen control de la glucosa en sangre.

Esto puede implicar cambiar la dieta, agregar una rutina de ejercicios o ajustar la medicación, incluida la insulina.

panorama

Las infecciones por hongos son comunes, especialmente en personas con diabetes.

Hay un tratamiento eficaz disponible. Sin embargo, es fundamental consultar a un médico y recibir tratamiento temprano para evitar que el problema empeore.

Q:

¿Cuánto tiempo suele tardar en desaparecer una candidiasis cuando una persona tiene diabetes? Además, ¿son los tratamientos habituales tan eficaces como para las personas sin diabetes?

A:

El tiempo que tarda en resolverse una candidiasis depende de la gravedad de la infección. Los casos leves pueden desaparecer en unos pocos días y los casos graves pueden tardar semanas después de que comience el tratamiento. Las personas con diabetes corren un mayor riesgo y, por lo tanto, pueden necesitar más tiempo para eliminar la infección.

Deborah Weatherspoon, PhD, RN, CRNA Las respuestas representan las opiniones de nuestros expertos médicos. Todo el contenido es estrictamente informativo y no debe considerarse un consejo médico.

none:  paladar hendido dispositivos médicos - diagnóstico Sindrome de la pierna inquieta