Tocar la batería hace que tu cerebro sea más eficiente

Tras años de práctica, los bateristas parecen modificar la forma en que se comunican los dos lados de su cerebro. Según un estudio reciente, el cableado que corre entre los dos hemisferios del cerebro de un baterista es significativamente diferente al de los no músicos.

Un estudio reciente busca cambios cerebrales asociados con tocar la batería.

Tocar la batería es una habilidad única. Los bateristas pueden completar diferentes tareas rítmicas con las cuatro extremidades, simultáneamente. La coordinación requerida es imposible para los no bateristas.

Como explican los autores del último estudio, "Si bien la mayoría de las personas pueden realizar tareas motoras sencillas con las dos manos a un nivel similar, solo unas pocas personas pueden realizar tareas motoras finas complejas con ambas manos igualmente bien".

A pesar de las habilidades inusuales de los bateristas, hasta ahora, ningún estudio se ha centrado en el cerebro del baterista.

El tamborileo y el cerebro

Recientemente, un grupo de investigadores se propuso investigar los cambios cerebrales asociados a la percusión.

Los autores, de la Clínica Universitaria Bergmannsheil y de la unidad de investigación en biopsicología de la Ruhr-Universität, ambas en Bochum, Alemania, publicaron su artículo en la revista Cerebro y comportamiento.

Para investigar, los científicos reclutaron a 20 bateristas profesionales que tenían un promedio de 17 años de experiencia en la batería y practicaron un promedio de 10,5 horas a la semana. También reclutaron a 24 sujetos de control que no tocaban ningún instrumento musical.

Los científicos utilizaron la tecnología de escaneo de resonancia magnética para medir varios aspectos de la estructura y función de sus cerebros.

Función normal

Estudios anteriores en otros tipos de músicos han demostrado que el cerebro se adapta y cambia en respuesta a años de práctica con instrumentos musicales.

En general, estos estudios han examinado los cambios en la materia gris cortical, que incluye regiones responsables de la percepción, la memoria, el habla, la toma de decisiones y mucho más.

Sin embargo, en el último estudio, los autores se centraron en la materia blanca, la superautopista de la información del cerebro.

Cuando una persona diestra realiza una tarea con la mano derecha, el lado izquierdo del cerebro, o el hemisferio contralateral, normalmente la regula. Cuando alguien realiza una tarea con la mano izquierda, ambos lados del cerebro tienden a compartir la carga.

El cuerpo calloso, una espesa extensión de materia blanca que conecta los dos hemisferios, juega un papel esencial en esta asimetría hemisférica.

¿Por qué materia blanca?

La materia blanca contiene tramos de fibras que conectan regiones distantes del cerebro. En el pasado, los científicos consideraban que la materia blanca era poco más que un cableado útil. Hoy, sin embargo, lo ven como mucho más crítico para el funcionamiento diario del cerebro.

En particular, los autores del presente estudio se centraron en el cuerpo calloso. Se centraron aquí porque creen que la "notable capacidad de un baterista para desacoplar las trayectorias motoras de [sus] dos manos probablemente esté relacionada con las funciones inhibidoras del cuerpo calloso".

Como era de esperar, hubo diferencias en la estructura del cuerpo calloso entre los bateristas y los no bateristas.

Los científicos encontraron que el cuerpo calloso de un baterista tiene tasas de difusión más altas que los controles, particularmente la sección frontal o anterior. Como explican los autores, esto indica "alteraciones microestructurales". La siguiente pregunta es: ¿qué tipo de cambios estructurales se han producido?

Clínicamente, una tasa de difusión más alta en el cuerpo calloso no se considera una buena señal. Por lo general, implica pérdida o daño de la sustancia blanca, como se observa en personas con esclerosis múltiple. Sin embargo, debido a que estos participantes eran todos jóvenes y saludables, el descubrimiento requiere una explicación diferente.

Los investigadores creen que el cuerpo calloso anterior en los bateristas contiene menos fibras, pero que estas fibras son más gruesas que en los no bateristas. Esto es importante porque las fibras más gruesas transfieren los impulsos más rápidamente.

De hecho, en trabajos anteriores, los científicos han demostrado que las puntuaciones medias de difusión están asociadas con tiempos de transferencia más rápidos entre los hemisferios.

Según los autores, la sección anterior del cuerpo calloso conecta regiones del cerebro, como "la corteza prefrontal dorsolateral [que está] relacionada con la toma de decisiones durante el movimiento voluntario, así como diferentes áreas relacionadas con la planificación y ejecución motora".

Rendimiento de la calificación

Como parte del estudio, los científicos probaron las habilidades de percusión de cada participante utilizando un software especial. Basado en la tecnología de la consola de juegos, la prueba incluyó una variedad de ritmos de batería y diferentes niveles de complejidad.

El software midió la precisión con la que cada baterista siguió un patrón de batería dado y generó una partitura. Como era de esperar, los bateristas obtuvieron puntuaciones significativamente mejores que el grupo de control.

Usando estos puntajes, los investigadores pudieron demostrar que aquellos que se desempeñaron mejor en la prueba de percusión tenían las tasas de difusión más altas en su cuerpo calloso. Como explican los autores:

"Por lo tanto, un cuerpo calloso anterior más eficiente conduce a un mejor rendimiento de la batería".

Además, los científicos demostraron que durante las tareas motoras, los cerebros de los bateristas estaban menos activos. Un cerebro organizado de manera eficiente requiere menos esfuerzo para completar una tarea; los científicos lo llaman muestreo disperso.

Los autores creen que sus hallazgos indican que "la percusión profesional está asociada con un diseño neuronal más eficiente de las áreas motoras corticales".

Estos hallazgos son interesantes por sí mismos, pero los autores esperan que sus resultados también puedan ser clínicamente útiles. Explican que debido a que "el aprendizaje a largo plazo de tareas motoras complejas podría conducir a una reestructuración sustancial en las redes motoras corticales", la comprensión de los procesos podría tener implicaciones para las personas con trastornos motores.

none:  arritmia biología - bioquímica alergia