Todo lo que necesita saber sobre el análisis de orina

Un médico o una enfermera pueden utilizar un análisis de orina para analizar la orina de una persona en busca de signos de problemas potenciales, como infecciones o enfermedades.

Es una prueba estándar que los profesionales de la salud pueden usar en una variedad de entornos y situaciones.

Un análisis de orina es a veces parte de un examen de salud de rutina, pero también puede ayudar al diagnóstico cuando una persona tiene síntomas molestos. También es común que una persona se haga un análisis de orina como precaución antes de la cirugía.

Siga leyendo para obtener más información sobre el análisis de orina y lo que pueden indicar los resultados.

¿Qué es un análisis de orina?

Un análisis de orina implica verificar la apariencia, el color y el olor de la orina.

Un análisis de orina analiza la orina de una persona en busca de signos de enfermedad, infección u otros problemas. La prueba implica el examen de diferentes aspectos de la orina, que incluyen:

  • apariencia (turbia o clara)
  • color (oscuro, claro o incoloro)
  • olor
  • acidez (niveles de pH)
  • la presencia de bacterias o virus
  • si contiene sangre, proteínas, cetonas, bilirrubina o glucosa
  • la presencia de cilindros (proteínas en forma de tubo), células o cristales

La apariencia de la orina puede ayudar al médico a determinar si una persona tiene ciertas condiciones de salud.

Por ejemplo, la orina turbia podría significar una infección del tracto urinario, mientras que el exceso de glucosa podría indicar que una persona tiene diabetes. La presencia de proteína en la orina puede ser un signo de enfermedad renal.

¿Para qué sirve un análisis de orina?

Un médico puede sugerir un análisis de orina por una de varias razones.

Pueden realizar la prueba como parte de un chequeo de rutina en las siguientes circunstancias:

  • antes de la cirugía
  • durante el embarazo
  • como parte de un examen médico de rutina
  • durante la admisión al hospital para verificar si hay enfermedad hepática o renal
  • para comprobar si hay diabetes

En otros casos, un médico puede realizar un análisis de orina para diagnosticar una afección médica. Pueden estar buscando signos de una infección del tracto urinario (ITU) o una infección renal.

Pueden usar la prueba para el diagnóstico si la persona tiene:

  • dolor en la espalda baja
  • dificultad para orinar
  • dolor al orinar
  • sangre en la orina
  • dolor abdominal
  • otros síntomas urinarios inusuales

Una vez que le han dado a alguien el diagnóstico correcto, el médico puede usar análisis de orina posteriores para controlar la afección.

Por ejemplo, pueden recomendar otro análisis de orina si una persona tiene una infección urinaria o una infección renal. Lo usarían para asegurarse de que la infección haya desaparecido o para comprobar si son necesarios diferentes antibióticos.

Otros usos

Un médico puede sugerir un análisis de orina para confirmar un embarazo.

Aunque un análisis de orina generalmente busca enfermedades e infecciones, un médico también puede usarlo para otros fines, como la detección de drogas o la confirmación de un embarazo.

En ambos casos, el análisis de orina buscará sustancias adicionales que una prueba típica no incluye.

Por ejemplo, al realizar una prueba de embarazo, un médico buscará la presencia de la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG) en la orina. La verificación de los niveles de hCG no es parte de un análisis de orina regular.

Cuando una persona se somete a una prueba de detección de drogas, la prueba de análisis de orina detectará la presencia de ciertas drogas o sus productos metabólicos.

Preparación y procedimiento

Si una persona solo está recibiendo un análisis de orina, es poco probable que necesite prepararse de alguna manera. Sin embargo, si parte del examen y las pruebas implican análisis de sangre, es posible que deban ayunar durante varias horas antes de su cita.

En algunos casos, un médico puede pedirle a una persona que tome la muestra de orina cuando se levanta por la mañana. En este caso, le proporcionarían al individuo una taza de muestra para usar en casa.

Puede ayudar beber mucha agua antes de la prueba y evitar usar el baño inmediatamente antes.

Un médico a menudo solicitará una muestra de captura limpia, lo que significa que una persona deberá esperar hasta después de su flujo inicial para comenzar a recolectar la orina. El objetivo es evitar que las bacterias del pene o la vagina penetren en la muestra.

Para realizar una captura limpia, una persona:

  • limpiar el área genital con una toallita estéril
  • empezar a orinar en el baño
  • detener la corriente momentáneamente
  • sostenga el recipiente debajo del arroyo y comience a orinar nuevamente
  • recolecte al menos 1 a 2 onzas de orina
  • saca el recipiente y termina de ir al baño
  • Lleve la muestra al médico en 60 minutos o refrigérela si es necesario.

En algunos casos, es posible que un médico deba insertar un catéter en la abertura del tracto urinario. El médico usará el catéter para recolectar orina directamente de la vejiga.

¿Qué significan los resultados?

Un análisis de orina evalúa la orina de tres formas principales: examen visual, microscópico y prueba con tira reactiva.

Examinación visual

La mayoría de las personas sanas tienen una orina limpia y casi transparente. Los colores más oscuros pueden indicar deshidratación u otros problemas.

Una persona que está luchando contra una infección puede tener orina turbia. La orina también puede tener mal olor. Si la orina es roja o marrón, esto puede indicar que contiene sangre.

Examen microscópico

Otra parte del examen implica ver varias gotas de orina bajo el microscopio. El médico buscará signos de cualquiera de los siguientes:

  • bacterias
  • levadura
  • las células rojas de la sangre
  • células blancas de la sangre
  • cristales
  • yesos

La presencia de estas sustancias podría sugerir varias afecciones o problemas de salud diferentes, que incluyen:

  • cálculos renales u otros problemas relacionados con el sistema excretor
  • infecciones
  • un trastorno de la sangre

Prueba de varilla de nivel

Una prueba con tira reactiva implica colocar una tira delgada en la muestra de orina. La tira tiene varios productos químicos diferentes que reaccionan con diferentes anomalías urinarias. La forma en que reacciona la tira reactiva puede ayudar al médico a hacer un diagnóstico.

Los profesionales de la salud a menudo usan la prueba de la tira reactiva para verificar lo siguiente:

  • signos de infección, como nitratos
  • niveles de proteína, que podrían ser indicativos de un problema renal
  • concentración de orina, que puede mostrar deshidratación
  • niveles de pH más altos, que pueden significar un trastorno renal o urinario
  • sangre en la orina, que es un signo de infecciones renales, problemas del tracto urinario o (rara vez) cáncer
  • niveles de glucosa o cetonas, que podrían indicar diabetes

Próximos pasos

Un médico puede recetar medicamentos para las UTI si la orina está turbia o tiene un olor fétido.

Los resultados del análisis de orina ayudarán al médico a decidir si una persona necesita medicación, más pruebas o seguimiento.

Ejemplos de esto incluyen:

  • Si la orina está turbia, tiene mal olor y contiene bacterias, un médico generalmente recetará medicamentos para una infección urinaria.
  • Si hay sangre, un médico puede ordenar pruebas adicionales para determinar la causa subyacente.
  • Si la prueba encuentra niveles anormalmente altos de glucosa o cetonas, es probable que un médico ordene más pruebas para la diabetes.

Resumen

Un análisis de orina es una prueba rápida y no invasiva que no requiere preparación especial. En la mayoría de los casos, es fácil de realizar.

Un médico puede usar la prueba como parte de un control de rutina o por una razón más específica, como buscar afecciones o infecciones subyacentes, confirmar un embarazo o verificar el uso de drogas.

Una persona debe seguir las instrucciones de su médico al realizar la prueba para obtener una muestra válida.

none:  paladar hendido suplementos Cancer de pancreas