¿Cómo se relacionan la diabetes y el estrés?

La diabetes y el estrés parecen estar vinculados de varias formas importantes. Es decir, el estrés puede contribuir y ser una consecuencia de la diabetes.

Por ejemplo, una persona puede sentir que sus niveles de estrés aumentan cuando tiene que planificar las comidas y medir su azúcar en sangre, especialmente en las primeras etapas de un diagnóstico de diabetes. Sin embargo, el estrés también puede aumentar los niveles de azúcar en sangre y hemoglobina glucosilada de una persona.

La investigación también ha relacionado los altos niveles de estrés de por vida con un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

En este artículo, discutimos cómo el estrés afecta el azúcar en sangre. También analizamos lo que dice la investigación sobre las mejores formas en que las personas con diabetes pueden reducir el estrés.

¿Cómo afecta el estrés a la diabetes y al azúcar en sangre?

Las investigaciones sugieren que una persona tiene un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 si experimenta depresión o ansiedad.

Los investigadores han estado discutiendo el vínculo potencial entre la diabetes y el estrés desde el siglo XVII.

Investigaciones más recientes sugieren que las personas con depresión y ansiedad tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Un artículo de revisión de 2010 informa que las personas que experimentan depresión, ansiedad, estrés o una combinación de estas afecciones tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes.

Los científicos descubrieron que varios factores estresantes pueden aumentar el riesgo de que una persona desarrolle diabetes, entre ellos:

  • sucesos estresantes de la vida o experiencias traumáticas
  • estrés emocional general
  • ira y hostilidad
  • estrés laboral
  • sueño angustiado

Investigadores de la Universidad de Amsterdam en los Países Bajos han sugerido posibles explicaciones de cómo los diferentes tipos de estrés pueden dar lugar a la diabetes. Estos incluyen factores de estilo de vida, efectos sobre los niveles hormonales y efectos sobre el sistema inmunológico.

Estas explicaciones de cómo el estrés afecta la diabetes son solo teorías. Algunos investigadores incluso han encontrado evidencia contradictoria de que la diabetes y el estrés están relacionados. Por estas razones, los investigadores deben continuar estudiando estas dos condiciones para determinar si están relacionadas y cómo.

Proporcionamos más detalles de estos tres factores en las secciones siguientes:

El estrés afecta los factores del estilo de vida

Los altos niveles de estrés pueden hacer que una persona adopte hábitos de vida poco saludables. Estos hábitos de estilo de vida pueden aumentar el riesgo de que una persona desarrolle diabetes. Incluyen:

  • comer una dieta de mala calidad
  • niveles bajos de ejercicio
  • de fumar
  • consumo excesivo de alcohol

El estrés afecta las hormonas

Otra explicación es que el estrés emocional puede afectar los niveles hormonales de una persona, alterando potencialmente el funcionamiento de la insulina.

El estrés puede activar el eje suprarrenal hipotalámico pituitario y el sistema nervioso simpático. Esto puede provocar cambios hormonales, como niveles más altos de cortisol y niveles más bajos de hormonas sexuales. Los niveles de estas hormonas afectan los niveles de insulina.

El cortisol se conoce comúnmente como la hormona del estrés. También puede estimular la producción de glucosa en el cuerpo y elevar el nivel de azúcar en sangre de una persona.

Las personas con niveles hormonales anormales pueden notar un aumento en la proporción cintura-cadera. Una relación cintura-cadera aumentada significa que el tamaño de la cintura se vuelve más grande que las caderas. Este es un factor de riesgo importante para la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

El estrés afecta el sistema inmunológico

El estrés crónico también puede afectar el sistema inmunológico.

En un estudio, los investigadores notaron que una respuesta particular del sistema inmunológico al estrés crónico es una respuesta similar a una que está involucrada en el desarrollo de la diabetes tipo 2.

¿Cómo puedo saber si el estrés está afectando mis niveles de azúcar en sangre?

Para determinar si los eventos estresantes están causando un aumento en el azúcar en sangre, las personas pueden medir su glucosa en sangre a lo largo del día. Deben notar cómo se sienten y cuándo comieron por última vez.

Luego, las personas pueden mostrar sus lecturas a su médico para que las analice.

Si el médico nota que el estrés puede estar afectando el azúcar en sangre, puede explorar diferentes técnicas para ayudar a una persona a controlar sus niveles de estrés.

Reducir los niveles de estrés

Una persona que se siente estresada puede encontrar beneficiosas las técnicas de atención plena.

La Asociación Estadounidense de Diabetes recomienda que las personas con diabetes se ocupen de su mente tanto como de su cuerpo.

El estrés puede contribuir a la diabetes y ser una consecuencia de ella. Sin embargo, existen muchas formas efectivas de aliviar el estrés.

La estrategia que funcione mejor para una persona puede ser diferente para la siguiente. Explorar diferentes opciones puede ayudar a una persona a encontrar la estrategia que mejor se adapte a sus necesidades.

Un estudio de 2018 que tuvo lugar en una clínica en Irán encontró que participar en un entrenamiento de manejo del estrés relacionado con las relaciones sociales podría mejorar el control del azúcar en la sangre en personas con diabetes. Las técnicas de manejo del estrés pueden ayudar a las personas a controlar sus niveles de hemoglobina glucosilada.

Los médicos utilizan los niveles de hemoglobina glucosilada para evaluar el control del azúcar en sangre de una persona durante los últimos 3 meses. Mejorar la hemoglobina glucosilada reducirá el riesgo de sufrir complicaciones relacionadas con la diabetes.

Las personas con diabetes y estrés pueden tener niveles más bajos de hemoglobina glucosilada si practican técnicas que reducen el estrés. Las estrategias que aumentan su autoeficacia de afrontamiento y su apoyo social percibido pueden ser efectivas. A continuación se muestran algunos ejemplos para probar:

Consciencia

Los investigadores han estudiado técnicas de reducción del estrés basadas en la atención plena en personas que viven con diabetes.

En un estudio de 2018, 29 personas con diabetes recibieron sesiones de atención plena y educación, mientras que 30 personas en el grupo de control no lo hicieron. Las personas que recibieron la capacitación tuvieron mejoras significativas en sus resultados de salud mental y medidas de control de la diabetes, incluida la glucosa en sangre en ayunas y la hemoglobina glucosilada.

Manejar la ira

Las personas con diabetes que se sienten enojadas deben tratar de averiguar por qué se sienten así.

Comprender la causa del enojo es un paso en la dirección correcta para resolver el problema. La Asociación Estadounidense de Diabetes brinda los siguientes consejos para controlar los sentimientos de enojo:

  • Respire o respire profundamente varias veces, si es necesario.
  • Beber agua.
  • Siéntate.
  • Reclinarse.
  • Sacude los brazos sueltos.
  • Intenta silenciar la mente.
  • Dar un paseo.

Estrategias de reducción del estrés

El ejercicio regular es una forma eficaz de reducir el estrés.

La Asociación Americana de Psicología recomienda las siguientes estrategias de reducción del estrés:

  • Intente tomar un breve descanso del factor estresante, que podría ser un gran proyecto o una factura de tarjeta de crédito en aumento, por ejemplo.
  • Haga ejercicio con la mayor frecuencia posible, como caminar, correr o nadar durante 20 minutos.
  • Sonríe y ríe para liberar el estrés de los músculos de la cara.
  • Busque el apoyo social de un amigo o familiar.
  • Prueba la meditación o la atención plena.

Resumen

Los investigadores sugieren que el estrés puede contribuir y ser una consecuencia de la diabetes. Las personas que están estresadas pueden tener niveles más altos de ciertas hormonas que pueden afectar el funcionamiento de la insulina.

Los altos niveles de estrés también pueden llevar a hábitos de vida poco saludables, lo que a su vez puede aumentar el riesgo de que una persona desarrolle diabetes.

Aunque los investigadores tienen muchas teorías sobre cómo se relacionan la diabetes y el estrés, las vías reales que conectan las dos condiciones siguen siendo desconocidas.

Es posible que las personas con diabetes deseen buscar ayuda para reducir su estrés. Los investigadores han estudiado diferentes técnicas y muchos están de acuerdo en que la reducción del estrés tiene efectos positivos sobre el control de la glucosa en sangre.

Si las técnicas de manejo del estrés no son efectivas, o si una persona comienza a mostrar signos de depresión, debe consultar a un médico. Un psicoterapeuta o un consejero pueden ayudar a las personas a controlar su estado de ánimo.

Las técnicas de reducción del estrés pueden funcionar para algunas personas pero no para otras. El estrés también puede tener efectos diferentes en cada persona. Si una persona vive con diabetes y estrés crónico, puede explorar diferentes estrategias para aliviar el estrés y ayudar a controlar el azúcar en la sangre.

none:  menopausia cáncer de cuello uterino - vacuna contra el virus del papiloma humano estreñimiento