¿Cómo afecta el queso a los niveles de colesterol?

El queso y otros productos lácteos se encuentran entre los alimentos con mayor probabilidad de elevar el nivel de colesterol de una persona. La magnitud del aumento dependerá del tipo de queso.

Sin embargo, el queso también ofrece algunos beneficios nutricionales, ya que contiene calcio y vitaminas. Al elegir quesos bajos en grasa y limitarse a cantidades moderadas, las personas pueden seguir comiendo queso como parte de una dieta saludable.

En este artículo, analizamos cómo el consumo de queso puede afectar los niveles de colesterol de una persona y qué tipos de queso son los mejores.

¿Cuánto colesterol hay en el queso?

Al igual que otros productos lácteos y muchos alimentos de origen animal, la mayoría de los tipos de queso tienen un alto contenido de colesterol y grasas saturadas. El contenido de colesterol y grasas saturadas varía según el tipo de queso.

La siguiente tabla proporciona las cantidades totales de grasas saturadas y colesterol que contienen determinados quesos, según la base de datos de composición de alimentos del USDA:

Tipo de quesoMediciónGrasa saturada (g)Colesterol (mg)queso Cheddar1 taza24.9131suizo1 taza24.1123Crema de queso americano1 taza18.777Queso Mozzarella1 taza15.688parmesano1 taza15.486Ricotta, leche entera1 taza8.061Ricotta, semidescremada1 taza6.138Crema1 cucharada2.915Crema de cabaña4 onzas1.919Cabaña baja en grasas, 2%4 onzas1.414Sin grasa o sin grasa1 porcion05

Como muestra la tabla, los quesos bajos en grasa y reducidos en grasa tienen un contenido de grasa mucho menor.

Cualquiera que esté preocupado por su nivel de colesterol debe revisar las etiquetas nutricionales antes de comprar alimentos, ya que el contenido nutricional variará entre productos y marcas.

Es importante tener en cuenta el tamaño de la porción, ya que comer más del tamaño de la porción en la etiqueta nutricional aumentará la ingesta de cada nutriente, incluidas las grasas saturadas.

¿El queso eleva los niveles de colesterol?

La grasa saturada del queso puede elevar los niveles de colesterol.

Según el Instituto Nacional del Cáncer, el queso es la principal fuente de grasa que aumenta el colesterol en la dieta estadounidense.

El queso tiene un alto contenido de colesterol, pero, de acuerdo con las Pautas Dietéticas del USDA de 2015, no existe un vínculo claro entre los alimentos ricos en colesterol que come una persona y sus niveles de colesterol en sangre.

En cambio, es la grasa saturada en el queso la responsable de elevar los niveles de colesterol.

Sin embargo, la investigación es mixta. Un estudio de 2015 no encontró relación entre comer productos lácteos y enfermedades cardíacas después de los 55 años. De hecho, este estudio encontró que las personas que consumían productos lácteos con alto contenido de grasa tenían menos probabilidades de morir de un derrame cerebral.

Un estudio a pequeña escala de 2015 comparó a las personas que comieron un queso bajo en grasa o un queso tipo Gouda con un grupo de control que limitó la ingesta de queso durante 8 semanas. Los investigadores no encontraron diferencias entre los niveles de colesterol en sangre de los grupos.

Un estudio de 2017 encontró una relación complicada entre el consumo de lácteos y los factores de riesgo para la salud.

Si bien el queso puede contribuir a elevar los niveles de colesterol, con moderación se puede incluir como parte de una dieta variada y saludable. Es posible que una persona desee hablar con un dietista sobre cómo sus elecciones dietéticas pueden afectar sus niveles de colesterol.

¿Debería evitar el queso si tiene el colesterol alto?

Debido a que la investigación es mixta, no es posible hacer una recomendación general de que las personas con colesterol alto deban abstenerse de comer queso.

En cambio, es fundamental considerar la dieta como un todo. Otros alimentos pueden reducir o aumentar el colesterol cuando las personas los comen con queso.

Por ejemplo, una dieta alta en carbohidratos puede aumentar los factores de riesgo cardiovascular, incluido el colesterol, en personas que consumen productos lácteos enteros como el queso.

El colesterol no es el único factor a considerar al comer queso. La mayoría de los quesos tienen un alto contenido de sodio, lo que puede elevar la presión arterial. El queso también es un alimento rico en grasas, por lo que las personas que están tratando de perder peso pueden querer reducir su consumo de queso.

Las personas que quieren comer queso pueden necesitar hacer otros ajustes en su dieta, como reducir el sodio que obtienen de los alimentos procesados ​​o reducir la carne roja.

Un médico o dietista puede ayudar a crear un plan de dieta que consista en comidas que tengan buen sabor, que funcionen bien con el estilo de vida de una persona y reduzcan el riesgo de problemas cardíacos.

Entendiendo el colesterol

El colesterol alto puede causar aterosclerosis.

El colesterol es una sustancia cerosa que está presente en muchos alimentos, incluidos los productos lácteos y la carne. El cuerpo también produce colesterol en el hígado.

El cuerpo necesita algo de colesterol para funcionar, pero si se acumula demasiado colesterol en la sangre, puede obstruir las arterias, elevar la presión arterial y aumentar el riesgo de que las personas sufran un ataque cardíaco y otras afecciones cardíacas.

Hay dos tipos de colesterol en la sangre. Las partículas de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL) son más grandes y, en ocasiones, se las denomina colesterol "bueno". El colesterol HDL puede ayudar a eliminar el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL) o colesterol "malo".

Una persona que tiene un colesterol HDL alto y un colesterol LDL bajo tendrá un riesgo menor de enfermedad cardíaca.

En 2015, el Comité Asesor de Guías Alimentarias cambió su recomendación para la ingesta de colesterol, afirmando que "el colesterol no se considera un nutriente de preocupación por el consumo excesivo". Entonces, en lugar de concentrarse en limitar la ingesta de colesterol a un número específico, es importante cultivar un estilo de vida saludable y comer una amplia variedad de alimentos.

Muchos factores junto con la dieta pueden afectar los niveles de colesterol en sangre de una persona. Estos incluyen sobrepeso, antecedentes familiares de enfermedades cardíacas y colesterol alto, tabaquismo y un estilo de vida sedentario. Esto significa que es mejor concentrarse en cultivar un estilo de vida saludable en lugar de simplemente reducir la ingesta de colesterol.

Resumen

Las personas con colesterol alto, enfermedad de las arterias coronarias y otros factores de riesgo para la salud del corazón deben hablar sobre su dieta y estilo de vida con un médico y posiblemente con un dietista que se especialice en la salud del corazón.

Una amplia gama de factores individuales pueden afectar los niveles de colesterol en sangre y la salud del corazón. Por ejemplo, una persona que come una dieta saludable en general puede experimentar menos efectos sobre la salud por comer queso que alguien que come otros alimentos con alto contenido de grasas saturadas o trans.

El queso puede ofrecer beneficios para la salud debido al calcio y las vitaminas que contiene, pero también presenta algunos riesgos. Como ocurre con la mayoría de los demás alimentos, es mejor consumirlo con moderación.

Es posible que el queso forme parte de una dieta saludable para el corazón, incluso para las personas con enfermedades cardíacas, si la dieta consiste principalmente en alimentos bajos en calorías, incluida una variedad de frutas y verduras.

none:  it - internet - correo electrónico distrofia muscular - als esclerosis múltiple