¿Es seguro para una persona con diabetes comer dulces?

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compra a través de los enlaces de esta página, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.

La diabetes es una afección crónica que hace que los niveles de glucosa en sangre de una persona aumenten demasiado. Las personas con diabetes a menudo necesitan controlar cuidadosamente su dieta. Sin embargo, la incorporación ocasional de golosinas dulces en una dieta saludable aún puede estar bien.

Monitorear cuidadosamente la ingesta de carbohidratos y azúcar es vital cuando se maneja la diabetes debido a su impacto potencial en los niveles de glucosa o azúcar en sangre. Como resultado, existe la idea errónea de que las personas con diabetes deben evitar todos los dulces y alimentos azucarados.

Sin embargo, todavía es posible comer dulces, chocolate o alimentos azucarados, siempre que sea parte de un plan de dieta saludable.

En este artículo, analizamos el consumo de dulces como parte de una dieta saludable, los tipos de azúcares y sustitutos del azúcar, y cómo leer la etiqueta nutricional en el empaque de los alimentos.

Diabetes, dulces y dieta

Las personas con diabetes deben considerar los alimentos azucarados como un placer y comerlos en pequeñas porciones.

La cantidad de carbohidratos y azúcares que puede comer una persona con diabetes depende de factores, que incluyen:

  • sus niveles de actividad
  • si están tratando de perder peso o mantener un peso saludable
  • si están tratando de reducir sus niveles de glucosa en sangre

Un médico o dietista puede ayudar a las personas a establecer metas personales y aconsejarles sobre un plan de dieta que se adapte a sus necesidades.

Según la Asociación Estadounidense de Diabetes, las personas con diabetes aún pueden consumir dulces, chocolate u otros alimentos azucarados siempre que los consuman como parte de un plan de alimentación saludable o combinen con ejercicio.

Consideran un plan de alimentación saludable para:

  • tienen grasas saturadas limitadas
  • contienen cantidades moderadas de sal y azúcar
  • incluir proteínas magras, verduras sin almidón, cereales integrales, frutas y grasas saludables

Sin embargo, es mejor guardar los alimentos azucarados para un capricho ocasional y disfrutarlos en porciones pequeñas.

Al elegir cualquier alimento, es esencial que una persona con diabetes comprenda cómo puede afectar sus niveles de glucosa en sangre. Saber cómo leer las etiquetas nutricionales en los envases de los alimentos puede facilitar esta tarea.

Muchos alimentos afirman ser "sin azúcar" o "sin azúcar añadido". Sin embargo, estos alimentos aún pueden contener calorías y tipos de carbohidratos que pueden afectar los niveles de azúcar en sangre de una persona.

Tipos de azucar

Hay tres tipos principales de carbohidratos:

  • carbohidratos simples o azúcares simples
  • carbohidratos complejos o almidones
  • fibra, que proviene de alimentos vegetales y en su mayoría no es digerible

Tanto los azúcares naturales como los añadidos están presentes en los alimentos. Los ejemplos de azúcares naturales incluyen:

  • fructosa, que se encuentra en frutas
  • lactosa, que se encuentra en los productos lácteos

Los fabricantes utilizan más de 60 nombres diferentes para el azúcar añadido en la lista de ingredientes de las etiquetas de los alimentos. Algunos nombres comunes incluyen:

  • sacarosa, también conocida como azúcar de mesa
  • jarabe de maíz con alta fructuosa
  • jarabe de maíz
  • jarabe de arroz integral
  • néctar de agave
  • cariño
  • miel de maple
  • maltosa
  • dextrosa
  • jarabe de malta
  • glucosa
  • maltodextrina
  • malta de cebada
  • azúcar de remolacha

Cuando una persona come, su sistema digestivo descompone los carbohidratos de los alimentos en glucosa, que es un azúcar simple. Luego, el cuerpo absorbe esta glucosa en el torrente sanguíneo.

La glucosa es la principal fuente de energía del cuerpo. Una hormona llamada insulina instruye a las células a absorber glucosa de la sangre.

Las personas con diabetes no producen suficiente insulina o sus células no responden adecuadamente a la hormona. Esto hace que los niveles de glucosa en sangre sean demasiado altos.

Los azúcares simples tienden a elevar los niveles de glucosa en sangre más rápido y más alto que los carbohidratos complejos, como el trigo integral y la avena.

Descubra aquí cuánta azúcar es seguro comer en un día.

Sustitutos del azúcar

Los edulcorantes artificiales pueden contener calorías y carbohidratos.

Los sustitutos del azúcar son alternativas bajas en calorías o sin calorías al azúcar que generalmente tienen menos impacto en los niveles de glucosa en sangre de una persona.

Los fabricantes comúnmente los agregan a muchos alimentos, especialmente a los productos que describen como "bajo en azúcar", "bajo contenido de azúcar", "dieta" o "bajo en calorías". Sin embargo, otros ingredientes de estos productos aún pueden agregar calorías o carbohidratos a la ingesta total.

Antes de comprar un producto con bajo contenido de azúcar, es importante verificar los detalles nutricionales en la etiqueta.

Los sustitutos del azúcar también pueden hacer que una persona ingiera una gran cantidad de alimentos más adelante. También pueden alterar el sentido del gusto de una persona, haciendo que los alimentos naturalmente dulces sean menos apetitosos.

Los siguientes son sustitutos comunes del azúcar.

Edulcorantes artificiales

Los edulcorantes artificiales, también conocidos como edulcorantes no nutritivos, son sustitutos del azúcar sintéticos que normalmente contienen cero o muy pocas calorías.

Según la Asociación Estadounidense de Diabetes, la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA) ha aprobado seis edulcorantes artificiales:

  • aspartamo
  • acesulfamo de potasio o acesulfamo k
  • sacarina
  • sucralosa
  • neotame
  • Ventaja

Las personas también pueden comprar muchos de estos edulcorantes artificiales para usarlos como sustitutos del azúcar de mesa o para cocinar y hornear.

Alcoholes de azúcar

Los alcoholes de azúcar son un tipo de carbohidrato que se encuentra naturalmente en las plantas. Sin embargo, los fabricantes deben procesarlos antes de usarlos en alimentos como edulcorantes.

Los alcoholes de azúcar tienen menos calorías que el azúcar regular, pero aún pueden aumentar los niveles de glucosa en sangre de una persona.

Los alcoholes de azúcar comunes incluyen:

  • sorbitol
  • manitol
  • xilitol
  • eritritol
  • maltitol
  • isomalt
  • lactitol

En algunas personas, los alcoholes de azúcar pueden tener un efecto laxante, lo que puede provocar diarrea y gases.

Obtenga más información sobre los beneficios y riesgos de los alcoholes de azúcar aquí.

Stevia

La stevia es un edulcorante "generalmente reconocido como seguro" o GRAS.

Sin embargo, los fabricantes deben extraer y purificar el edulcorante del Stevia rebaudiana planta mediante un proceso químico. La stevia también se conoce como rebaudiósido A, Reb-A o rebiana.

La stevia no contiene azúcar ni calorías, y los fabricantes la agregan a muchos alimentos y bebidas diferentes como sustituto del azúcar. Estos productos pueden describirse a sí mismos como "endulzados naturalmente". La stevia también está disponible como edulcorante de mesa.

Los edulcorantes de stevia están disponibles para comprar en línea.

Fruta del monje

La fruta del monje, o luo han guo, es una planta originaria del sudeste asiático. El jugo de la fruta del monje es extremadamente dulce, entre 150 y 250 veces más dulce que el azúcar de mesa. Los fabricantes lo agregan a una variedad de alimentos y bebidas como sustituto del azúcar.

De manera similar a la Stevia, el extracto de fruta de monje es un edulcorante GRAS, no contiene azúcar ni calorías, y los productos que lo contienen tienen permiso para describirse a sí mismos como "endulzados naturalmente". La fruta del monje también está disponible como edulcorante de mesa.

Los edulcorantes de frutas Monk están disponibles para comprar en línea.

Leer una etiqueta nutricional

En los EE. UU., Todos los alimentos y bebidas envasados ​​tienen una etiqueta de información nutricional.

Saber cómo leer esta etiqueta puede ayudar a las personas a determinar el impacto potencial que los alimentos o bebidas pueden tener en sus niveles de glucosa en sangre.

A menudo hay una gran cantidad de información en una etiqueta de información nutricional, pero los tres números más importantes son:

  • tamaño de la porción
  • carbohidratos totales
  • calorías

Discutimos cada uno de estos a continuación.

Si un producto alimenticio contiene edulcorantes artificiales u otros sustitutos del azúcar, el fabricante incluirá una lista de ingredientes directamente debajo del cuadro de información nutricional.

Tamaño de la porción

La primera cifra que se debe observar en una etiqueta de información nutricional es el tamaño de la porción. Los fabricantes basan el resto de la información en una porción del alimento.

Por ejemplo, una caja de galletas saladas puede incluir 10 galletas en una porción. Entonces, si alguien come 20 galletas, consumirá el doble de calorías y carbohidratos indicados en la caja.

Los fabricantes basan el tamaño de la porción en medidas domésticas comunes que son apropiadas para el alimento, tales como:

  • tazas
  • cucharadas
  • piezas
  • rodajas
  • frascos

La etiqueta también incluirá siempre el tamaño de la porción en gramos (g) y la cantidad de porciones por envase.

Calorías

Una etiqueta de información nutricional también informará al cliente sobre la cantidad total de calorías en una porción. Estas calorías provienen de todas las fuentes, incluidas las grasas, los carbohidratos, las proteínas y el alcohol.

Conocer la ingesta diaria de calorías puede ser importante para las personas que desean perder peso o mantener un peso saludable. Para perder peso, las personas necesitan comer menos calorías de las que queman. Pueden lograrlo realizando actividad física y ejercicio para activar los procesos metabólicos.

Cualquiera que desee perder peso debe hablar con un médico o dietista para que le aconseje un plan de dieta.

Carbohidratos totales

La cifra de carbohidratos totales indica la cantidad de carbohidratos en gramos que contiene una porción. Este número incluye azúcar, carbohidratos complejos y fibra.

Para las personas con diabetes, es fundamental considerar la cantidad total de carbohidratos y no solo el azúcar. Todos los tipos de carbohidratos pueden afectar los niveles de glucosa en sangre.

Un educador en diabetes, dietista o diabetólogo creará un plan de dieta individualizado como parte del manejo de la glucosa. El plan restringe la ingesta de carbohidratos para mantener el nivel de azúcar en sangre dentro de un rango normal.

La ADA no sugiere una cantidad específica de carbohidratos para las personas con diabetes. En cambio, las personas deben seguir de cerca el plan de dieta de su médico.

Algunos alimentos pueden contener poco o nada de azúcar, pero muchos carbohidratos. Con solo mirar la cantidad de azúcar en una etiqueta, una persona puede terminar subestimando el impacto potencial del alimento en su glucosa en sangre.

Los fabricantes de alimentos a veces también utilizan términos como "carbohidratos netos", "carbohidratos de impacto" o "carbohidratos digeribles" en sus envases.

La FDA y la Asociación Estadounidense de Diabetes no reconocen estos términos. Pueden ser engañosos sobre el total de carbohidratos en un producto.

Los fabricantes suelen calcular estas cifras restando la cantidad de azúcar, alcohol y fibra del total de carbohidratos. Sin embargo, este método puede dar la impresión de que el producto tiene menos carbohidratos que los que tiene.

Las personas con diabetes siempre deben tener en cuenta la cantidad de carbohidratos totales al decidir si comer o no un alimento en particular.

Quitar

Las personas con diabetes pueden consumir dulces y otros alimentos azucarados como parte de un plan de alimentación saludable o cuando se combinan con ejercicio. Sin embargo, es mejor disfrutar de los dulces en pequeñas porciones como un regalo ocasional.

Al elegir cualquier alimento, es importante leer la etiqueta nutricional y tener en cuenta cómo la cantidad de carbohidratos totales puede afectar los niveles de azúcar en sangre de una persona.

none:  salud pública colesterol huesos - ortopedia