Los seis mejores tratamientos caseros para pieles grasas

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compra a través de los enlaces de esta página, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.

La piel grasa ocurre cuando las glándulas sebáceas de la piel producen demasiado sebo. El sebo es la sustancia aceitosa y cerosa que protege e hidrata la piel.

El sebo es vital para mantener la piel sana. Sin embargo, demasiado sebo puede provocar piel grasa, poros obstruidos y acné. El manejo de la piel grasa a menudo requiere que una persona adopte el hábito del cuidado regular de la piel.

En este artículo, hablamos de seis formas en que una persona puede reducir los síntomas de la piel grasa sin medicamentos recetados.

Tratamiento

1. Lávese con regularidad

Lavarse con agua tibia y un jabón suave puede reducir la cantidad de grasa en la piel.

Lavarse con regularidad puede reducir la cantidad de grasa en la piel. Se recomiendan los siguientes métodos para lavar la piel grasa:

  • Lávese con un jabón suave y agua tibia.
  • Evite los jabones con fragancias, humectantes añadidos o productos químicos agresivos, que pueden irritar o secar la piel y hacer que responda creando más sebo.
  • Evite las esponjas vegetales y las toallitas ásperas, ya que la fricción adicional puede estimular la piel para producir más grasa.

Si esto no es efectivo, algunos productos medicinales para el cuidado del acné pueden ayudar. Estos productos contienen ácidos que pueden combatir la piel grasa, como:

  • ácido salicílico
  • ácido glicólico
  • beta-hidroxiácido
  • peróxido de benzoilo

Estos ácidos pueden irritar algunos tipos de piel. Al comenzar un nuevo producto, úselo primero en un área pequeña de la piel para ver cómo reacciona el cuerpo.

Elegir los limpiadores faciales adecuados puede funcionar bien para algunas personas. Un estudio de 2015 descubrió que un limpiador facial suave elaborado con laureth carboxilato de sodio y alquilcarboxilatos fue eficaz para combatir el acné facial moderado, aunque aumentó la producción de sebo en algunas áreas de la cara.

Para muchas personas que simplemente tienen piel grasa y no acné vulgar, el jabón de glicerina sin fragancia y el agua caliente pueden ser la solución.

Una gama de limpiadores faciales está disponible para su compra en línea.

2. Usa un tóner

Los tónicos astringentes que contienen alcohol tienden a secar la piel. Sin embargo, según un estudio de 2014, los astringentes naturales, como el hamamelis, pueden tener propiedades calmantes para la piel.

El hamamelis tiene un alto contenido en taninos que lo convierte en un astringente y antiinflamatorio natural. Muchas personas con piel grasa usan hamamelis como único tónico.

En algunas personas, los tónicos astringentes naturales pueden hacer que los poros dilatados parezcan más pequeños y eliminar pequeñas partículas de producto o maquillaje que podrían obstruir los poros.

Sin embargo, es posible que estos productos no funcionen para todos. Algunas personas pueden sentir hormigueo o picazón en la cara cuando usan tónicos astringentes. Si esto sucede, puede ser un signo de irritación que podría conducir a una mayor producción de sebo.

Las personas deben probar cualquier tóner nuevo en un pequeño parche de piel para evitar una posible irritación.

Hay una gama de tóners disponible para su compra en línea.

3. Seque la cara con palmaditas

Al secarse la cara después de lavarse y usar tóner, las personas deben secarse la piel con palmaditas suaves con una toalla suave.

Sin embargo, esto debe hacerse con cuidado. No se recomienda tirar de la piel con una toalla o usar una toallita áspera, ya que puede estimular la piel para crear más sebo.

4. Use papeles secantes y almohadillas medicinales.

Muchas empresas fabrican papeles secantes, que son papeles absorbentes especialmente diseñados que extraen la grasa de la piel.

Los papeles secantes no tratan la producción de sebo en la piel, pero pueden usarse para quitar el exceso de grasa de la piel durante el día y hacer que parezca menos brillante.

Una persona también podría probar almohadillas de tela medicadas con ingredientes limpiadores familiares, como ácido salicílico o ácido glicólico. Estos pueden ayudar a eliminar el exceso de grasa durante el día, mientras limpian los poros y la piel.

Los papeles secantes están disponibles para su compra en línea.

5. Use una mascarilla facial

Algunas mascarillas faciales pueden resultar beneficiosas para el tratamiento de la piel grasa. Estos pueden contener ingredientes como:

  • Arcilla. Las mascarillas que contienen minerales como la esmectita o la bentonita pueden absorber aceites y reducir el brillo de la piel y los niveles de sebo sin irritar la piel. Úselos solo ocasionalmente para evitar que la piel se seque y luego aplique una crema hidratante suave.
  • Cariño. Un estudio de 2011 informa que la miel cruda natural tiene cualidades antibacterianas y antisépticas. Una mascarilla de miel de 10 minutos puede reducir el acné y la piel grasa mientras mantiene la piel suave.
  • Avena. Las mascarillas que contienen avena coloidal pueden ayudar a limpiar la piel, como se sugirió en un estudio de 2014. La avena contiene saponinas limpiadoras suaves, antioxidantes y compuestos antiinflamatorios que podrían aliviar la piel irritada.

Las mascarillas faciales para pieles grasas están disponibles para su compra en línea.

6. Aplicar humectantes

Los humectantes pueden beneficiar la piel si se utilizan los adecuados.

Si bien muchas personas con piel grasa evitan los humectantes por temor a que su piel se vea más grasosa, usar los humectantes adecuados puede beneficiar a este tipo de piel.

Para las personas con piel muy grasa, un humectante sin aceite podría ayudar a mantener la piel húmeda y protegida, sin que se sienta grasosa.

Un estudio de 2014 sugiere que el aloe vera podría ser un buen humectante para tratar el acné y la piel grasa.

Ciertos compuestos del aloe vera pueden tener un efecto calmante natural sobre la piel. El estudio señaló que un producto debe tener al menos un 10 por ciento de aloe para ser un humectante eficaz.

Algunas personas optan por usar gel de aloe puro para hidratar, pero deben estar al tanto de los ingredientes ocultos, especialmente el alcohol desnaturalizado, que pueden resecar e irritar la piel.

El gel de aloe vera está disponible para su compra en línea.

Prevención

La piel grasa ligada a la genética puede ser difícil de prevenir. Incluso la piel grasa causada por cambios hormonales es difícil de controlar.

La mejor prevención para la piel grasa es que una persona encuentre una rutina de cuidado de la piel consistente que funcione y la cumpla.

Cuando surge la piel grasa, puede resultar tentador ocultarla con maquillaje. Sin embargo, ciertos productos, en particular los productos a base de aceite, podrían empeorar los síntomas u obstruir los poros.

El maquillaje a base de agua puede ser una mejor opción para algunos, mientras que otros encuentran que no usar maquillaje funciona mejor para su piel.

Muchas personas también dicen que su dieta es lo que evita que su piel se eche a perder. Puede ser útil mantenerse hidratado, evitar los alimentos grasos y las grasas trans, y llevar una dieta equilibrada llena de alimentos integrales.

Síntomas

Los síntomas de la piel grasa pueden incluir una apariencia brillante, poros obstruidos, granos o piel que se ve áspera.

La piel grasa afecta con frecuencia al rostro. Los síntomas de la piel grasa incluyen:

  • una apariencia brillante o grasosa
  • poros muy grandes u obvios en la piel
  • piel que se ve gruesa o áspera
  • espinillas ocasionales o persistentes
  • poros obstruidos y puntos negros

Las personas con piel grasa pueden tener problemas para encontrar un maquillaje que se adapte a su piel, ya que el maquillaje puede mezclarse con el sebo, dándole una consistencia diferente.

Los síntomas de la piel grasa y su gravedad varían de una persona a otra. La genética puede influir en la grasa de la piel.

Los cambios hormonales o los niveles de alto estrés también pueden aumentar la producción de sebo graso por parte del cuerpo.

panorama

Muchos remedios caseros para la piel grasa no están bien investigados, aunque hay algunos que la evidencia científica sugiere que pueden ser efectivos.

La prueba definitiva de eficacia es una experiencia personal. Una persona debe encontrar una rutina que funcione para ellos y seguirla.

El mejor curso de acción puede ser consultar a un dermatólogo y trabajar con él para tomar nota de las actividades diarias y los factores que podrían causar piel grasa.

Es esencial probar primero cualquier producto o método en un pequeño parche de piel para notar cualquier reacción de la piel. Si la piel reacciona mal a un determinado producto, no se debe volver a usar y las personas deben consultar a un dermatólogo para conocer otras opciones.

Una persona con acné severo y síntomas de piel grasa debe consultar a un dermatólogo para conocer la mejor manera de proteger la piel y prevenir complicaciones graves o cicatrices.

none:  paternidad disfunción-eréctil - eyaculación-precoz cáncer de mama