¿Cuáles son algunos alimentos inocuos para la piel?

Hay una gran cantidad de productos para el cuidado de la piel en el mercado, pero el secreto para una piel sana puede estar en la dieta de una persona.

Muchos alimentos que benefician a la piel contienen:

  • ácidos grasos omega-3
  • ácidos grasos omega-6
  • vitamina E
  • antioxidantes

La investigación sugiere que estos y otros nutrientes y compuestos en ciertos alimentos pueden beneficiar la piel. Además, la hidratación es tan importante para la salud de la piel como para el resto del cuerpo.

Si bien los productos externos pueden ayudar a tratar afecciones como el acné, la dieta puede desempeñar un papel directo en la nutrición de la piel y su mantenimiento.

1. Pescado graso

Los alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 pueden beneficiar la piel.

Algunas personas con problemas de piel se mantienen alejadas de los alimentos grasos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todas las grasas son iguales.

Los pescados grasos de agua fría, incluidos el arenque, las sardinas y el salmón, pueden beneficiar la piel, ya que son fuentes abundantes de ácidos grasos omega-3.

Los autores de un estudio de 2016 encontraron "evidencia considerable" de que los ácidos grasos omega-3 ayudan a reducir el riesgo de cánceres de piel no melanoma, especialmente en las personas que tienen los mayores riesgos.

Los investigadores encontraron que los ácidos reducen el daño de la radiación ultravioleta (UV) y los marcadores de inflamación e inmunosupresión en la piel. Una dieta rica en ácidos omega-3 puede, por lo tanto, ayudar a reducir los síntomas inflamatorios y hacer que la piel sea menos reactiva a los rayos ultravioleta del sol.

Los pescados grasos también proporcionan vitamina E, un antioxidante fundamental. La vitamina E protege la piel de la inflamación y los radicales libres dañinos.

2. Nueces

Los frutos secos pueden proporcionar los mismos beneficios que los pescados grasos, lo que los convierte en una gran adición a la dieta, especialmente para veganos y vegetarianos.

Las nueces se encuentran entre las fuentes más ricas de ácidos grasos insaturados omega-3 y omega-6, según una revisión publicada en 2012.

Los autores también estimaron que entre el 95 y el 99 por ciento de la población consume menos ácidos grasos omega-3 de los necesarios para una buena salud.

Mantener un equilibrio entre estos dos ácidos grasos es fundamental. Una dieta occidental típica contiene niveles excesivos de grasas omega-6, que pueden causar inflamación y empeorar las afecciones inflamatorias de la piel, como el eccema o la psoriasis.

3. Almendras

Las almendras son ricas en ácidos grasos insaturados y son una fuente particularmente buena de vitamina E.

Muchas semillas son fuentes ricas en antioxidantes y ácidos grasos insaturados que pueden ayudar a promover una piel sana.

4. Semillas de girasol

Al igual que las nueces, las semillas de girasol son ricas en aceites grasos protectores.

Según cifras del Departamento de Agricultura de EE. UU., Las semillas de girasol también contienen cantidades sustanciales de zinc y vitamina E. Ambos pueden ayudar a proteger las células de la piel.

5. Semillas de lino

Las semillas de lino son ricas en un ácido graso omega-3 llamado ácido alfa-linolénico (ALA).

Moler semillas de lino frescas en un batido o en una ensalada puede ser una forma sencilla de agregar más grasas omega-3 a la dieta y mantener la piel con un aspecto saludable.

Los autores de un estudio de 2011 encontraron que las participantes femeninas con piel sensible que tomaron un suplemento de aceite de linaza durante 12 semanas experimentaron:

  • sensibilidad cutánea reducida
  • rugosidad reducida
  • escala reducida
  • mayor hidratación
  • piel más suave

6. Soja

El tofu, elaborado con soja, puede ayudar a mejorar la elasticidad de la piel.

La soja contiene compuestos llamados isoflavonas, que pueden desempeñar un papel importante en la protección de la piel, especialmente en las mujeres.

Los autores de una revisión de 2017 citan hallazgos que sugieren que las participantes de mediana edad que consumían más de las isoflavonas específicas que se encuentran en la soja tenían menos arrugas finas y más elasticidad de la piel.

Los autores concluyeron que estas isoflavonas pueden tener un efecto más significativo durante la menopausia, cuando los niveles reducidos de estrógeno hacen que la elasticidad de la piel disminuya.

7. Aguacates

Los aguacates son ricos en grasas saludables y vitamina E, que apoyan la salud de la piel.

Las grasas de los aguacates son grasas esenciales, que los humanos necesitan consumir porque el cuerpo no puede producirlas.

Los autores de una revisión de 2013 señalaron que los aguacates también contienen compuestos como luteína y zeaxantina, que ayudan a proteger la piel del daño de la radiación UV y visible.

8. Aceite de oliva

Entre los aceites de cocina, el aceite de oliva puede ser la opción más saludable para la piel.

Los resultados de un estudio de 2012 respaldan la conclusión más generalizada de que una dieta rica en aceite de oliva reduce los efectos del fotoenvejecimiento en la piel del rostro.

Los investigadores atribuyen este efecto a los ácidos grasos monoinsaturados en el aceite, así como a otros compuestos, como el escualeno, que los autores sugieren que pueden proteger contra la sequedad y el daño de los radicales libres.

9. Té verde

El té verde es una bebida saludable y energizante, y contiene ciertos compuestos que pueden beneficiar la piel.

Según los autores de un estudio de 2011, el té verde es especialmente rico en antioxidantes llamados catequinas, que estimulan el flujo sanguíneo a la piel. El aumento del flujo sanguíneo asegura que las células de la piel reciban regularmente oxígeno y nutrientes frescos, lo que ayuda a mantener su salud.

Los investigadores encontraron que los participantes que bebieron té verde con regularidad durante 12 semanas habían mejorado la salud de la piel, que incluyen:

  • mejor elasticidad
  • menos rugosidad
  • escala reducida
  • densidad de la piel mejorada
  • una cantidad de agua más saludable en la piel

Los antioxidantes del té verde también pueden proteger la piel de la dañina radiación ultravioleta.

10. Chocolate negro

El chocolate de alta calidad con un alto contenido de cacao también puede ayudar a proteger la piel.

Los autores de una revisión de 2014 señalan que el cacao es rico en antioxidantes y minerales que tienen un efecto antiinflamatorio en la piel. También exploraron el uso del chocolate en la prevención y el tratamiento de problemas de la piel, incluidos el acné y la psoriasis.

11. Agua

Mantenerse hidratado puede ayudar a las células de la piel a liberar toxinas.

El agua apoya el funcionamiento de todos los sistemas del cuerpo y beneficia a la piel de muchas formas.

Por ejemplo, mantenerse hidratado protege las células de la piel del daño, incluido el causado por factores ambientales. Además, la hidratación facilita que las células de la piel absorban los nutrientes y liberen toxinas.

Beber más agua puede ser la forma más fácil de mantener la salud de la piel.

12. Caroteno y betacaroteno

Los antioxidantes llamados carotenoides tienen muchos beneficios para la salud, incluida la protección de la piel del daño causado por los radicales libres y la sobreexposición al sol.

Las frutas y verduras vibrantes de color verde, amarillo, naranja o rojo a menudo son fuentes ricas en estos antioxidantes protectores.

Comer más de los siguientes puede ayudar a aumentar la cantidad de carotenoides en la dieta:

  • mangos
  • papayas
  • zanahorias
  • batatas
  • patatas dulces
  • Pimientos
  • Espinacas
  • col rizada

Cosas a evitar

Los siguientes factores dietéticos y de estilo de vida pueden dañar la piel:

  • Demasiada cafeína: la cafeína es un estimulante y un diurético. El consumo regular de una gran cantidad de cafeína puede eliminar una cantidad nociva de agua del cuerpo y resecar la piel.
  • Productos químicos agresivos: para aliviar los brotes o tratar las quemaduras solares, una persona puede aplicar productos tópicos que contengan productos químicos agresivos, aditivos o perfumes.Estos pueden agravar muchas afecciones de la piel y pueden ser especialmente peligrosos para las personas con piel sensible.
  • Alimentos procesados ​​o refinados: los alimentos que contienen altas cantidades de azúcares refinados y carbohidratos pueden acelerar el proceso de envejecimiento de la piel. Las personas que buscan proteger su piel pueden querer evitar estos alimentos.

Quitar

Si bien es más probable que ciertos alimentos beneficien la piel que otros, es esencial encontrar un equilibrio.

Consumir una dieta rica en una variedad de antioxidantes y nutrientes le da al cuerpo una variedad de formas de apoyar la salud de la piel.

none:  hipotiroideo endometriosis cáncer de pulmón