¿Qué causa el entumecimiento en el muslo?

Muchos factores pueden causar entumecimiento en el muslo. Estos incluyen mantener las piernas cruzadas durante demasiado tiempo, usar ropa ajustada, esclerosis múltiple (EM) y lupus. Las opciones de tratamiento dependen de la causa del entumecimiento.

Desde afecciones que afectan el flujo sanguíneo hasta daño a los nervios mismos, existen muchas causas potenciales de entumecimiento en el muslo. Dependiendo de la causa, también hay muchos tratamientos disponibles.

Este artículo cubrirá algunas causas subyacentes comunes de entumecimiento en uno o ambos muslos. También discutimos las opciones de tratamiento.

Meralgia parestésica

Hay varias causas de entumecimiento en el muslo.

La meralgia parestésica es una afección neurológica que causa entumecimiento u hormigueo en la cara externa y frontal del muslo.

Según un artículo de la revista Medicina para el dolor, la afección es más común en personas de 30 a 40 años.

La meralgia parestésica puede desarrollarse después de un traumatismo en el muslo. Sin embargo, una persona también puede desarrollarlo como resultado de la obesidad, el embarazo y problemas que aumentan la presión dentro del abdomen, como una hernia abdominal.

En raras ocasiones, una hernia de disco en la zona lumbar también puede provocar el desarrollo de esta afección. El uso de ropa ajustada alrededor de la cintura, como un cinturón apretado, también puede dar lugar a meralgia parestésica.

Tratos

La mayoría de los casos de meralgia parestésica desaparecen sin tratamiento. En casos menores, los médicos tienden a aconsejar a las personas que usen ropa más holgada o bajen de peso.

Para los casos de meralgia parestésica que no desaparecen, un médico puede administrar un bloqueo nervioso. Esto implica inyectar medicamentos anestésicos en las áreas alrededor de los nervios afectados. También existen varios medicamentos que pueden ayudar con los síntomas.

Los médicos también pueden recomendar hacer algunos cambios en el estilo de vida para promover la transmisión nerviosa y el flujo sanguíneo. Estos pueden incluir:

  • hacer la mayor cantidad de actividad física posible
  • Adoptar una dieta nutritiva para adelgazar.
  • vistiendo ropa más holgada

En raras ocasiones, un médico puede recomendar un tratamiento quirúrgico. Este suele ser el caso cuando una persona ha sufrido un trauma o se ha sometido a un procedimiento quirúrgico que ha dañado la piel y los nervios cercanos.

Lupus

El lupus es una enfermedad autoinmune que afecta el sistema nervioso. Esto incluye el sistema nervioso central, así como los sistemas nerviosos periférico y autónomo.

Las personas cuyo lupus afecta su sistema nervioso periférico pueden tener síntomas en las extremidades, incluidos los muslos. En estas áreas, pueden experimentar:

  • hormigueo
  • entumecimiento
  • incendio

No existe una prueba específica para confirmar un diagnóstico de lupus. Sin embargo, los médicos pueden usar exploraciones por imágenes, análisis de sangre y una descripción de los síntomas de la persona para determinar si tiene la afección.

Tratos

Actualmente no existe cura para el lupus. Los médicos generalmente recomendarán tratamientos como:

  • medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE)
  • esteroides
  • inmunosupresores
  • otros medicamentos

Llevar una dieta saludable, hacer ejercicio con regularidad y abstenerse de fumar puede ayudar a las personas con lupus a vivir de manera más saludable.

SRA

El entumecimiento u hormigueo en las extremidades inferiores es un síntoma inicial común para las personas con EM.

La EM generalmente solo causa entumecimiento en un lado del cuerpo. La EM afecta el cerebro y la médula espinal al atacar las fibras protectoras en el exterior de los nervios de una persona.

Debido a esto, la EM afecta la capacidad de comunicación de las transmisiones nerviosas. El resultado puede ser hormigueo, entumecimiento y una pérdida general de la sensibilidad.

Tratos

Actualmente, no existe cura para la EM.

Los médicos tienden a tratar la EM con medicamentos como esteroides. También pueden sugerir plasmaféresis o plasmaféresis. El intercambio de plasma implica separar el plasma de las células sanguíneas.

Un médico puede recetar medicamentos modificadores de la enfermedad que pueden ayudar a retrasar la progresión de la afección.

Otras opciones de tratamiento incluyen fisioterapia y relajantes musculares para reducir los espasmos.

Tumor

Una persona puede desarrollar un tumor en los tejidos blandos del muslo. Este tumor podría presionar los nervios y los vasos sanguíneos, causando hormigueo y entumecimiento. Los médicos llaman a estos tumores "sarcomas de tejidos blandos".

Según algunas estimaciones, estos tipos de cáncer representan menos del 1% de todos los cánceres. Estos tumores pueden ocurrir en las siguientes áreas dentro o alrededor de los muslos:

  • cartílago
  • gordo
  • músculo
  • tendones

Además del entumecimiento, una persona puede experimentar dolor, náuseas, vómitos o hinchazón en la zona del muslo.

Tratos

Los tratamientos para un tumor de muslo dependen del área específica que afecta el tumor. Un médico generalmente recomendará la extirpación quirúrgica del tumor.

La radioterapia y la quimioterapia también pueden ayudar a destruir las células cancerosas. Estas técnicas también deberían evitar que regresen.

Enfermedad de las arterias periféricas

Hay técnicas quirúrgicas disponibles para tratar la PAD.

La enfermedad de las arterias periféricas (EAP) es una afección que ocurre cuando se acumulan cantidades excesivas de placa en los vasos sanguíneos de los muslos.

Cuando la placa se acumula, afecta el flujo sanguíneo y causa síntomas como entumecimiento y dolor en los muslos.

Además del entumecimiento de los muslos, la EAP puede causar síntomas como:

  • dolor al subir escaleras
  • una sensación de pesadez en los músculos de las piernas
  • piel que se siente más fría en un lado de la pierna que en el otro
  • piel pálida o azulada
  • Crecimiento más lento del vello de las uñas de los pies o las piernas en la extremidad afectada
  • pulso débil en piernas y pies
  • llagas en los pies y piernas que tardan en sanar

Un médico puede identificar la afección sintiendo el pulso de una persona y comparando la presión arterial en ambas piernas.

Tratos

Las opciones de tratamiento para la EAP dependen de su progresión. Los médicos pueden recomendar técnicas quirúrgicas para restaurar el flujo sanguíneo a la pierna. Los ejemplos incluyen el injerto de derivación, así como la angioplastia y la colocación de un stent.

Los médicos también pueden recomendar cambios en el estilo de vida para promover un mejor flujo sanguíneo a las piernas. Ejemplos incluyen:

  • dejar de fumar
  • siguiendo una dieta saludable para el corazón
  • aumentar la actividad física

Nervio pellizcado

Cuando algo comprime los nervios que proporcionan sensación a un área determinada del cuerpo, se llama nervio pinzado. Estos pueden afectar los muslos y las áreas circundantes, incluidas las nalgas y la espalda baja.

Los nervios pinzados en esta área pueden ocurrir debido a un estrechamiento del canal espinal o un disco deslizado en la espalda. Además del entumecimiento del muslo, los síntomas de un nervio pinzado en esta área pueden incluir:

  • dolor que baja por la pierna
  • dolor de espalda
  • problemas para moverse o caminar cómodamente
  • debilidad en uno o ambos lados del cuerpo

Si una persona experimenta síntomas como dificultad para empujar con el pie o pérdida del control de los intestinos o la vejiga, debe buscar atención médica inmediata.

Tratos

Los médicos pueden tratar un nervio pinzado con medidas conservadoras. Estos pueden incluir ejercicios de fisioterapia y AINE.

Si los síntomas de una persona no mejoran, un médico puede recomendar una cirugía para corregir la causa subyacente del nervio pinzado.

Otras causas potenciales

Otras posibles causas de entumecimiento en el muslo incluyen:

  • Neuropatía diabética: el daño a los nervios debido a la diabetes también puede causar entumecimiento de los muslos. Aunque la mayoría de los síntomas de la neuropatía diabética provocan hormigueo y entumecimiento en las manos y los pies, la afección también puede afectar los muslos.
  • Obesidad: la obesidad puede crear una presión adicional sobre los nervios. Tener exceso de peso es un factor de riesgo de enfermedades como la meralgia parestésica.
  • Ropa ajustada: Usar ropa muy ajustada puede restringir el flujo sanguíneo, lo que puede provocar entumecimiento en el muslo.

Cuando ver a un doctor

Si una persona experimenta entumecimiento en la pierna la mayoría de los días de la semana, debe hablar con su médico.

Una persona debe buscar atención médica inmediata si no puede sentir el pulso en la pierna, si la pierna está fría al tacto o si la pierna parece muy pálida. Estos síntomas indican que hay poco o ningún flujo sanguíneo.

Una persona debe consultar a un médico lo antes posible si presenta los siguientes síntomas:

  • entumecimiento en la pierna la mayoría de los días de la semana
  • dolor u hormigueo en la pierna
  • episodios periódicos de debilidad en la pierna

Un médico podrá evaluar las posibles causas subyacentes y recomendar tratamientos.

panorama

El adormecimiento en el muslo no siempre es motivo de preocupación.

Hacer cambios en el estilo de vida, como perder peso o usar ropa más holgada para promover el flujo sanguíneo, puede ayudar a reducir el entumecimiento de los muslos.

Si los síntomas persisten o se presentan junto con debilidad o dolor muscular, la persona debe consultar a su médico lo antes posible.

none:  neurología - neurociencia vih y sida salud sexual - ETS