¿Qué causa el dolor en la parte inferior izquierda del abdomen?

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compra a través de los enlaces de esta página, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.

El dolor en la parte inferior izquierda del abdomen a menudo no es motivo de preocupación, pero todavía no es algo que una persona deba ignorar. Las causas del dolor en la parte inferior izquierda del abdomen pueden ser benignas, como el dolor causado por los gases, o pueden ser más graves, como en el caso de una infección.

Las personas que experimenten dolor persistente o crónico en la parte inferior del abdomen deben buscar atención médica. De manera similar, una aparición repentina de dolor severo en la parte inferior izquierda del abdomen puede requerir atención médica inmediata.

Causas del dolor del abdomen inferior izquierdo

Hay varias causas posibles de dolor en el abdomen inferior izquierdo. Algunas causas son más comunes y benignas, mientras que otras pueden ser graves y requieren atención médica.

1. Diverticulitis

El dolor del abdomen inferior izquierdo puede tener muchas causas.

La diverticulitis es una de las causas más comunes de dolor abdominal inferior izquierdo. La diverticulitis ocurre cuando los divertículos (pequeñas bolsas) en la pared intestinal se infectan e inflaman.

Los divertículos se forman en áreas débiles del intestino grueso, que a menudo se conoce como colon.

Los divertículos están presentes en muchos adultos. A medida que una persona envejece, aumenta la cantidad de divertículos, por lo que es más probable que se rompa o se hinche. Como resultado, la diverticulitis tiende a ser más común en los adultos mayores, aunque las personas más jóvenes aún pueden desarrollar la afección.

El dolor de la diverticulitis tiende a aumentar mientras una persona está comiendo o poco después de una comida.

Los síntomas adicionales de la diverticulitis pueden incluir:

  • ternura en el abdomen
  • fiebre
  • náusea
  • vomitando
  • sentirse hinchado

2. Enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca es una condición crónica que ocurre en el tracto digestivo cuando una persona no puede digerir el gluten. El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo y está presente en varios alimentos y productos sanitarios.

Cuando una persona tiene la enfermedad celíaca, su sistema inmunológico ataca porciones del intestino, causando una variedad de problemas digestivos y deficiencias de vitaminas.

Los síntomas de la enfermedad celíaca pueden incluir:

  • presión y gas
  • hinchazón
  • dolor en el abdomen
  • fatiga
  • pérdida de peso
  • Diarrea

Los niños con enfermedad celíaca no diagnosticada también pueden sufrir desnutrición e impedimentos de crecimiento como resultado de la afección.

3. Gas

El gas a menudo queda atrapado en el tracto digestivo cuando una persona traga aire mientras come, así como a través de los procesos de digestión natural.

Por lo general, el gas no es motivo de preocupación y pasará por el recto o el esófago. El gas que queda atrapado temporalmente en el tracto digestivo puede causar dolor e incomodidad hasta que sale del sistema.

El gas puede ser causado por:

  • digerir alimentos que son propensos a liberar gases
  • tragar aire
  • de fumar
  • chicle
  • comer en exceso
  • alimentos no digeridos
  • bacterias

Si el dolor por gases es frecuente o está acompañado de síntomas adicionales, es posible que una persona desee hablar con un médico. Otros síntomas incluyen:

  • pérdida de peso inexplicable
  • estreñimiento
  • sangre en las heces o al limpiarse
  • vómitos o diarrea
  • acidez

4. Intolerancia a la lactosa

Una persona intolerante a la lactosa tiene problemas para digerir la leche y los productos lácteos, como el queso y el yogur. Esto se debe a que la persona carece de cantidades suficientes de una enzima llamada lactasa.

La lactasa descompone la lactosa de la leche, que consta de azúcares simples glucosa y galactosa.

La intolerancia a la lactosa puede ser una causa de dolor en el abdomen inferior izquierdo.

Cuando una persona tiene altos niveles de lactosa en el torrente sanguíneo, puede desarrollar síntomas asociados con la intolerancia a la lactosa. Estos síntomas incluyen:

  • heces blandas o diarrea
  • dolor en el abdomen
  • hinchazón
  • dolor por gases
  • náusea
  • un estómago que gruñe o retumba

5. Enfermedades inflamatorias del intestino

La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa son afecciones crónicas que pueden causar una inflamación dolorosa en cualquier parte del tracto digestivo.

La enfermedad de Crohn es más común en el intestino delgado y la colitis ulcerosa es más común en el colon.

Todavía no se sabe qué causa la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa. Los síntomas más comunes incluyen dolor en el abdomen y diarrea con sangre. También puede provocar fiebre y una pérdida de peso inexplicable.

6. Indigestión

La indigestión es causada por la acumulación de ácido después de comer. Para la mayoría de las personas, el dolor por indigestión se produce en la parte superior del abdomen. Aunque es poco común, la indigestión puede ocurrir en la parte inferior del abdomen.

Por lo general, la mayoría de los casos de indigestión son leves. Los síntomas de indigestión incluyen una sensación de ardor, dolor leve o malestar, acidez, hinchazón o gases.

Existe una excelente selección de productos para aliviar la indigestión que se pueden comprar en línea con miles de reseñas de clientes.

7. Culebrilla

El herpes zóster es causado por el mismo virus que causa la varicela. Una vez que una persona ha tenido varicela, el virus permanece latente en el cuerpo durante toda su vida. A veces, el virus reaparece y causa dolor y un sarpullido que envuelve un lado del abdomen.

Hay vacunas disponibles para ayudar a reducir el riesgo de que una persona desarrolle la enfermedad en el futuro.

Los síntomas de la culebrilla incluyen:

  • dolor cuando se toca
  • Comezón
  • ternura en la piel
  • sarpullido
  • ampollas que pueden romperse y dejar cicatrices

Una persona puede sentir sensibilidad y picazón en un área de la piel antes de que aparezca la erupción. También pueden experimentar fiebre o malestar general. Una vez que aparece la erupción, el dolor puede ser intenso.

8. Síndrome del intestino irritable (SII)

El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno gastrointestinal crónico que un médico solo puede diagnosticar una vez que ha descartado otras causas probables de los síntomas de una persona.

Los síntomas del SII pueden incluir:

  • dolor abdominal
  • presión
  • estreñimiento o diarrea
  • gas
  • hinchazón

9. Hernia

Una hernia ocurre cuando un órgano u otra parte del cuerpo atraviesa la pared abdominal. A veces, puede aparecer un bulto en la sección media o cerca de la ingle.

Pueden ocurrir diferentes tipos de hernias y varían según la causa subyacente. Debido a que las hernias pueden causar problemas adicionales, es esencial consultar a un médico lo antes posible.

Algunos síntomas adicionales de las complicaciones de la hernia incluyen:

  • dolor al levantar un objeto
  • presión
  • aumento del dolor
  • aumento del tamaño de un bulto
  • una sensación general de plenitud

10. Estreñimiento

El estreñimiento puede ser causado por la falta de ejercicio y una mala alimentación.

El estreñimiento ocurre cuando una persona no puede defecar. A menudo es causada por una mala alimentación y la falta de ejercicio. Mejorar la dieta y aumentar el ejercicio son dos de los tratamientos más efectivos.

Algunos síntomas de estreñimiento incluyen:

  • esfuerzo al defecar
  • necesidad de aplicar presión en el abdomen para ayudar a expulsar las heces
  • una materia fecal grumosa o muy dura
  • sensación de que el recto está bloqueado
  • sentir que no todas las heces han pasado
  • tener menos de tres evacuaciones intestinales en una semana

11. Cálculos renales

La mayoría de los cálculos se forman a partir de la acumulación de calcio y pueden formarse en el riñón derecho o izquierdo.

Una persona puede desarrollar un cálculo renal y no darse cuenta de que lo tiene hasta que el cálculo causa problemas, como bloquear parte del riñón o causar un gran dolor al pasar.

Los síntomas típicos de los cálculos renales incluyen:

  • dolor abdominal
  • dolor al orinar
  • náuseas o vómitos
  • sangre en la orina
  • fiebre
  • micción frecuente

12. Obstrucción intestinal

Cuando ocurre un bloqueo en el intestino, los alimentos no pueden pasar a través del tracto digestivo. Esto da como resultado una copia de seguridad dolorosa que necesita atención médica inmediata.

Las obstrucciones intestinales son más comunes en los adultos mayores y generalmente son causadas por otras afecciones, como diverticulitis o cáncer de colon.

Los síntomas comunes de una obstrucción intestinal incluyen:

  • dolor abdominal
  • incapacidad para defecar
  • distensión
  • vomitando
  • estreñimiento

Diagnóstico

Si el dolor abdominal bajo se vuelve severo o prolongado, un médico puede usar una variedad de técnicas para explorar las posibles causas e identificar un curso de tratamiento.

Éstos incluyen:

  • Tomografías computarizadas
  • imagen por ultrasonido
  • Resonancias magnéticas
  • examen físico, que incluye presionar el área para identificar si la persona siente dolor al tocarla o al localizar bultos sospechosos
  • endoscopia, en la que un médico inserta un tubo con una luz y una cámara conectadas por la garganta y el estómago, produciendo una imagen de la parte inferior del abdomen

La identificación de ciertos problemas abdominales puede requerir visitas repetidas y un seguimiento cercano.

Una vez que un médico de atención primaria identifica un diagnóstico en particular, a menudo derivará al individuo a un especialista, como un gastroenterólogo, que podrá brindar una atención más enfocada.

Si el médico encuentra signos de cáncer en la parte inferior del abdomen, derivará a la persona a un oncólogo para que elabore un plan de tratamiento.

Tratamiento

El tipo de tratamiento dependerá de la afección o enfermedad que cause el dolor.

El dolor abdominal bajo debido a una infección, como la diverticulitis, a menudo solo requerirá antibióticos y reposo como tratamiento.

Otros problemas más estructurales, como una hernia o una obstrucción intestinal, pueden requerir cirugía.

El tratamiento para el estreñimiento y los gases a menudo incluye ajustes dietéticos básicos y, en casos graves, el uso de laxantes. Para el dolor abdominal bajo más crónico, como el dolor en el síndrome del intestino irritable o el síndrome de Crohn, un manejo dietético a largo plazo más cuidadoso puede ayudar a controlar los síntomas.

El tratamiento de las intolerancias alimentarias, como la intolerancia a la lactosa, a menudo implica excluir ese alimento de la dieta.

Cuando ver a un doctor

Ver a un médico por dolor abdominal se vuelve importante siempre que el dolor sea inexplicable o esté acompañado de síntomas adicionales.

Un médico deberá examinar el dolor crónico o persistente para descartar cualquier causa subyacente grave.

Un médico puede diagnosticar la causa del dolor y desarrollar un plan de tratamiento que abordará la causa subyacente del dolor abdominal inferior izquierdo.

panorama

En muchos casos, no es probable que una persona experimente efectos duraderos del dolor abdominal.

Si el dolor abdominal es causado por una afección crónica, como la enfermedad de Crohn o la enfermedad celíaca, un médico puede ayudar a una persona a desarrollar un plan de tratamiento para mejorar sus síntomas a largo plazo.

none:  cardiovascular - cardiología ojo seco enfermedad del corazón