¿Qué es un estudio de casos y controles en la investigación médica?

Un estudio de casos y controles es un tipo de investigación de investigación médica que a menudo se utiliza para ayudar a determinar la causa de una enfermedad, especialmente cuando se investiga un brote de enfermedad o una condición poco común.

Si los científicos de salud pública quieren una manera rápida y fácil de resaltar pistas sobre la causa de un nuevo brote de enfermedad, pueden comparar dos grupos de personas: casos, el término para personas que ya tienen la enfermedad, y controles, o personas no afectadas por la enfermedad.

Otros términos utilizados para describir los estudios de casos y controles incluyen epidemiológico, retrospectivo y observacional.

¿Qué es un estudio de casos y controles?

Un estudio de casos y controles puede ayudar a proporcionar información adicional sobre los datos que ya se han recopilado.

Un estudio de casos y controles es una forma de realizar una investigación médica para confirmar o indicar qué es probable que haya causado una afección.

Por lo general, son retrospectivos, lo que significa que los investigadores analizan datos pasados ​​para probar si un resultado en particular puede relacionarse con un factor de riesgo sospechoso y prevenir nuevos brotes.

Los estudios prospectivos de casos y controles son menos comunes. Estos implican inscribir a una selección específica de personas y seguir a ese grupo mientras se monitorea su salud. Los casos surgen como personas que desarrollan la enfermedad o condición bajo investigación a medida que avanza el estudio. Los que no se ven afectados por la enfermedad forman el grupo de control.

Para probar las causas específicas, los científicos deben crear una hipótesis sobre las posibles causas del brote o la enfermedad. Estos se conocen como factores de riesgo.

Comparan la frecuencia con la que las personas del grupo de casos habían estado expuestas a la causa sospechada con la frecuencia con la que los miembros del grupo de control habían estado expuestos. Si más participantes en el grupo de casos experimentan el factor de riesgo, esto sugiere que es una causa probable de la enfermedad.

Los investigadores también pueden descubrir posibles factores de riesgo que no se mencionan en su hipótesis al estudiar los antecedentes médicos y personales de las personas de cada grupo. Puede surgir un patrón que vincule la afección con ciertos factores.

Si ya se ha identificado un factor de riesgo específico para una enfermedad o afección, como la edad, el sexo, fumar o comer carne roja, los investigadores pueden usar métodos estadísticos para ajustar el estudio para tener en cuenta ese factor de riesgo, ayudándoles a identificar otros factores. posibles factores de riesgo con mayor facilidad.

La investigación de casos y controles es una herramienta vital utilizada por los epidemiólogos o investigadores que analizan los factores que afectan la salud y la enfermedad de las poblaciones.

Solo se podría investigar un factor de riesgo para un resultado en particular. Un buen ejemplo de esto es comparar el número de personas con cáncer de pulmón que tienen antecedentes de tabaquismo con el número de personas que no lo hacen. Esto indicará el vínculo entre el cáncer de pulmón y el tabaquismo.

¿Por qué es útil?

Existen múltiples razones para el uso de estudios de casos y controles.

Relativamente rápido y fácil

Los estudios de casos y controles generalmente se basan en datos pasados, por lo que toda la información necesaria está fácilmente disponible, lo que agiliza su ejecución. Los científicos pueden analizar los datos existentes para observar los eventos de salud que ya han ocurrido y los factores de riesgo que ya se han observado.

Un estudio retrospectivo de casos y controles no requiere que los científicos esperen y vean qué sucede en un ensayo durante un período de días, semanas o años.

Los estudios de casos y controles son rápidos y fáciles sin requerir un gran grupo de participantes.

El hecho de que los datos ya estén disponibles para la recopilación y el análisis significa que un estudio de casos y controles es útil cuando se desean resultados rápidos, tal vez cuando se buscan pistas sobre lo que está causando un brote repentino de una enfermedad.

Un estudio prospectivo de casos y controles también puede ser útil en este escenario, ya que los investigadores pueden recopilar datos sobre los factores de riesgo sospechosos mientras monitorean los nuevos casos.

La ventaja de ahorrar tiempo que ofrecen los estudios de casos y controles también significa que son más prácticos que otros diseños de ensayos científicos si la exposición a una causa sospechada ocurre mucho antes del resultado de una enfermedad.

Por ejemplo, si quisiera probar la hipótesis de que una enfermedad que se observa en la edad adulta está relacionada con factores que ocurren en los niños pequeños, un estudio prospectivo tardaría décadas en realizarse. Un estudio de casos y controles es una opción mucho más viable.

No necesita gran cantidad de personas

Se pueden evaluar numerosos factores de riesgo en los estudios de casos y controles, ya que no requieren un gran número de participantes para que sean estadísticamente significativos. Se pueden dedicar más recursos al análisis de menos personas.

Supera los desafíos éticos

Como los estudios de casos y controles son observacionales y, por lo general, sobre personas que ya han experimentado una afección, no plantean los problemas éticos que se ven en algunos estudios de intervención.

Por ejemplo, no sería ético privar a un grupo de niños de una vacuna que podría salvarles la vida para ver quién desarrolló la enfermedad asociada. Sin embargo, analizar un grupo de niños con acceso limitado a esa vacuna puede ayudar a determinar quién tiene más riesgo de desarrollar la enfermedad, además de ayudar a orientar los esfuerzos de vacunación futuros.

Limitaciones

Las correlaciones confirmadas por los estudios de casos y controles son más débiles que en otros tipos de investigación.

Si bien un estudio de casos y controles puede ayudar a probar una hipótesis sobre el vínculo entre un factor de riesgo y un resultado, no es tan poderoso como otros tipos de estudios para confirmar una relación causal.

Los estudios de casos y controles se utilizan a menudo para proporcionar pistas tempranas e informar futuras investigaciones utilizando métodos científicos más rigurosos.

El principal problema de los estudios de casos y controles es que no son tan fiables como los estudios planificados que registran datos en tiempo real, porque analizan datos del pasado.

Las principales limitaciones de los estudios de casos y controles son:

'Sesgo de recuerdo'

Cuando las personas responden preguntas sobre su exposición previa a ciertos factores de riesgo, su capacidad para recordar puede no ser confiable. En comparación con las personas que no se ven afectadas por una afección, las personas con un determinado resultado de la enfermedad pueden tener más probabilidades de recordar cierto factor de riesgo, incluso si no existiera, debido a la tentación de establecer sus propios vínculos subjetivos para explicar su afección.

Este sesgo puede reducirse si los datos sobre los factores de riesgo (exposición a ciertos medicamentos, por ejemplo) se hubieran ingresado en registros confiables en ese momento. Pero esto puede no ser posible para los factores del estilo de vida, por ejemplo, porque generalmente se investigan mediante un cuestionario.

Un ejemplo de sesgo de recuerdo es la diferencia entre pedir a los participantes del estudio que recuerden el clima en el momento de la aparición de un determinado síntoma, frente a un análisis de patrones climáticos medidos científicamente en el momento de un diagnóstico formal.

Encontrar una medida de exposición a un factor de riesgo en el cuerpo es otra forma de hacer que los estudios de casos y controles sean más confiables y menos subjetivos. Estos se conocen como biomarcadores. Por ejemplo, los investigadores pueden buscar en los resultados de los análisis de sangre u orina evidencia de un medicamento específico, en lugar de preguntarle a un participante sobre el uso de drogas.

Causa y efecto

Una asociación encontrada entre una enfermedad y un posible riesgo no necesariamente significa que un factor causó directamente al otro.

De hecho, un estudio retrospectivo nunca puede probar definitivamente que un vínculo representa una causa definida, ya que no es un experimento. Sin embargo, existen preguntas que pueden usarse para probar la probabilidad de una relación causal, como el alcance de la asociación o si existe una "respuesta a la dosis" para aumentar la exposición al factor de riesgo.

Una forma de ilustrar las limitaciones de causa y efecto es observar las asociaciones encontradas entre un factor cultural y un efecto de salud particular. El factor cultural en sí mismo, como cierto tipo de ejercicio, puede no estar causando el resultado si el mismo grupo cultural de casos comparte otro factor común plausible, como una determinada preferencia alimentaria.

Algunos factores de riesgo están relacionados con otros. Los investigadores deben tener en cuenta las superposiciones entre los factores de riesgo, como llevar un estilo de vida sedentario, estar deprimido y vivir en la pobreza.

Si los investigadores que realizan un estudio retrospectivo de casos y controles encuentran una asociación entre la depresión y el aumento de peso a lo largo del tiempo, por ejemplo, no pueden decir con certeza que la depresión es un factor de riesgo para el aumento de peso sin incluir un grupo de control que contenga personas que siguen una conducta sedentaria. estilo de vida.

'Sesgo de muestreo'

Es posible que los casos y controles seleccionados para el estudio no representen realmente la enfermedad que se investiga.

Un ejemplo de esto ocurre cuando los casos se ven en un hospital universitario, un entorno altamente especializado en comparación con la mayoría de los entornos en los que puede ocurrir la enfermedad. Los controles también pueden no ser típicos de la población. Las personas que ofrecen voluntariamente sus datos para el estudio pueden tener un nivel particularmente alto de motivación para la salud.

Otras limitaciones

Existen otras limitaciones para los estudios de casos y controles. Si bien son buenos para estudiar afecciones raras, ya que no requieren grandes grupos de participantes, son menos útiles para examinar factores de riesgo raros, que están indicados más claramente por estudios de cohortes.

Por último, los estudios de casos y controles no pueden confirmar los diferentes niveles o tipos de la enfermedad que se investiga. Pueden ver un solo resultado porque un caso se define en función de si tenían o no la afección.

none:  alergia dolor - anestésicos personas mayores - envejecimiento