¿Qué es la desorganización en la esquizofrenia?

La desorganización es un síntoma de esquizofrenia. En el pasado, los médicos consideraban que la "esquizofrenia desorganizada" era un subtipo de la afección, pero ya no es así.

Como síntoma de esquizofrenia, la "desorganización" se refiere a pensamientos y comportamientos incoherentes e ilógicos.

Si bien este problema alguna vez definió un subtipo de esquizofrenia, los profesionales de la salud mental ya no usan ningún subtipo al diagnosticar o clasificar la afección.

Esto se debe a que las cualidades que definieron estos subtipos no son estables. Como resultado, los subtipos no son confiables ni útiles, por ejemplo, al hacer un diagnóstico.

La quinta y última edición de la Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales (DSM-5), publicado en 2013, define la esquizofrenia como una condición única, que puede incluir o no desorganización.

Síntomas

A continuación, se enumeran los tipos clave de síntomas de la esquizofrenia. Damos ejemplos y más detalles a continuación.

  • alucinaciones
  • alucinaciones
  • habla y pensamientos desorganizados
  • comportamiento desorganizado o catatónico
  • síntomas negativos, como incapacidad para mostrar emociones o realizar tareas de rutina

Una persona con delirios cree cosas que no son ciertas, como que alguien la está persiguiendo o que tiene poderes o dones extraordinarios. Algunas personas con esquizofrenia se esconden para protegerse de un perseguidor imaginario.

Alguien que tiene una alucinación ve, siente, saborea u huele cosas que no existen. Por ejemplo, una persona puede escuchar voces que parecen reales, aunque no lo sean.

Tener "habla y pensamientos desorganizados" se refiere a una incapacidad para formar pensamientos coherentes o lógicos, y esto conduce a un habla desorganizada.

Durante una conversación, una persona con este síntoma puede pasar de un tema a otro. Cuando el problema es grave, el habla de una persona puede resultar confusa e imposible de entender para otra persona.

El comportamiento desorganizado o catatónico puede variar desde ser infantil y tonto hasta agresivo y violento. Este tipo de síntoma también puede implicar movimientos excesivos, acciones inusuales, congelación en el lugar o no responder a las instrucciones o la comunicación. También puede haber agitación o comportamiento sexual no provocado en público.

Una persona que tiene "síntomas negativos" de esquizofrenia puede ser incapaz de realizar tareas rutinarias, como cuidar la higiene personal. Es posible que se aparten de los demás y no puedan mostrar emociones, y esto puede implicar evitar el contacto visual o hablar en un tono monótono.

Causas y factores de riesgo

Los expertos no están seguros de qué causa la esquizofrenia. Las investigaciones sugieren que el problema radica en la función del cerebro y que los factores genéticos y ambientales pueden influir.

Factores de riesgo

Los siguientes factores parecen aumentar el riesgo de desarrollar esquizofrenia:

  • genética
  • la química y la estructura del cerebro
  • la edad de sus padres cuando nació la persona
  • infección viral mientras está en el útero
  • desnutrición materna
  • estrés severo durante los primeros años de vida

Los factores genéticos pueden contribuir significativamente al desarrollo de la esquizofrenia y los expertos aún están investigando este vínculo.

Además, un desequilibrio en los neurotransmisores dopamina, glutamato y serotonina puede afectar la forma en que el cerebro de una persona con esquizofrenia reacciona a imágenes, sonidos y otros estímulos. Esto podría explicar por qué los ruidos fuertes y las luces brillantes pueden ser tan molestos para las personas con la afección, y también pueden ser la causa de las alucinaciones. Los problemas con las conexiones en el cerebro también pueden influir.

Mientras tanto, una variedad de factores relacionados con el embarazo pueden aumentar las posibilidades de tener esquizofrenia.

Uno de esos factores es la edad: el primer hijo de padres menores o mayores puede tener un mayor riesgo de desarrollar esquizofrenia que una persona nacida de padres de entre 25 y 29 años, según algunas investigaciones.

Además, si ocurre una infección viral durante el embarazo, puede pasar al feto y aumentar el riesgo de esquizofrenia. No está claro qué virus afectan este riesgo, pero pueden incluir influenza, herpes, toxoplasmosis y rubéola.

Además, la desnutrición materna durante el embarazo puede aumentar el riesgo de esquizofrenia, según algunas investigaciones.

Las experiencias de una persona durante la vida temprana también pueden contribuir a su riesgo de esquizofrenia. Los estudios sugieren que las personas con una susceptibilidad genética pueden tener más probabilidades de desarrollar la afección si experimentan un estrés extremo durante la infancia, debido a abuso o trauma, por ejemplo.

Además, el uso de drogas recreativas durante la adolescencia puede aumentar el riesgo de desarrollar esquizofrenia. El consumo de drogas recreativas es común entre las personas con la afección, aunque todavía no está claro si el uso es una causa o un efecto de la afección.

Diagnóstico

Si una persona ve a un médico por los síntomas de la esquizofrenia, el médico le preguntará sobre:

  • los síntomas y cuando comenzaron
  • historiales médicos personales y familiares
  • factores de estilo de vida y eventos recientes

Pueden realizar pruebas para descartar otras causas de los síntomas, como el uso de sustancias o una lesión cerebral.

Las pruebas pueden incluir:

  • un examen fisico
  • análisis de sangre
  • un escáner cerebral

Si el médico cree que la persona puede tener esquizofrenia, puede realizar una evaluación psicológica o derivar a la persona a un profesional de la salud mental.

Criterios de diagnóstico

Para un diagnóstico de esquizofrenia, una persona debe experimentar al menos dos de los siguientes cinco síntomas clave. Al menos un síntoma debe estar entre los tres primeros enumerados.

Los síntomas son:

  • alucinaciones
  • alucinaciones
  • habla desorganizada
  • comportamiento desorganizado
  • síntomas negativos

Además, los síntomas deben haber interrumpido el trabajo, las relaciones interpersonales o el cuidado personal de la persona. También deben haber durado al menos 6 meses.

Si una persona ha tenido síntomas durante 1 mes o menos, el médico puede hacer un diagnóstico de trastorno psicótico breve. Si los síntomas han durado de 1 a 6 meses, el diagnóstico es trastorno esquizofreniforme.

Tratamiento

Las personas con esquizofrenia pueden necesitar atención urgente cuando aparecen los primeros síntomas. Luego, requieren un tratamiento continuo para evitar que los síntomas vuelvan a aparecer.

El mejor curso de acción dependerá del tipo y la gravedad de los síntomas y de la salud general, la edad y otros factores de la persona.

Un plan de tratamiento generalmente incluye medicamentos, psicoterapia y otras formas de apoyo personal.

Medicamento

Un médico recetará medicamentos antipsicóticos para ajustar el equilibrio de las sustancias químicas en el cerebro y prevenir la reaparición de los síntomas.

Estos medicamentos pueden tener efectos adversos y es importante informar al equipo de atención médica de la persona sobre cualquier efecto secundario. El médico puede ajustar la dosis o recomendar otro medicamento.

Psicoterapia

La psicoterapia puede ayudar a las personas a:

  • Identificar y ajustar sus sentimientos y formas de pensar.
  • manejar sus síntomas
  • aumentar su capacidad para manejar situaciones desafiantes

Formación social y profesional

Esto puede ayudar a una persona a vivir de forma independiente. Puede ser una parte crucial de un plan de recuperación.

Podría involucrar a un terapeuta que ayude a una persona a manejar las tareas diarias, como:

  • mantener la higiene
  • preparando comidas
  • comunicando efectivamente

También puede incluir ayuda para encontrar trabajo, vivienda y grupos de apoyo.

Hospitalización

Cuando los síntomas son graves, es posible que la persona deba pasar un tiempo en un hospital. El objetivo es reducir los síntomas y proporcionar un entorno seguro y tranquilo, la nutrición necesaria y ayudar con la higiene.

La importancia de seguir el plan de tratamiento

A las personas con esquizofrenia a menudo les resulta difícil seguir sus planes de tratamiento. Un número significativo de personas deja de tomar sus medicamentos dentro de los primeros 12 meses de tratamiento, y hacerlo puede dificultar el manejo de la esquizofrenia.

Amigos, familiares y profesionales de la salud pueden brindar un apoyo esencial en esta área.

Complicaciones

Las personas con esquizofrenia pueden experimentar:

  • Problemas con el cuidado personal, lo que lleva a una mala nutrición y mala higiene.
  • abuso de sustancias
  • problemas de trabajo y estudio
  • ansiedad
  • depresión
  • pánico
  • trastorno obsesivo compulsivo, conocido como TOC
  • problemas de vivienda y financieros
  • problemas de pareja
  • autolesiones
  • pensamientos y comportamiento suicida

El tratamiento y el apoyo de familiares y amigos, proveedores de atención médica y la comunidad pueden ayudar a reducir el riesgo de estos problemas.

Prevención del suicidio

Si conoce a alguien en riesgo inmediato de autolesión, suicidio o lastimar a otra persona:

  • Haga la pregunta difícil: "¿Está considerando el suicidio?"
  • Escuche a la persona sin juzgar.
  • Llame al 911 o al número local de emergencias, o envíe un mensaje de texto con TALK al 741741 para comunicarse con un consejero de crisis capacitado.
  • Quédese con la persona hasta que llegue la ayuda profesional.
  • Trate de quitarse cualquier arma, medicamento u otros objetos potencialmente dañinos.

Si usted o alguien que conoce tiene pensamientos suicidas, una línea directa de prevención puede ayudar. La Línea Nacional de Prevención del Suicidio está disponible las 24 horas del día al 800-273-8255. Durante una crisis, las personas con problemas de audición pueden llamar al 800-799-4889.

Haga clic aquí para obtener más enlaces y recursos locales.

panorama

La esquizofrenia es un problema grave de salud mental que puede involucrar pensamiento, habla y comportamiento desorganizados. Puede tener un impacto severo en la vida de una persona.

La medicación, la terapia y otras formas de apoyo pueden reducir los síntomas, prevenir complicaciones y ayudar a la persona a vivir de forma independiente y fomentar las relaciones.

Recibir atención continua de sus seres queridos, un equipo de atención médica y grupos de apoyo puede ayudar a una persona a seguir su plan de tratamiento y mantener una buena calidad de vida.

none:  sistema inmunológico - vacunas arritmia salud de los hombres