11 formas de tratar el dolor de espalda sin cirugía

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compra a través de los enlaces de esta página, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.

El dolor de espalda crónico o prolongado puede ser un desafío para el tratamiento de los médicos. Sin embargo, es posible tratar el dolor de espalda sin cirugía, como manipulación de la columna, acupuntura y cambios en el estilo de vida.

El dolor de espalda es un problema generalizado, y el dolor lumbar afecta aproximadamente al 80% de los adultos en algún momento de sus vidas. El dolor puede aparecer repentinamente como resultado de una distensión muscular causada por levantar objetos pesados ​​o un accidente. Otras veces, afecciones como la artritis, la osteoporosis o la escoliosis pueden causar dolor de espalda.

A veces, y dependiendo de la causa, los médicos pueden recomendar una cirugía para tratar el dolor de espalda crónico.

Sin embargo, la cirugía no siempre es necesaria. Otras opciones de tratamiento que pueden mejorar o aliviar el dolor de espalda incluyen remedios caseros, medicina alternativa y cambios en el estilo de vida. Es posible que una persona desee probar estas opciones antes de decidirse por la cirugía.

El dolor de espalda tiene muchas causas diferentes y varía en gravedad. No existe un tratamiento único que funcione para todos. Este artículo explora la evidencia detrás de 11 tratamientos no quirúrgicos para el dolor de espalda.

1. Manipulación espinal

La manipulación espinal es una forma de controlar el dolor de espalda sin cirugía.

La manipulación espinal, o manipulación quiropráctica, implica el uso de las manos para ajustar, masajear o estimular la columna.

El Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa (NCCIH) afirma que algunos estudios han demostrado que la manipulación espinal puede ayudar con el dolor lumbar.

Sin embargo, la manipulación espinal no es segura para todos, incluidas las personas que padecen osteoporosis, artritis o problemas de la médula espinal.

Solo un proveedor capacitado y con licencia debe realizar estos tratamientos. Las personas que pueden realizar estas técnicas incluyen:

  • quiroprácticos con licencia
  • fisioterapeutas
  • médicos osteopáticos
  • algunos doctores en medicina

Cuando un especialista capacitado realiza la manipulación espinal, los efectos secundarios graves son raros. Cualquier efecto secundario menor, como malestar en el área, generalmente se resuelve en 1 a 2 días.

2. Acupuntura

La acupuntura es una práctica de la Medicina Tradicional China. Un practicante de acupuntura inserta agujas delgadas en puntos específicos del cuerpo. Las personas usan la acupuntura para una variedad de dolencias, desde enfermedades crónicas hasta dolores crónicos.

Una descripción general de las revisiones sistemáticas indica que la acupuntura puede ayudar a restaurar la función y aliviar el dolor en algunas personas que tienen dolor lumbar crónico. Un metanálisis también encontró que la acupuntura proporciona alivio para el dolor crónico que puede continuar funcionando bien con el tiempo.

3. Pérdida de peso

Los músculos de la espalda, los huesos y las articulaciones trabajan arduamente para sostener el cuerpo mientras una persona se mueve, se sienta y se para. El sobrepeso puede causar dolor de espalda debido al aumento de la presión en la columna y la tensión de los músculos de la espalda. Un estudio encontró que la obesidad tiene vínculos con altos niveles de dolor lumbar y discapacidad en los hombres.

Bajar de peso podría ayudar a aliviar parte o todo el dolor de espalda de una persona si el peso es un factor contribuyente. Si una persona tiene sobrepeso, es posible que desee trabajar con su médico para encontrar formas de perder peso.

4. Dieta antiinflamatoria

Los estudios han demostrado que los niveles más altos de inflamación tienen una estrecha relación con ciertos tipos de dolor crónico. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), como el ibuprofeno y el naproxeno, funcionan bien para algunos tipos de dolor.

La inflamación tiene muchas causas. Una forma de ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo es seguir una dieta antiinflamatoria.

La evidencia sugiere que algunos alimentos, especialmente los azucarados y procesados, pueden empeorar la inflamación. La investigación sugiere que ciertos alimentos pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo, que incluyen:

  • verduras
  • frutas
  • nueces
  • pez
  • cereales integrales

De manera similar, los estudios muestran que los alimentos procesados ​​y el azúcar pueden promover la inflamación, lo que podría empeorar el dolor. Las personas con dolor de espalda pueden intentar concentrarse en alimentos integrales y evitar los alimentos procesados, las grasas trans y el azúcar.

5. Corrección de la postura

Tener una buena postura puede ayudar a reducir el dolor de espalda.

La postura incorrecta podría ser la causa del dolor de espalda para algunas personas, por lo que tomar medidas para corregirlo puede brindar alivio.

Los estudios muestran que una postura incorrecta contribuyó al dolor lumbar en los adolescentes. En un estudio, los investigadores encontraron que los participantes que completaron un programa de ejercicio de 8 semanas que corrigió la postura experimentaron alivio del dolor de espalda y hombros.

Las personas pueden comprar dispositivos portátiles que tiran suavemente de los hombros hacia atrás, recordándoles que deben corregir su postura. Hay muchos tipos para elegir en las tiendas online. En algunos casos, una persona puede necesitar realizar cambios en su espacio de trabajo si su escritorio o computadora no tiene la ergonomía adecuada.

Lea algunos consejos para corregir la postura aquí y aprenda sobre las posiciones correctas para sentarse para una buena postura aquí.

6. Ejercicio

Aunque a una persona le puede resultar difícil mantenerse activo cuando vive con dolor, el movimiento es uno de los mejores tratamientos naturales para muchos tipos de dolor.

Los estudios han respaldado durante mucho tiempo el hecho de que el ejercicio puede liberar endorfinas. Estos químicos cerebrales naturales ayudan a detener el dolor al unirse a los receptores opioides en el cerebro. Esto tiene un efecto leve similar a los analgésicos opioides.

Las investigaciones sugieren que los ejercicios que fortalecen los músculos de la espalda y el cuello pueden reducir el dolor en personas con dolor crónico de espalda y cuello.

Lea acerca de los ejercicios de fortalecimiento de la espalda aquí.

7. Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea

La estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) implica que una persona se coloque parches adhesivos de electrodos en la espalda. Cuando una persona activa el dispositivo a batería, envía impulsos eléctricos a los electrodos, que pueden interrumpir las señales de dolor.

Un estudio encontró que una sesión de TENS de 15 minutos proporcionó un alivio significativo del dolor lumbar. Un metanálisis encontró que TENS proporcionó una "reducción significativa del dolor" para las personas con dolor lumbar crónico.

Una persona puede comprar un dispositivo TENS de su médico o en línea.

8. Técnicas de manejo del estrés

El estrés puede hacer que una persona tense los músculos, lo que puede causar dolor de espalda o empeorar el dolor de espalda existente. El Instituto Americano de Estrés enumera el dolor de espalda entre los síntomas del estrés. Un estudio también explica que el estrés puede provocar cambios en la percepción del dolor por parte del cuerpo.

Las personas que experimentan altos niveles de estrés pueden querer probar métodos que pueden ayudar con la relajación y el alivio del estrés, incluido el apoyo social, la meditación y el ejercicio.

9. Calzado adecuado

Usar el tipo de calzado inadecuado puede hacer que las piernas, las caderas y la espalda se desalineen. Esta desalineación puede provocar dolor de espalda. Los tacones altos, los zapatos demasiado ajustados o los zapatos que ofrecen un soporte deficiente son posibles culpables del dolor de espalda.

Un estudio encontró que las personas que usaron aparatos ortopédicos personalizados en sus zapatos durante 6 semanas vieron una mejora significativa del dolor de espalda.

Hable con un especialista en pies sobre si el uso de aparatos ortopédicos podría ayudar.

10. Fisioterapia

La fisioterapia implica hacer estiramientos y ejercicios específicos bajo la guía de un fisioterapeuta autorizado. Estos ejercicios pueden aliviar la tensión o fortalecer áreas específicas para ayudar a aliviar el dolor.

Un gran estudio encontró que las personas que usaban fisioterapia para el dolor lumbar tenían menos probabilidades de necesitar otros servicios de atención médica para el dolor en el futuro.

11. aceite de CBD

Los cannabinoides son sustancias derivadas de la planta de cannabis. Los dos cannabinoides más conocidos son el cannabidiol (CBD) y el tetrahidrocannabinol (THC).

El THC se encuentra comúnmente en la marihuana y es el químico responsable de la sensación de "euforia". El aceite de CBD a menudo se deriva de la planta de cáñamo y no causa esta sensación.

Las personas usan aceite de CBD para tratar una variedad de dolencias, incluido el dolor. Una revisión sistemática encontró que los cannabinoides proporcionaron un efecto significativo en la reducción del dolor. Sin embargo, los investigadores deben realizar más estudios antes de que los expertos puedan recomendar el aceite de CBD como un analgésico eficaz.

El aceite de CBD no es legal en todos los estados. Una persona debe verificar sus leyes locales antes de comprarlo o usarlo.

¿Cuándo es apropiada la cirugía para el dolor de espalda?

Un médico puede sugerir una cirugía si los remedios caseros, los medicamentos y los tratamientos no invasivos no han sido efectivos.

Aunque el dolor de espalda afecta a miles de personas, los médicos no siguen un "estándar" establecido para decidir si la cirugía es necesaria para el dolor de espalda. Si los remedios caseros, los medicamentos y los tratamientos no invasivos no han ayudado y el dolor de espalda está interfiriendo con la vida, es posible que una persona desee analizar las opciones quirúrgicas con su médico.

La cirugía no corrige necesariamente todos los tipos de dolor de espalda. Puede ayudar con el dolor de espalda causado por problemas físicos particulares en la columna. Puede ayudar a las personas que tienen un espolón óseo, un disco abultado o roto, un problema espinal o un nervio que está bajo presión.

Si hay otros problemas que causan dolor de espalda, es posible que la cirugía no sea un tratamiento adecuado.

panorama

A menudo, el dolor de espalda es el resultado de una lesión menor o el uso excesivo de los músculos de la espalda. Por lo general, esto mejorará con el tiempo y se curará más rápido con el tratamiento. Si una persona tiene dolor de espalda y otros síntomas, como fiebre, entumecimiento, pie caído o si ocurre después de un accidente, consulte a un médico.

none:  obesidad - adelgazamiento - fitness Artritis Reumatoide cáncer de ovarios