Gastroparesia: lo que necesita saber

La gastroparesia es una afección médica que afecta el movimiento de los alimentos desde el estómago hasta el intestino delgado.

Ocurre cuando las contracciones normales del estómago no funcionan correctamente. A veces se la conoce como parálisis de estómago.

Durante la digestión, las contracciones del estómago ayudan a mover la comida parcialmente digerida del estómago al intestino delgado. Aquí, se produce una mayor digestión y absorción de nutrientes. En personas con gastroparesia, esto no ocurre correctamente.

Este cambio interfiere con la forma en que se vacía el estómago. La afección puede provocar náuseas, vómitos y anomalías nutricionales y de azúcar en la sangre.

La gastroparesia afecta a unos 10 hombres y 40 mujeres de cada 100.000, pero en los Estados Unidos, 1 de cada 4 adultos tiene síntomas que se asemejan a los de la gastroparesia.

Datos rápidos sobre la gastroparesia

  • La causa de la gastroparesia a veces se desconoce, pero algunos factores de riesgo comunes incluyen diabetes, esclerosis múltiple (EM) y quimioterapia.
  • Los síntomas incluyen ardor de estómago o reflujo ácido e hinchazón.
  • Las complicaciones incluyen deshidratación y desnutrición.
  • Los remedios naturales incluyen comer comidas pequeñas y frecuentes y evitar los alimentos que provocan hinchazón.
  • El tratamiento puede ayudar a aliviar los síntomas, pero las opciones disponibles también dependerán de cualquier afección subyacente.

Causas

La gastroparesia ocurre cuando el estómago no puede mover los alimentos al intestino delgado.

Los síntomas de la gastroparesia pueden ser leves o graves.

La causa puede ser desconocida en algunos casos, pero ciertos factores pueden aumentar el riesgo.

Éstos incluyen:

  • daño o cirugía del nervio vago
  • diabetes incontrolada
  • ciertos fármacos o medicamentos, como antidepresivos tricíclicos, bloqueadores de los canales de calcio, clonidina, agonistas de la dopamina, litio, nicotina y progesterona
  • afecciones como la enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, amiloidosis y esclerodermia
  • cirugía de estómago
  • infección viral
  • tratamientos médicos como radioterapia
  • hipotiroidismo
  • ciertos trastornos psicológicos
  • trastornos de la alimentación
  • cáncer
  • quimioterapia
  • uso de analgésicos, como codeína
  • medicamentos anticolinérgicos, que bloquean las señales nerviosas

En ocasiones, se desconoce la causa de la gastroparesia. Estos casos se conocen como gastroparesia idiopática. Aquellos con mayor riesgo de desarrollar gastroparesia idiopática incluyen mujeres jóvenes y de mediana edad.

Síntomas

La ERGE y la acidez de estómago son síntomas de gastroparesia.

Los síntomas de la gastroparesia incluyen:

  • acidez de estómago o enfermedad por reflujo (ERGE)
  • náuseas o vómitos de alimentos no digeridos
  • sentirse lleno antes de lo normal
  • hinchazón o dolor de estómago
  • apetito reducido
  • Pérdida de peso debido a la ingesta baja en calorías.

Los síntomas a menudo empeoran al comer alimentos sólidos, alimentos grasos y alimentos ricos en fibra o al beber bebidas gaseosas o con alto contenido de grasas.

Complicaciones

La gastroparesia no solo es una afección médica incómoda, sino que también puede causar una variedad de complicaciones.

Éstos incluyen:

  • deshidratación severa, debido a vómitos
  • desnutrición, como resultado de una mala absorción
  • anomalías del azúcar en sangre
  • alimentos endurecidos y no digeridos que pueden formar una masa sólida, que a veces puede ser potencialmente mortal
  • crecimiento excesivo de bacterias en el estómago debido a alimentos no digeridos
  • calidad de vida reducida

Remedios naturales

Las terapias alternativas pueden brindar alivio a algunas personas.

Estos pueden incluir acupuntura, acupresión, biorretroalimentación, hipnoterapia, el uso de jengibre y la aplicación cutánea de medicamentos contra las náuseas.

Consejos dietéticos

Se recomiendan comidas pequeñas, bajas en grasas y fibra.

Las modificaciones dietéticas son importantes para las personas con gastroparesia. Los pasos a seguir pueden incluir:

  • comidas pequeñas y frecuentes
  • evitando frutas y verduras crudas o crudas
  • evitando frutas y verduras fibrosas
  • comer alimentos líquidos como sopas o purés
  • comer alimentos bajos en grasa
  • beber agua durante las comidas
  • ejercicio suave después de las comidas, como caminar
  • evitar las bebidas gaseosas, fumar y el alcohol
  • no acostarse dentro de las 2 horas posteriores a la comida

Pequeños cambios en la dieta, como comer sopas, pueden ayudar a las personas con gastroparesia.

Tratamiento

El tratamiento a menudo implica abordar la causa subyacente de la gastroparesia. Algunos tratamientos médicos pueden aliviar los síntomas, por ejemplo, ayudando a vaciar el estómago.

  • medicamentos contra las náuseas, como proclorperazina, difenhidramina y tietilperazina u ondansetrón
  • medicamentos para aumentar las contracciones del estómago como metoclopramida
  • Se pueden recomendar antibióticos como eritromicina.
  • inyecciones con toxina botulínica (Botox)
  • Estimulación gástrica eléctrica, un procedimiento quirúrgico en el que se colocan electrodos en el estómago para desencadenar contracciones.
  • En algunos casos, es posible que se requieran tubos de alimentación o formas de nutrición intravenosa.

Si alguien piensa que está experimentando síntomas de gastroparesia, debe hablar con su proveedor de salud para una evaluación y tratamiento.

Diagnóstico

Después de una revisión de los síntomas y un examen físico, un proveedor de atención médica puede recomendar ciertas pruebas y procedimientos para confirmar un diagnóstico de gastroparesia.

Las pruebas y procedimientos que se pueden utilizar incluyen:

  • Endoscopia gastrointestinal superior (GI superior): se usa un tubo flexible con una cámara iluminada para examinar el sistema gastrointestinal superior, en busca de áreas anormales.
  • Procedimientos de imágenes radiológicas: tales procedimientos incluyen el uso de tomografía computarizada, resonancia magnética y ultrasonido.
  • Serie GI superior: también conocida como radiografía de bario o ingestión de bario, esta prueba implica beber un líquido que recubre el tracto digestivo y luego hacerse una radiografía. Esto permite a los médicos ver áreas anormales como inflamación, infección, cáncer y hernias.
  • Estudio de vaciado gástrico: este procedimiento de medicina nuclear permite evaluar la tasa de vaciado del estómago en presencia de alimentos sólidos o líquidos.
  • Prueba de aliento: después de beber un poco de agua azucarada, se mide la cantidad de gas metabolizado por el cuerpo en una muestra del aliento.
  • Manometría gástrica: esta prueba evalúa la actividad eléctrica y el movimiento del músculo liso del estómago y el intestino delgado. Para hacer esto, se pasa un tubo delgado a través de la boca hasta el estómago.
  • Electrogastrografía: con el uso de electrodos cutáneos, una electrogastrografía mide la actividad eléctrica del estómago.
  • La píldora inteligente: se consume una cápsula inalámbrica para probar la velocidad digestiva. Durante la prueba, los cambios de pH, temperatura y presión se registran a medida que la píldora pasa por el intestino.
  • Acomodación gástrica gammagráfica: los volúmenes del estómago tanto antes como después de una comida se miden utilizando material radiactivo. La presencia de más del 10 por ciento de alimento residual en el estómago 4 horas después de una comida cumple con los criterios de gastroparesia.
  • Radiografía del intestino delgado: esta prueba se usa generalmente para verificar si hay una obstrucción intestinal que podría estar causando síntomas de retraso en el vaciado del estómago. Estos síntomas pueden confundirse con gastroparesia.
none:  arritmia investigación con células madre linfoma