¿Cómo puedo estabilizar mi presión arterial?

La presión arterial debe ser básicamente estable. Si cambia regularmente de muy alto a muy bajo, puede resultar una variedad de complicaciones.

Es normal que la presión arterial varíe ligeramente a lo largo del día, pero la presión arterial que fluctúa de un extremo a otro debe controlarse y controlarse.

Los remedios caseros, los cambios en el estilo de vida y algunos medicamentos pueden ayudar a regular la presión arterial.

Es importante que se controle con regularidad porque la presión arterial puede revelar mucho sobre la salud de una persona.

Causas de la presión arterial fluctuante

A continuación se presentan cinco factores que pueden causar fluctuaciones peligrosas en la presión arterial.

1. Hipertensión de bata blanca

La presión arterial fluctuante puede deberse a cambios temporales o afecciones a largo plazo.

Este término describe la presión arterial que es más alta en el consultorio del médico, a menudo porque la persona está ansiosa por la cita.

Un estudio publicado en 2013 concluyó que las personas con hipertensión de bata blanca deben ser monitoreadas para detectar factores de riesgo de enfermedad cardíaca, especialmente niveles anormales de azúcar en sangre.

La hipertensión de bata blanca no es necesariamente tan preocupante como la presión arterial que es constantemente alta.

Un metaanálisis de 2016 publicado en el Revista de hipertensión encontró que las personas con hipertensión de bata blanca tenían un riesgo menor de enfermedad cardíaca y un mejor pronóstico que las personas con hipertensión duradera.

2. Medicamentos

Ciertos medicamentos pueden reducir temporalmente la presión arterial. Incluyen:

  • diuréticos
  • betabloqueantes y otros medicamentos para el corazón
  • antidepresivos tricíclicos
  • medicamentos para la presión arterial alta, especialmente si la dosis es demasiado alta
  • medicamentos para la enfermedad de Parkinson
  • medicamentos para la disfunción eréctil, especialmente si se toman con nitroglicerina

3. Malestar emocional, ansiedad y estrés

Las emociones fuertes, en particular el estrés y la ansiedad, pueden provocar un aumento repentino de la presión arterial. Esta es la respuesta natural del cuerpo a un evento estresante, y la presión eventualmente volverá a la normalidad a medida que la persona se calme.

Sin embargo, el estrés a largo plazo y la ansiedad no tratada pueden tener efectos nocivos y duraderos sobre la presión arterial y la salud en general.

4. Temperatura

Estar en una habitación cálida o tomar un baño caliente puede reducir temporalmente la presión arterial. Por lo general, esto no es motivo de preocupación, siempre que la presión arterial no baje demasiado.

Los síntomas de una presión arterial peligrosamente baja incluyen mareos, náuseas y desmayos.

5. Drogas ilegales

La cocaína y la metanfetamina pueden causar picos extremos en la presión arterial.

Factores de riesgo

El estrés y la ansiedad pueden aumentar el riesgo de fluctuaciones en la presión arterial.

Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de cambios peligrosos en la presión arterial:

  • un horario de trabajo irregular, especialmente uno que involucra turnos nocturnos
  • tabaquismo y uso de tabaco
  • altos niveles de estrés
  • ansiedad
  • uso incorrecto de medicamentos para la presión arterial
  • prescripción o dosis incorrecta de medicamentos para la presión arterial
  • apnea obstructiva del sueño y otros trastornos del sueño
  • enfermedad del riñon
  • diabetes y problemas de azúcar en sangre
  • problemas tiroideos
  • enfermedad del corazón
  • condiciones que afectan el sistema nervioso

¿Cómo se trata la presión arterial fluctuante?

Primero, un médico determinará la causa subyacente. Preguntarán sobre la historia de una persona y hablarán sobre su estilo de vida y sus medicamentos actuales. El médico también puede ordenar o realizar pruebas.

Los medicamentos pueden reducir la presión arterial y prevenir fluctuaciones peligrosas. Una persona también puede lograr esto realizando cambios en su estilo de vida.

Al asistir a las visitas de seguimiento, una persona puede asegurarse de que su presión arterial se mantenga dentro de los límites normales y que los medicamentos no causen efectos secundarios desagradables.

Remedios caseros y cambios en el estilo de vida.

Las siguientes acciones pueden ayudar a normalizar la presión arterial:

  • Deje de fumar: fumar daña las arterias y provoca presión arterial alta.
  • Consuma más frutas, verduras, cereales integrales y proteínas magras: reduzca o elimine los azúcares añadidos y los alimentos procesados.
  • Haga ejercicio con regularidad: la Asociación Estadounidense del Corazón recomienda un esfuerzo de intensidad moderada, como caminar a un ritmo rápido. Una persona debe hacer esto durante 30 minutos al día, al menos 5 días a la semana.
  • Limite el consumo de alcohol: las mujeres no deben beber más de una bebida al día y los hombres no más de dos bebidas al día. Beber más que esto puede elevar la presión arterial.
  • Encuentre formas saludables de reducir el estrés: la meditación, los ejercicios de respiración profunda, las imágenes guiadas y otras técnicas para controlar el estrés pueden ayudar a evitar picos en la presión arterial.
  • Consuma menos sodio: los alimentos excesivamente salados pueden provocar aumentos bruscos de la presión arterial.
  • Reduzca la ingesta de cafeína: las bebidas con cafeína pueden causar picos temporales en la presión arterial y pueden empeorar la ansiedad.

Consulte a un médico para obtener orientación personalizada.

Complicaciones

La presión arterial fluctuante puede aumentar el riesgo de ataques cardíacos o enfermedad arterial periférica.

Las fluctuaciones regulares de la presión arterial pueden aumentar el riesgo de:

  • un infarto
  • un golpe
  • insuficiencia cardiaca
  • enfermedad o insuficiencia renal
  • Pérdida de la visión
  • disfunción sexual
  • enfermedad de las arterias periféricas

Un estudio de 2015 sugirió que las personas con presión arterial que variaba significativamente entre las citas médicas tenían más probabilidades de sufrir un ataque cardíaco, un derrame cerebral o insuficiencia cardíaca.

Investigación publicada en El BMJ indicó que una alta variabilidad en la presión arterial pone a una persona en el mismo riesgo de problemas cardíacos que el colesterol alto.

Un estudio de 2017 concluyó que los adultos mayores con fluctuaciones diarias en la presión arterial tenían más probabilidades de desarrollar demencia. Esto respalda los hallazgos de un estudio de 2016, que sugirió un vínculo entre una alta variabilidad en la presión arterial y la disminución de la capacidad cognitiva y la memoria.

Prevención

Las elecciones de estilo de vida saludable y, en algunos casos, la medicación, pueden resolver las fluctuaciones en la presión arterial.

Controle la presión arterial con regularidad y busque tratamiento para cualquier afección que pueda afectarla.

Quitar

Si bien las fluctuaciones en la presión arterial pueden ser peligrosas, los medicamentos y los cambios en el estilo de vida pueden controlar la situación.

Una vez que un médico determina la causa del cambio de presión arterial, ayudará a desarrollar un plan de tratamiento. Una persona debe controlarse la presión arterial con regularidad.

Siga los consejos de los médicos y tome los medicamentos según lo prescrito.

none:  arritmia embarazo - obstetricia seguro médico - seguro médico