Cómo nos protegen ciertas bacterias contra la gripe

Un nuevo estudio nos acerca a una píldora probiótica antigripal. Al alterar sutilmente las bacterias en nuestra nariz y garganta, podríamos vencer la influenza.

El microbioma del sistema respiratorio podría ayudar a los investigadores a vencer el virus de la influenza (en la foto).

En la mayoría de los casos, cuando alguien menciona el microbioma, se refiere a las bacterias del intestino.

Sin embargo, las bacterias cubren cada centímetro de nosotros, tanto por dentro como por fuera, y el término "microbioma" se refiere a todos nuestros pasajeros microbianos.

Actualmente, las bacterias de nuestro sistema respiratorio están recibiendo una mayor atención. Algunos de ellos, creen los científicos, pueden protegernos de las enfermedades.

Un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad de Michigan en Ann Arbor investiga el potencial de manipular estas poblaciones bacterianas para reducir el riesgo de enfermedades.

"Me encanta la idea de trabajar con nuestros microbios en lugar de verlos como un enemigo que necesita ser erradicado", dice la autora principal, la profesora Betsy Foxman.

En particular, el profesor Foxman está interesado en comprender el papel que juegan los microbios en nuestra susceptibilidad a la gripe.

Frente a la gripe

Es importante encontrar nuevas formas de reducir el riesgo de influenza. Para muchos de nosotros, un caso de gripe es poco más que desagradable. Sin embargo, para las personas de poblaciones de alto riesgo (jóvenes, ancianas o embarazadas), la gripe puede provocar complicaciones graves, como neumonía.

Aunque las vacunas contra la influenza funcionan bien contra la influenza, no son efectivas para prevenir todas las cepas y no todos tienen fácil acceso a ellas.

Diseñar una forma sencilla y rentable de reducir el riesgo de influenza es un problema de salud pública urgente.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se producen en todo el mundo hasta 650.000 muertes como resultado de la influenza.

El virus de la influenza se dirige principalmente a las células epiteliales del tracto respiratorio superior e inferior. Estas células están repletas de comunidades de bacterias.

¿Es posible que la composición de estas colonias pueda influir en la capacidad del virus de la influenza para establecerse y causar enfermedades?

Estudios anteriores han demostrado que la manipulación del microbioma puede cambiar la susceptibilidad a las enfermedades. Por ejemplo, un estudio encontró que el tratamiento de ratones con antibióticos orales conducía a una mayor degeneración del epitelio bronquiolo y un mayor riesgo de muerte después de la infección por influenza.

Además, una investigación anterior realizada por el profesor Foxman mostró que las personas con el virus de la influenza tenían niveles aumentados de steotococos neumonia y Staphylococcus aureus en su nariz y garganta.

Parece claro que existe una relación entre el microbioma respiratorio y la infección viral de la influenza.

Sin embargo, hasta la fecha, como escriben los autores, "no se ha demostrado una asociación entre el microbioma de la nariz / garganta y el riesgo de influenza en poblaciones humanas". Su último trabajo, que aparece en MÁS UNO, se propone abordar este problema.

Protectores bacterianos

Para investigar, los científicos utilizaron datos del Estudio de Transmisión de Hogares de Nicaragua, que se llevó a cabo entre 2012 y 2014.

Los participantes eran miembros del hogar de personas con influenza confirmada. El equipo siguió a cada uno de ellos durante 13 días o hasta que desarrollaron la gripe, lo que ocurriera primero.

El estudio actual tomó datos de las 537 personas que dieron negativo en la prueba de influenza al comienzo del estudio.

Los investigadores tomaron muestras de bacterias de la garganta y la nariz al comienzo del programa. Utilizando la secuenciación de ADN, pudieron crear una imagen de los tipos de bacterias presentes. Dividieron estos datos en cinco grupos.

Habiendo dividido los tipos de comunidad bacteriana en cinco grupos, controlaron otras variables, como el tabaquismo, la edad, las condiciones de vida hacinadas y la vacunación contra la influenza.

“Observamos quién tenía qué grupo y si eso marcaba una diferencia en cuanto a si contraían la influenza, y lo hace”, dice Foxman. “Eso es lo emocionante: nos dice que si tienes esta comunidad bacteriana, tienes un riesgo menor de contraer la gripe. Es una gran noticia porque realmente no se ha mostrado antes ".

Estos resultados podrían ayudar a explicar por qué algunas personas son más susceptibles a la influenza que otras.

¿Probióticos para tu sistema respiratorio?

Los defensores de los probióticos afirman que fomentan las llamadas bacterias "buenas" en nuestro intestino. Aunque muchas de las afirmaciones son exageradas o incluso engañosas, no hay duda de que el microbioma tiene una gran influencia en nuestra salud.

“¿Es realmente posible impulsar el microbioma de alguien de una manera que marque la diferencia? ¿Es posible que podamos decirle a la gente: "Aquí está su píldora del microbioma"?

Prof. Betsy Foxman

El estudio actual da el primer paso en esta dirección. Como dice el profesor Foxman, "es un camino muy largo y estamos al principio".

Los científicos planean continuar su investigación en esta línea, y el potencial es enorme. Con la resistencia a los antibióticos que se avecina, este tipo de intervención podría ofrecer un salvavidas.

El profesor Foxman dice: "Sabemos que siempre vamos a necesitar nuevos antibióticos, pero, de esta manera, podríamos retenerlos por más tiempo y, presumiblemente, si pudiéramos intervenir de esta manera, habría menos efectos secundarios".

Los investigadores esperan que estos hallazgos preliminares creen una base para futuras investigaciones y le ofrezcan una nueva dirección innovadora.

none:  la gripe porcina medicina-complementaria - medicina-alternativa cáncer de mama