¿Cómo afecta la EM a los ojos?

Los problemas oculares son relativamente comunes en personas con esclerosis múltiple y pueden incluir visión borrosa, visión doble y pérdida de la visión. Los tratamientos para la esclerosis múltiple pueden ayudar.

Al igual que con los otros síntomas de la esclerosis múltiple (EM), los síntomas oculares pueden aparecer durante un brote y luego desaparecer con el tiempo. Los tratamientos pueden ayudar a proteger la vista de una persona, retrasar el progreso de la EM y prevenir daños mayores.

En este artículo, analizamos cómo la EM puede afectar la visión de una persona y las opciones de tratamiento para estos síntomas.

EM y problemas oculares

Los problemas de visión son una posible señal temprana de EM.

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad progresiva en la que el sistema inmunológico ataca por error a las células nerviosas sanas. Al hacerlo, daña la capa protectora de estas células, que se llama vaina de mielina. El daño a estas células puede causar cicatrices permanentes en el cerebro, dando lugar a una variedad de síntomas.

Aunque la EM afecta a cada persona de manera diferente, la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple (NMSS) señala que los problemas de visión son a menudo los primeros síntomas que experimentan las personas con EM.

Cuando la EM afecta los nervios de los ojos de una persona, puede causar inflamación y provocar síntomas. El nombre oficial de la afección es neuritis óptica.

Una persona con neuritis óptica puede notar varios problemas con su visión, generalmente solo en un ojo. Estos problemas pueden aparecer repentina o lentamente. Pueden ser preocupantes, pero normalmente se desvanecen con el tiempo.

Problemas de la vista

Las personas con EM suelen experimentar alguna forma de pérdida de la visión a medida que avanza el trastorno.

Los problemas de visión generalmente afectan un ojo y tienden a empeorar antes de mejorar. Cualquier persona que experimente estos síntomas debe comunicarse con su médico de inmediato, ya que en algunos casos, hay opciones de tratamiento disponibles.

Aunque es posible una pérdida total de la visión, no es tan común como otros síntomas, como:

  • visión borrosa
  • pérdida de color o visión grisácea
  • dolor cuando los ojos se mueven
  • ceguera parcial o total en un ojo que empeora durante un ataque
  • problemas para ver a un lado
  • dolor sordo detrás de los ojos

Problemas de movimiento de los ojos

Las personas con EM pueden experimentar movimientos oculares incontrolables llamados nistagmo.

El nistagmo no siempre se presentará de la misma manera, pero a menudo hace que uno o ambos ojos se muevan hacia adelante y hacia atrás repetidamente. La persona puede perder el control de cómo se mueve su ojo en una determinada dirección. También pueden sentir que las cosas se mueven cuando no es así.

La gravedad del nistagmo también puede variar. Algunas personas pueden experimentar síntomas leves, mientras que otras experimentan movimientos que son lo suficientemente graves como para alterar su visión.

Visión doble

Algunas personas con EM también pueden experimentar visión doble o diplopía.

La diplopía ocurre cuando los músculos de los ojos no están sincronizados porque uno no está funcionando correctamente. Como resultado, el cerebro se esfuerza por crear una imagen clara.

En alguien con EM, esto ocurre cuando el trastorno afecta los nervios que controlan estos músculos.

Ceguera

En las etapas avanzadas, la EM puede destruir la capa protectora alrededor de los nervios, provocando cambios permanentes en la vista. En una persona que experimenta regularmente problemas de visión durante los brotes, esto puede provocar ceguera parcial o total en uno o ambos ojos.

¿Cuánto duran los síntomas?

El calor puede empeorar los síntomas de la EM en algunas personas.

La EM afecta a cada persona de manera diferente, por lo que no se sabe exactamente cuánto tiempo durarán los síntomas.

Los síntomas deberían desaparecer a medida que desaparece la inflamación de las células nerviosas. Para muchas personas, esto es tan solo unas pocas semanas. Otros pueden experimentar síntomas que duran hasta un año o más.

Algunas personas pueden encontrar que sus síntomas empeoran con el calor, por ejemplo, después de una ducha caliente o en días particularmente calurosos. Una temperatura corporal alta por el ejercicio o la gripe también puede exacerbar los síntomas en algunas personas.

Los síntomas también pueden empeorar a medida que la persona usa o esfuerza la vista durante todo el día. Cualquiera que experimente síntomas oculares debe tomar descansos regulares durante el día para descansar la vista y evitar un esfuerzo innecesario.

Causas

Los síntomas oculares surgen cuando el sistema inmunológico ataca la vaina de mielina de los nervios que controlan varios aspectos del ojo. El tipo de síntomas que experimenta una persona variará según los nervios que sufran el daño.

La EM no es la única causa de neuritis óptica. Otros factores que pueden causar inflamación en los ojos y provocar síntomas incluyen:

  • algunos medicamentos
  • infecciones virales o bacterianas, como enfermedad de Lyme, paperas o sarampión
  • otras afecciones autoinmunes, como lupus o sarcoidosis

Los científicos no comprenden completamente la causa exacta de la EM. Sin embargo, existe evidencia de que algunas personas pueden tener un mayor riesgo de desarrollar EM. Por ejemplo, el NMSS señala que algunos factores ambientales pueden aumentar el riesgo de esta afección, que incluyen:

  • fumar cigarrillos
  • niveles bajos de vitamina D en el cuerpo
  • infección por el virus de Epstein-Barr

Sin embargo, un mayor riesgo no significa que estos factores causen directamente el trastorno.

Diagnóstico

Para diagnosticar correctamente los problemas oculares relacionados con la EM, los médicos deberán descartar otras afecciones. Para hacerlo, pueden solicitar pruebas para detectar EM u otros problemas. Estas pruebas pueden incluir:

  • una prueba de la vista con un oftalmólogo
  • análisis de sangre
  • oftalmoscopia
  • pruebas de imagen, como resonancias magnéticas
  • una prueba de respuesta visual evocada
  • una punción lumbar

Incluso si la persona ya sabe que tiene EM, un diagnóstico completo es importante para evitar diagnosticar erróneamente otro problema subyacente.

Tratamiento

Un médico puede recomendar medicamentos adicionales para aliviar ciertos síntomas de la EM.

La mayoría de los problemas de visión que ocurren debido a la EM finalmente mejoran por sí solos, pero las personas aún pueden encontrar estos síntomas difíciles de manejar. Continuar tomando medicamentos para aliviar los síntomas de la EM será de ayuda. Los médicos pueden recomendar tratamientos adicionales si una persona experimenta síntomas muy graves.

Por ejemplo, si una persona tiene una pérdida severa de la visión, un médico puede recomendar tratamientos que de otro modo evitaría, como los esteroides intravenosos.

En otros casos, los métodos simples pueden ayudar. Por ejemplo, los médicos pueden darle a una persona con visión doble un parche temporal en el ojo. El parche bloqueará la entrada de uno de los ojos, lo que debería corregir la visión doble.

Algunos medicamentos también pueden ayudar a reducir los efectos secundarios de los problemas de visión hasta que desaparezca el brote.

Prevención

No es posible prevenir por completo el daño de la EM en los ojos, pero las personas pueden tomar medidas para reducir la probabilidad de que ocurra.

Las personas que son propensas a tener brotes en los ojos deben descansar la vista con regularidad durante el día. Los médicos también pueden recomendar que las personas usen anteojos con prismas específicos que ayuden a controlar las alteraciones en el ojo y reducir los síntomas.

También puede haber un vínculo entre los niveles de vitamina D y la gravedad de los brotes. Un estudio en la revista Neurología encontró que había una asociación entre los niveles de vitamina D y la gravedad de la neuritis óptica.

Sin embargo, esto no significa necesariamente que la ingesta de vitamina D hará que una persona tenga ataques menos graves. Los investigadores están realizando investigaciones más exhaustivas, pero mientras tanto, algunos médicos recomiendan que sus pacientes con EM tomen suplementos de vitamina D para ayudar a su cuerpo.

Cualquiera que note nuevos síntomas o cuyos síntomas comiencen a empeorar debe hablar con un médico que pueda aconsejarle sobre las formas de tratar o reducir el efecto de los síntomas.

Resumen

Los problemas de visión relacionados con la EM son comunes, pero la afección no afectará a todos de la misma manera. Muchos síntomas desaparecerán por sí solos sin tratamiento y el pronóstico general es bueno.

Sin embargo, a medida que la EM progresa, es probable que los problemas de visión de una persona empeoren.

El diagnóstico y el tratamiento tempranos son importantes para ayudar a reducir la gravedad de los síntomas.

none:  enfermedad del corazón dislexia obesidad - adelgazamiento - fitness