¿Es normal tener manchas marrones después de la menopausia?

La menopausia es cuando una mujer no tiene períodos menstruales durante al menos un año. En promedio, las mujeres llegan a la menopausia poco después de los 50 años, pero esto varía mucho de una persona a otra.

Experimentar secreción o manchas marrones después de la menopausia puede no ser motivo de preocupación. Sin embargo, a veces puede ser un signo de una afección médica subyacente. Se recomiendan chequeos regulares con un médico para diagnosticar cualquier secreción inusual.

En este artículo, aprenda sobre las posibles causas de la secreción marrón después de la menopausia, así como sobre el diagnóstico y el tratamiento.

Causas

En muchos casos, la secreción marrón después de la menopausia no es motivo de preocupación.

El revestimiento de las paredes de la vagina se adelgaza durante la menopausia, por lo que la vagina puede volverse más sensible a la sequedad y la irritación.

Las mujeres pueden experimentar picazón, ardor y secreción descolorida con más regularidad que antes de entrar en la menopausia.

Las manchas marrones después de la menopausia suelen ser un signo de que la sangre se mezcla con la secreción.

Mientras que la sangre fresca es roja, se vuelve marrón o negra a medida que se oxida y sale de la vagina.

El color puede ser más claro o mezclado con otros colores si la mujer tiene una infección, como una candidiasis.

Siga leyendo para conocer las posibles causas de las manchas marrones después de la menopausia.

1. Atrofia vaginal o endometrial

A medida que los niveles hormonales disminuyen durante la menopausia, el revestimiento vaginal o las células uterinas pueden adelgazarse. Este adelgazamiento se llama atrofia vaginal o atrofia endometrial.

La atrofia vaginal a menudo hace que la vagina se vuelva más seca, menos flexible y más susceptible a la inflamación o infección que antes de la menopausia. La atrofia vaginal puede provocar:

  • manchas marrones
  • picazón
  • dolor e inflamación
  • enrojecimiento
  • sangrado después del sexo

La vagina puede sentirse continuamente incómoda, por lo que una mujer con estos síntomas debe hablar con un médico. Un médico puede recomendar la terapia de reemplazo hormonal, así como el uso de lubricantes solubles en agua durante la actividad sexual.

2. Hiperplasia endometrial

El endometrio también puede volverse más grueso después de la menopausia. De manera similar a la atrofia vaginal o endometrial, esto a menudo se debe a que el cuerpo produce demasiada hormona estrógeno y muy poca progesterona.

El tejido endometrial grueso puede causar sangrado y manchado anormal.

Los médicos pueden recomendar la terapia de reemplazo hormonal (TRH) para ajustar los niveles de hormonas y tratar el problema. También pueden considerar la cirugía para eliminar las células engrosadas o realizar una histerectomía.

3. Infección

Una infección vaginal puede causar una secreción descolorida que parece manchado. También puede causar un olor desagradable, picazón, dolor e irritación en el área.

Los factores que aumentan el riesgo de infecciones incluyen:

  • antibioticos
  • hacer ejercicio en ropa interior ajustada
  • duchas
  • diabetes

Un médico recomendará antibióticos o medicamentos antimicóticos para tratar una infección vaginal.

4. Infecciones de transmisión sexual (ITS)

Algunas infecciones de transmisión sexual, como la gonorrea o la clamidia, pueden causar sangrado vaginal. El sangrado causado por las ITS puede ser más prominente después de la actividad sexual.

Algunas ITS causan otros síntomas además de manchas o secreciones marrones. Otras, como la clamidia, rara vez causan síntomas, por lo que es esencial hacerse pruebas de ITS con regularidad si una persona tiene nuevas parejas sexuales.

5. Ejercicio extenuante

El ejercicio extenuante es una causa común de secreción parda.

El ejercicio es esencial para mantener el cuerpo en buena forma, pero también puede provocar manchas marrones después de la menopausia.

Algunas mujeres experimentan regularmente manchas marrones después de un ejercicio especialmente extenuante, y esto generalmente no es motivo de preocupación.

Sin embargo, las mujeres que experimentan manchas marrones después del ejercicio por primera vez deben consultar a un médico.

6. Terapia de reemplazo hormonal

Un posible efecto secundario de la TRH es el sangrado vaginal. Esto se debe a que la TRH puede engrosar el revestimiento del útero.

La sangre de este engrosamiento a menudo aparecerá como manchas marrones en la ropa interior. Cualquiera que experimente sangrado frecuente debido a la TRH debe hablar con su médico, ya que es posible que pueda ajustar el tratamiento.

7. Otros medicamentos

Además de la TRH, otros medicamentos también pueden causar sangrado vaginal como efecto secundario. Estos incluyen anticoagulantes y tamoxifeno, que es un medicamento que se usa para tratar o prevenir el cáncer de mama.

Los médicos pueden recomendar ajustar las dosis o cambiar los medicamentos para aliviar los síntomas.

8. Pólipos

Los pólipos son crecimientos adheridos al útero o al cuello uterino. Por lo general, no son cancerosos. Los pólipos pueden causar sangrado, manchas marrones y, ocasionalmente, calambres severos.

Muchas mujeres con pólipos no experimentan ningún síntoma, por lo que los chequeos ginecológicos regulares son esenciales. Los pólipos generalmente se extirpan mediante cirugía.

9. Cáncer

En algunos casos, una secreción marrón repentina puede ser un signo de un crecimiento canceroso en el útero. El sangrado vaginal es un síntoma común del cáncer de útero.

Un crecimiento canceroso también puede causar otros síntomas, como dolor pélvico, dolor durante la actividad sexual y dolor al orinar.

El cáncer de útero puede requerir una histerectomía, quimioterapia y radioterapia. Un cirujano también puede extirpar los ganglios linfáticos cercanos.

Sin embargo, los síntomas del cáncer de útero son similares a los de muchas otras afecciones benignas, por lo que es vital hablar con un médico y obtener un diagnóstico adecuado.

Diagnóstico

Se puede usar una ecografía para diagnosticar la causa de la secreción marrón después de la menopausia.

Para determinar la causa de la secreción marrón después de la menopausia, un médico le preguntará sobre el historial médico de una persona y los medicamentos que esté tomando. También pueden realizar un examen físico de la pelvis o tomar un hisopo para detectar infecciones.

Otras pruebas que pueden recomendarse incluyen:

  • prueba de sangre
  • ultrasonido pelvico
  • Prueba de Papanicolaou
  • dilatación y legrado (D&C)

administración

La forma en que una persona maneja la secreción marrón después de la menopausia variará según la causa.

Puede ser útil usar toallas sanitarias o forros finos. Evitar la ropa sintética en favor de materiales más transpirables, como el algodón, puede hacer que la persona se sienta cómoda y puede ayudar a prevenir una infección. La ropa holgada también puede ayudar a evitar la irritación.

La vagina puede volverse más sensible a medida que los tejidos se adelgazan durante la menopausia. Los jabones, el detergente para ropa y las lociones que contienen fragancias u otros productos químicos pueden irritar y es posible que deban evitarse.

Si bien la higiene es importante, las duchas vaginales son innecesarias. Se deben evitar las duchas vaginales, ya que pueden afectar negativamente el entorno sensible de la vagina.

Cuando ver a un doctor

Cualquier persona que experimente manchas de color rojo oscuro, negro o marrón por primera vez después de la menopausia debe hablar con un médico.

Si bien es posible que no sea posible prevenir todas las causas, es posible que algunas causas de manchas marrones después de la menopausia necesiten tratamiento.

none:  bipolar alzheimers - demencia dermatitis atópica - eccema