¿La melatonina es segura para los niños?

Algunas investigaciones sugieren que la melatonina puede ayudar a tratar a los niños con dificultades para dormir. Sin embargo, es mejor intentar cambios en el estilo de vida o hablar con un médico antes de administrar melatonina a un niño.

El sueño juega un papel esencial en la salud y el bienestar en general. El sueño es especialmente importante para los niños, ya que sus cuerpos y cerebros aún están creciendo y desarrollándose.

Los suplementos de melatonina son un tratamiento popular para los niños que tienen problemas para conciliar el sueño. Según el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) reconoce la melatonina como un suplemento dietético en lugar de un medicamento médico.

La regulación de los suplementos dietéticos es menos estricta que la de los medicamentos recetados o de venta libre. Esto facilita el acceso a la melatonina, pero también significa que no existen pautas claras de dosis o seguridad.

En este artículo, discutimos qué es la melatonina y si es eficaz para tratar a los niños con dificultades para dormir. También analizamos la dosis segura y los efectos secundarios de la melatonina y consejos para ayudar a los niños a dormir.

¿Qué es la melatonina?

Si un niño no produce suficiente melatonina, puede desarrollar insomnio.

La melatonina es una hormona que se produce de forma natural en el cuerpo. Una pequeña estructura en el cerebro conocida como glándula pineal produce y libera melatonina para controlar el ritmo circadiano del cuerpo.

El ritmo circadiano es un ciclo de 24 horas en el que el cerebro de una persona cambia entre estados de alerta y somnolencia. El ritmo circadiano es importante para determinar los patrones de sueño y alimentación en los seres humanos.

Los niños cuyas glándulas pineales no producen suficiente melatonina, o experimentan un retraso en la secreción de melatonina, pueden desarrollar insomnio.

¿Es efectiva la melatonina?

Algunos estudios sugieren que la melatonina puede ayudar a que los niños se duerman más rápido. La melatonina también puede mejorar la calidad del sueño de los niños.

Un estudio de 2017 examinó los efectos de la melatonina en niños con insomnio crónico del inicio del sueño (SOI). Los niños con SOI tienen dificultad para conciliar el sueño. Los investigadores asignaron al azar a los niños para que recibieran:

  • Tabletas de 3 miligramos (mg) de melatonina de liberación rápida
  • terapia de luz
  • un placebo

El estudio concluyó que la melatonina fue significativamente más eficaz para reducir el tiempo que tardaban los niños en conciliar el sueño que el placebo. Los investigadores también notaron que la melatonina tenía más efectos y más fuertes que la terapia de luz.

Un pequeño estudio de 2015 investigó la melatonina como ayuda para dormir en niños con epilepsia. Los investigadores encontraron que los niños que tomaron 9 mg de melatonina de liberación sostenida se durmieron 11,4 minutos más rápido que los niños que tomaron un placebo.

Un artículo de 2013 revisó cinco estudios que investigaron tratamientos farmacológicos para niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Los investigadores concluyeron que la melatonina parece tener efectos positivos en el tratamiento de los síntomas del insomnio en niños con TDAH. Sin embargo, también afirman que se requiere más investigación para confirmar estos hallazgos.

Dosis segura en niños

Aunque algunos estudios sugieren que la melatonina puede ser un tratamiento eficaz para los niños con problemas de sueño, la duración y la dosis adecuadas del tratamiento siguen sin estar claras.

La melatonina viene en varias formas, incluida una formulación específica para niños, como gomitas y líquidos. Debido a que la FDA considera la melatonina como un suplemento dietético en lugar de un medicamento, no existen pautas de dosificación oficiales para niños o adultos.

Hable con un médico o pediatra antes de administrar melatonina a un niño. Un profesional de la salud puede asesorar sobre si los niños con dificultades para dormir pueden beneficiarse de tomar melatonina y otras opciones de tratamiento.

Un médico también puede asesorar sobre una dosis segura y eficaz de melatonina para el niño. Pueden sugerir comenzar con una dosis muy baja y ajustar según sea necesario. Para tratar los problemas del sueño, generalmente es mejor que los niños tomen melatonina de 30 a 60 minutos antes de acostarse.

Efectos secundarios

Algunos niños pueden experimentar dolores de cabeza, mojar la cama y mareos cuando toman melatonina.

Los estudios parecen sugerir que la melatonina es segura para los niños a corto plazo. Sin embargo, la melatonina puede causar efectos secundarios en los niños y es mejor hablar con un médico antes de administrar melatonina a un niño.

Según la revisión de 2013, algunos niños que tomaban melatonina experimentaron efectos secundarios leves, como dolores de cabeza, enuresis y mareos. Estos síntomas se resolvieron después de suspender el tratamiento.

Otros posibles efectos secundarios de la melatonina pueden incluir:

  • somnolencia
  • dolor abdominal
  • sudoración excesiva
  • problemas de visión
  • náusea
  • pereza diurna

También es importante señalar que hay poca investigación sobre la seguridad del uso prolongado de melatonina en niños.

Consejos para ayudar a los niños a dormir

Para los niños con dificultades para dormir, siempre es mejor hacer cambios en el estilo de vida antes de probar los medicamentos. Si estos cambios no tienen éxito, un médico o pediatra puede asesorar sobre otras opciones de tratamiento.

Los cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a mejorar el sueño de un niño incluyen:

  • Establecer una hora regular para acostarse. Acostarse y despertarse a la misma hora todos los días puede facilitar que el cuerpo se duerma.
  • Tener una rutina antes de acostarse. Las investigaciones sugieren que seguir una rutina antes de acostarse puede ayudar a los niños a dormir. Por ejemplo, un estudio encontró que una rutina de tres pasos a la hora de acostarse es efectiva. Esto implicó que los niños se bañaran, se aplicaran loción y realizaran actividades relajantes, como cantar una canción de cuna, con las luces apagadas 30 minutos después del baño.
  • Solo usando la cama para dormir. Realizar otras actividades en la cama dificulta que el cerebro asocie la cama con el sueño.
  • Mantener el dormitorio fresco. Esto ayuda a iniciar el proceso de sueño. Según la National Sleep Foundation, la temperatura ideal en la habitación es entre 60 ° F y 67 ° F.
  • Apagar dispositivos electrónicos. El uso de teléfonos inteligentes, televisores y tabletas antes de acostarse puede afectar la capacidad de un niño para conciliar el sueño. Intentar hacer cumplir una "política de no usar aparatos electrónicos" durante la rutina del niño antes de acostarse.

Cuando ver a un doctor

Si las dificultades para dormir de un niño no mejoran con los cambios en el estilo de vida, deben consultar a un médico.

Para los niños con dificultades para dormir, consulte a un médico o pediatra si los cambios en el estilo de vida no tienen éxito. Además, consulte a un médico si el niño presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • ronquidos fuertes que interrumpen el sueño
  • pesadillas frecuentes o terrores nocturnos
  • somnambulismo
  • mojar la cama excesiva
  • somnolencia severa durante las horas del día

Quitar

Un sueño de calidad insuficiente o deficiente puede afectar negativamente la salud física, el rendimiento académico y el bienestar psicológico de un niño. El sueño inadecuado también puede provocar problemas de salud mental o de comportamiento, como irritabilidad, depresión, ansiedad o hiperactividad.

Las investigaciones sugieren que la melatonina puede ayudar a los niños con dificultades para dormir. Sin embargo, es importante probar cambios en el estilo de vida y hablar con un médico antes de probar medicamentos. También hay poca investigación sobre los efectos del uso prolongado de melatonina en niños.

Las intervenciones en el estilo de vida que pueden ayudar a un niño a dormir mejor incluyen establecer una rutina de sueño regular, limitar el uso de dispositivos electrónicos antes de acostarse y mantener el dormitorio a una temperatura más fresca por la noche.

none:  respiratorio enfermedad de Huntington medicina deportiva - fitness