Lista de las mejores vitaminas para la piel.

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compra a través de los enlaces de esta página, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.

La investigación sugiere que algunas vitaminas pueden desempeñar un papel clave en la salud de la piel. En muchos casos, estas vitaminas son más efectivas cuando una persona las aplica directamente sobre la piel. Seguir una dieta saludable y equilibrada, libre de deficiencias de vitaminas y nutrientes, puede mejorar la salud de la piel al mejorar la salud en general.

Los fabricantes de suplementos y productos para el cuidado de la piel se apresuran a afirmar que la vitamina adecuada puede revolucionar la salud de la piel, combatir el envejecimiento y curar el acné.

Sin embargo, las vitaminas no son revolucionarias. Son sustancias naturales que el cuerpo humano necesita para funcionar normalmente.

Por lo tanto, la principal forma en que las vitaminas afectan la salud de la piel es garantizar que el cuerpo se mantenga saludable en general.

Vitamina A

La batata y las verduras de hoja verde oscura contienen vitamina A.

Muchas multivitaminas contienen el 100 por ciento o más de la ingesta diaria recomendada de vitamina A. Otras buenas fuentes de vitamina A incluyen zanahorias, verduras de hoja verde oscura, batatas y huevos.

Los retinoides, incluidos el retinol, la tretinoína, la isotretinoína y sustancias químicas similares, son formas fabricadas de vitamina A.

Estos productos vienen en cremas y sueros para aplicar directamente sobre la piel. Muchos estudios respaldan los beneficios de los retinoides para la salud de la piel.

Los retinoides aumentan la tasa de renovación celular. Esto puede mejorar la textura y el tono de la piel, exfoliar la piel apagada y sin vida, combatir el acné y retardar los signos del envejecimiento.

Un estudio de 2015 encontró que el retinol y el ácido retinoico aumentaron el grosor de la piel durante 4 semanas. Los retinoides también aumentaron la expresión del gen del colágeno. Después de 12 semanas, los participantes del estudio tuvieron reducciones visibles en las arrugas.

Los retinoides pueden aumentar la sensibilidad de la piel al sol. Por esta razón, es vital usar protector solar mientras usa retinoides y durante varias semanas después. Los retinoides también se pueden secar, por lo que las personas deben usar un humectante de calidad y comenzar lentamente.

Intente aplicar retinoides una o dos veces por semana antes de acostarse, luego aumente gradualmente la frecuencia de uso a una vez al día.

Vitaminas del complejo B

Varias vitaminas del complejo B pueden mejorar la salud de la piel. Las vitaminas solubles en agua están fácilmente disponibles como suplementos, incluso como suplementos que incluyen las 12 vitaminas del complejo B.

La investigación sobre el papel de los suplementos del complejo de vitamina B es prometedora, aunque no concluyente. Un estudio de 2018 encontró que la vitamina B podría ayudar al cuerpo a producir nuevas células cutáneas saludables.

No todas las investigaciones han encontrado tales beneficios, aunque muchos estudios sugieren que las vitaminas del complejo B son más efectivas cuando las personas las aplican directamente sobre la piel.

La vitamina B-3, o niacinamida, puede ayudar a aliviar algunos signos del envejecimiento de la piel. Algunos estudios sugieren que puede ayudar a reducir la aparición de manchas de la edad y otras formas de decoloración de la piel. Algunas mujeres informan mejoras en la piel y el cabello cuando toman vitaminas prenatales que contienen ácido fólico.

El ácido fólico también puede mejorar los signos del envejecimiento de la piel, según un estudio de 2011. Los investigadores encontraron que una crema que contenía ácido fólico y creatina apoyaba la expresión del gen del colágeno y la densidad de la fibra del colágeno. El colágeno tiende a disminuir con la edad, lo que causa arrugas y piel flácida.

La vitamina B-5, o ácido pantoténico, puede ayudar tanto con el acné como con el envejecimiento de la piel. Un ensayo controlado aleatorio de 2014 encontró que las personas que tomaron un suplemento dietético B-5 durante 12 semanas vieron reducciones significativas en el acné y la inflamación de la piel.

Un estudio de 2010 examinó los efectos de una crema para la piel que contiene vitaminas E, B-5 ​​y B-3. La crema mejoró el tono y la textura de la piel en 6 semanas. También ayudó con las manchas de la edad y la hiperpigmentación.

Algunas fuentes dietéticas de vitaminas del complejo B incluyen carne, huevos, mariscos, nueces y semillas.

Para obtener recursos más detallados sobre vitaminas, minerales y suplementos, visite nuestro centro dedicado.

Vitamina C

Una persona puede tomar multivitamínicos para asegurarse de que su ingesta de vitamina C sea adecuada.

La vitamina C es un antioxidante. Esto significa que puede revertir el daño oxidativo inducido por los radicales libres.

La mayoría de las investigaciones sugieren que el daño oxidativo juega un papel importante en el envejecimiento, incluido el envejecimiento de la piel.

En teoría, esto podría significar que los suplementos de vitamina C podrían mejorar la salud de la piel y retrasar el proceso de envejecimiento de la piel. Sin embargo, la investigación para respaldar esta afirmación varía.

La mayoría de los estudios han encontrado pocos beneficios asociados con la vitamina C, aunque un estudio de 2010 sugiere que la vitamina C puede retrasar el envejecimiento de la piel relacionado con el sol.

No hay nada de malo en tratar de obtener más vitamina C. La mayoría de los multivitamínicos contienen vitamina C, y también está disponible en muchas frutas cítricas y en la mayoría de las verduras, como el brócoli, la coliflor y la calabaza.

La aplicación tópica de vitamina C directamente sobre la piel puede mejorar la elasticidad y ayudar a que la piel luzca más joven y luminosa. Los sueros de vitamina C también pueden estimular la producción de colágeno, combatiendo los efectos dañinos del sol.

La vitamina C también puede ser un humectante eficaz para la piel. Un estudio de 2012 encontró que las fórmulas que contienen vitamina C mejoraron tanto la hidratación como la suavidad de la piel durante al menos 3 horas después de la aplicación.

Vitamina D

La vitamina D apoya el metabolismo de las células de la piel, ayudando a que la piel crezca y se repare. Por lo tanto, los niveles inadecuados de vitamina D pueden desencadenar problemas en la piel. Las fuentes beneficiosas de vitamina D incluyen productos fortificados como leche y cereales, así como salmón, pez espada y atún.

La vitamina D también puede ayudar con la inflamación crónica. La inflamación puede provocar irritación de la piel, algunos tipos de acné y eccema. De hecho, un estudio de 2010 encontró que usar una crema que contenga vitaminas D y E podría ayudar con la dermatitis atópica.

Vitamina e

La vitamina E es un ingrediente común en los productos para el cuidado de la piel.

Al igual que la vitamina C, la vitamina E es un antioxidante que puede retrasar el envejecimiento causado por los radicales libres.

La investigación preliminar sugiere que los suplementos de vitamina E pueden retrasar el envejecimiento de la piel, pero la investigación no es concluyente. Las semillas, nueces, espinacas, mangos y maíz son ricos en vitamina E.

Muchos productos para el cuidado de la piel contienen vitamina E. Es un remedio popular para las cicatrices. Sin embargo, la investigación sobre la capacidad de la vitamina E para reducir la apariencia de cicatrices ha llegado a conclusiones contradictorias.

Una revisión de 2015 encontró que la vitamina E previno las cicatrices en algunos estudios, pero en otros estudios, la vitamina E no funcionó o empeoró las cicatrices.

Además, un estudio de 2010 encontró que la aplicación tópica de vitamina D y crema de vitamina E podría ayudar con la dermatitis atópica.

Algunas investigaciones sugieren que la vitamina E puede ayudar con la cicatrización de heridas, especialmente en combinación con vitamina C y zinc. También puede ayudar a tratar el acné y las úlceras por presión.

Resumen

Muchas vitaminas pueden mejorar la salud de la piel, especialmente en personas con deficiencias vitamínicas. La desnutrición puede causar una variedad de problemas en la piel, por lo que una dieta variada y rica en nutrientes sigue siendo una de las mejores cosas que una persona puede hacer por la salud de la piel.

Las personas deben tener cuidado de no sobre-suplementar con vitaminas, ya que tener un exceso de ciertas vitaminas puede causar problemas de salud.

Las personas con inquietudes sobre afecciones cutáneas específicas deben elegir las vitaminas según sus necesidades. No todas las vitaminas son apropiadas para todas las afecciones de la piel, y la combinación incorrecta puede incluso empeorar algunos problemas. Por ejemplo, usar demasiados productos que contienen vitamina A puede resecar e irritar la piel.

Para obtener ayuda para elegir los productos adecuados para el cuidado de la piel y seguir una dieta saludable para la piel, consulte a un dermatólogo.

Algunos de los productos enumerados en este artículo están disponibles para su compra en línea.

  • Compra cremas con retinoides.
  • Compre vitaminas del complejo B.
  • Compre multivitaminas.
  • Compra sueros de vitamina C.
  • Compre aceite de vitamina E.
none:  cáncer - oncología biología - bioquímica monitoreo personal - tecnología portátil