Remedios naturales para la fibromialgia

La fibromialgia es un trastorno complejo que causa dolor, sensibilidad y fatiga en los músculos de partes específicas del cuerpo, incluidos el cuello, los hombros, la espalda, las caderas, los brazos y las piernas.

El dolor ocurre cuando alguien ejerce presión sobre las áreas afectadas.

Los médicos no comprenden completamente las causas de la fibromialgia. Cualquiera puede desarrollarlo, pero parece ser más común en mujeres de mediana edad y en personas con antecedentes de artritis reumatoide u otra enfermedad autoinmune.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estiman que la fibromialgia afecta a alrededor del 2 por ciento de la población adulta en los Estados Unidos.

No existe cura para la fibromialgia, pero los medicamentos, algunos cambios en el estilo de vida y los remedios naturales pueden ayudar a las personas a controlar los síntomas.

En este artículo, discutimos los remedios naturales que pueden aliviar los síntomas de la fibromialgia.

1. Dormir

Saber cuándo tomarse un tiempo para descansar puede ayudar a las personas a controlar los síntomas de la fibromialgia.

Dormir lo suficiente es fundamental para controlar los síntomas de la fibromialgia. Estar bien descansado ayuda a combatir la fatiga que acompaña a la afección.

Las prácticas que pueden ayudar a las personas a obtener un sueño de buena calidad incluyen:

  • minimizar las siestas diurnas
  • irse a la cama y despertarse a la misma hora todos los días
  • limitar la luz y el ruido a la hora de acostarse
  • evitar el tiempo frente a la pantalla justo antes de dormir
  • dejando 2-3 horas entre una comida pesada y acostarse
  • evitando el alcohol y el café antes de dormir

Una revisión de 2017 encontró un vínculo claro entre el dolor de la fibromialgia y la mala calidad del sueño. Los investigadores pidieron el desarrollo de estrategias de sueño para ayudar a las personas con fibromialgia.

2. Ejercicio

Algunas personas con fibromialgia pueden tener dificultades para hacer ejercicio al principio, pero aumentar gradualmente y persistir puede traer beneficios. A medida que la fuerza muscular aumenta con el tiempo, el dolor y la incomodidad deben disminuir.

Las personas con fibromialgia deben hablar con un médico antes de comenzar un régimen de ejercicios. Un fisioterapeuta puede ayudar a establecer un programa adecuado.

Una revisión sistemática Cochrane concluyó que es probable que hacer ejercicio aeróbico regular, como nadar, caminar o andar en bicicleta, mejore la calidad de vida relacionada con la salud de las personas con fibromialgia. También puede conducir a una mejor función física y reducir el dolor, la fatiga y la rigidez.

Un estudio neurológico encontró que un programa de ejercicio de 15 semanas revirtió en parte un tipo inusual de actividad cerebral que afecta a las personas con fibromialgia cuando el cerebro está en reposo.

Los participantes también informaron una disminución en la gravedad de los síntomas, aunque no parecía haber un vínculo entre los dos factores.

3. Descanso

Las personas con fibromialgia pueden cansarse más fácilmente que las personas sin la afección, y es importante descansar cuando sea necesario. Intentar hacer demasiado ejercicio o realizar demasiadas actividades puede aumentar el dolor y la fatiga, por lo que la moderación es clave.

Al esforzarse demasiado cuando se sienten en forma, las personas pueden desencadenar más días en los que se sienten mal.

4. Dieta y suplementos

Llevar una dieta equilibrada y saludable, hacer ejercicio y reducir el uso de cafeína, alcohol, productos de nicotina y drogas ilegales puede ayudar a reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo.

Según el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa (NCCIH), los científicos han estado investigando la eficacia de los suplementos dietéticos para aliviar los síntomas de la fibromialgia.

Estos suplementos incluyen:

  • vitamina D
  • magnesio
  • soja
  • S-adenosil-L-metionina (SAMe)
  • creatina

Algunas personas también recomiendan usar productos tópicos que contengan capsaicina, que es la sustancia de los chiles que los calienta.

Sin embargo, se necesitan más pruebas para confirmar que estos son efectivos.

Las personas deben consultar con un médico antes de usar cualquier suplemento, ya que a veces estos pueden interactuar con otros medicamentos o tener efectos secundarios adversos.

5. Reducir el estrés

Muchas personas informan que el estrés empeora sus síntomas. Los estudios han identificado vínculos entre la angustia psicológica y la fibromialgia.

Las sugerencias para manejar el estrés incluyen:

  • haciendo yoga y otros tipos de ejercicio
  • llevar un diario u otros pasatiempos
  • mantenerse en contacto con amigos y familiares tanto como sea posible
  • unirse a un grupo de apoyo para personas con fibromialgia

Los CDC afirman que reducir el estrés a través del yoga, los masajes y la meditación puede ayudar a las personas con fibromialgia.

También señalan que la terapia cognitivo-conductual (TCC) puede ayudar a las personas a cambiar la forma en que piensan sobre el dolor y los factores de estrés, lo que puede ayudarles a controlar sus síntomas.

6. Acupuntura

Existe una pequeña cantidad de evidencia de que la acupuntura podría reducir el dolor y la rigidez de algunas personas con fibromialgia.

La acupuntura es un tipo de medicina tradicional china en la que los médicos insertan pequeñas agujas en puntos gatillo específicos del cuerpo.

Algunas personas creen que estas agujas cambian el flujo sanguíneo y los niveles químicos, lo que puede ayudar a aliviar el dolor y la incomodidad de la fibromialgia.

Una revisión de estudios encontró evidencia de baja a moderada de que la acupuntura puede ofrecer algunos beneficios para las personas con fibromialgia, como mejorar el dolor y la rigidez, pero se necesitan más investigaciones para confirmar la utilidad de esta práctica.

7. Masaje

El masaje es un tratamiento conocido para los músculos y articulaciones doloridos.

Implica la manipulación suave del cuerpo para aumentar el rango de movimiento, reducir el estrés, promover la relajación y aliviar el dolor.

Una revisión sistemática de 2014 encontró que 5 semanas o más de terapia de masaje condujeron a mejoras significativas en el dolor, la ansiedad y la depresión en personas con fibromialgia.

8. Yoga y tai chi

El yoga y el tai chi son disciplinas suaves y lentas que combinan movimientos controlados con meditación y respiración profunda.

Ambos tipos de ejercicio pueden ayudar a las personas a controlar la fibromialgia. Los autores de un estudio en 2010 afirmaron que el tai chi podría ser un tratamiento eficaz para esta afección, pero reconocieron la necesidad de realizar estudios más extensos y a más largo plazo.

9. Flotación y terapia de spa

La terapia de flotación puede mejorar la sensación de bienestar de una persona y fomentar un mejor sueño.

Un pequeño estudio que analizó el uso de la terapia de flotación para tratar la fibromialgia encontró que proporcionaba un alivio temporal de los síntomas. Un total de 81 participantes con fibromialgia de cinco países diferentes recibieron tres sesiones de flotación libre. A cambio, completaron un cuestionario.

Los participantes informaron reducciones temporales significativas del dolor, la tensión muscular, el estrés, la ansiedad y la tristeza. También notaron aumentos significativos en la relajación, la sensación de bienestar, la energía, la facilidad de movimiento y la calidad del sueño.

El NCCIH señala que algunas personas usan balneoterapia o tratamiento de spa para la fibromialgia, pero aún no hay evidencia suficiente para demostrar que funciona.

10. Estimulación magnética transcraneal

La estimulación magnética transcraneal repetitiva (rTMS) utiliza imanes para activar partes específicas del cerebro. Tiene la aprobación de la FDA para el tratamiento de algunas formas de depresión.

La investigación inicial sobre esta terapia ha mostrado resultados prometedores, según el NCCIH, pero algunas personas han informado dolores de cabeza después del tratamiento.

Una revisión de estudios de 2016 concluyó que 1 mes de tratamiento con rTMS condujo a una mejor calidad de vida.

11. Terapia de biorretroalimentación

En la terapia de biorretroalimentación, las personas usan equipos especiales para monitorear cómo cambia su actividad cerebral en respuesta a eventos y situaciones específicos.

Esto puede ayudarlos a ser más conscientes de lo que desencadena su malestar y les brinda información sobre los cambios que pueden hacer para ayudarlos a controlarlo.

El NCCIH dice que esta técnica ha ayudado a algunas personas con fibromialgia, pero señalan que actualmente no hay evidencia suficiente para confirmar su efectividad.

12. Reiki

En Reiki, un practicante coloca sus manos suavemente sobre un individuo para permitir la curación a través de la transmisión de energía.

Los defensores y la evidencia anecdótica sugieren que Reiki puede ayudar a las personas con fibromialgia.

Sin embargo, los estudios científicos no han encontrado evidencia que lo confirme.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia implica dolor, fatiga muscular y otros síntomas.

La fibromialgia es una afección que causa dolor y fatiga muscular a largo plazo o crónicos.

Las personas con esta afección también pueden experimentar los siguientes síntomas:

  • insomnio
  • dolores de cabeza
  • menstruación dolorosa
  • entumecimiento u hormigueo en las manos y los pies
  • rigidez matutina
  • "Fibro niebla", que se refiere a dificultades con la memoria y el pensamiento
  • sensibilidad a la temperatura
  • Sindrome de la pierna inquieta
  • sensibilidad a ruidos fuertes o luces brillantes

Factores de riesgo

Una combinación de factores puede contribuir a la probabilidad de fibromialgia, que incluyen:

  • Factores genéticos
  • infección
  • trauma, como un accidente de tráfico o un trastorno de estrés postraumático (TEPT)
  • ser mujer, ya que la afección es dos veces más común en mujeres que en hombres
  • ser obeso

La fibromialgia puede interferir con la vida diaria de una persona y crearle dificultades en el trabajo o en el hogar.

La falta de comprensión de los demás, el dolor crónico y la falta de sueño pueden provocar depresión y ansiedad.

Quitar

Cualquier persona que tenga un dolor que no tenga una causa definida debe buscar ayuda médica, ya que un médico puede recomendar un tratamiento adecuado y métodos de autoayuda para aliviar los síntomas.

Una parte importante del cuidado personal es encontrar un médico de apoyo que comprenda la fibromialgia y tenga experiencia en el cuidado de personas con esta afección y otros trastornos del dolor.

Si bien los remedios caseros pueden ayudar, es mejor discutirlos con un médico antes de probar algo nuevo.

Q:

El invierno pasado tuve gripe y ahora siento un dolor constante en todo el cuerpo como si nunca hubiera mejorado. También me siento cansada todo el tiempo. Mis amigos y mi familia piensan que estoy haciendo un escándalo por nada. ¿Podría ser fibromialgia? ¿Debería ir a ver a un médico?

A:

Sí, debe consultar a un médico para obtener un diagnóstico. Es probable que el médico le haga preguntas sobre su historial médico y realice algunas pruebas para ayudar a encontrar un diagnóstico.

Gerhard Whitworth, RN Las respuestas representan las opiniones de nuestros expertos médicos. Todo el contenido es estrictamente informativo y no debe considerarse un consejo médico.
none:  sistema inmunológico - vacunas copd Enfermedades tropicales