¿Cuáles son los beneficios para la salud de la lisina?

La lisina es uno de los aminoácidos esenciales, que son aquellos que el cuerpo no puede producir y que las personas necesitan obtener de fuentes dietéticas.

Los posibles beneficios para la salud de la lisina y los suplementos de lisina incluyen mejorar el herpes labial, reducir la presión arterial y prevenir los síntomas de la deficiencia de lisina.

En este artículo, discutimos la lisina y analizamos los beneficios y riesgos de los suplementos de lisina y cómo usarlos.

¿Qué es la lisina?

Los suplementos de lisina están disponibles en forma líquida.

La lisina, también llamada L-lisina, es un aminoácido necesario para muchas funciones corporales. La gente describe los aminoácidos como los componentes básicos de las proteínas porque se combinan con otros compuestos para formar este macronutriente.

La comunidad médica define la lisina como un aminoácido esencial porque, a diferencia de otros aminoácidos, el cuerpo no puede sintetizarlo. Como resultado, las personas deben incluirlo en su dieta.

Beneficios para la salud de la lisina

El cuerpo humano necesita lisina para un funcionamiento saludable. Es un componente crucial de las proteínas que juega un papel en ayudar al tejido corporal a crecer y recuperarse del daño. Otros beneficios de la lisina incluyen:

  • ayudando al cuerpo a absorber calcio, hierro y zinc
  • promover el crecimiento de colágeno
  • ayudando a producir enzimas, anticuerpos y hormonas
  • apoyando el sistema inmunológico

Cuando las personas no obtienen suficiente lisina, pueden experimentar los siguientes síntomas:

  • fatiga
  • pobre concentración
  • irritabilidad
  • náusea
  • ojos rojos
  • perdida de cabello
  • anorexia
  • crecimiento inhibido
  • anemia
  • problemas con el sistema reproductivo

A continuación, discutimos los posibles beneficios para la salud de los suplementos de lisina.

Tratar el herpes

La lisina podría ayudar a controlar el virus del herpes.Como resultado, los suplementos de lisina pueden reducir el número y la frecuencia de los brotes de herpes labial, de los cuales es responsable el virus del herpes simple tipo 1.

La lisina también puede ayudar con el tratamiento del herpes genital. Algunas fuentes recomiendan que las personas con antecedentes de infecciones por herpes tomen de 1.000 a 3.000 miligramos (mg) de suplementos de lisina al día.

Bajar la presión arterial

Según un estudio a pequeña escala, la lisina puede ayudar a reducir la presión arterial alta en personas cuya ingesta dietética de este aminoácido es insuficiente. Sin embargo, se necesitan más investigaciones antes de que los expertos puedan determinar si la lisina es un tratamiento eficaz para la presión arterial alta.

Tratar la diabetes

Los resultados de un pequeño estudio en 12 voluntarios sanos sugieren que la lisina puede ralentizar el aumento de los niveles de glucosa en sangre después de comer. Este descubrimiento podría conducir a tratamientos efectivos para las personas con diabetes, pero aún se necesitan más investigaciones.

Otros beneficios

Debido a las funciones que apoya la lisina en el cuerpo, los investigadores están interesados ​​en el potencial de los suplementos de lisina para:

  • prevenir la pérdida de masa muscular magra y problemas de movilidad en adultos mayores
  • aliviar la ansiedad
  • prevenir la pérdida ósea y la osteoporosis ayudando al cuerpo a absorber calcio
  • promover el crecimiento saludable de la piel
  • el tratamiento de la culebrilla
  • moderar la presión arterial
  • prevenir la acumulación de placa en las arterias
  • apoyando el crecimiento del cabello
  • desarrollar músculo en los culturistas
  • ayudar a los atletas a recuperarse de entrenamientos intensos

Fuentes de lisina

La espirulina es popular como ingrediente en jugos o batidos verdes.

La lisina está presente en muchos alimentos diferentes. Las fuentes primarias son los productos animales, como la carne y los productos lácteos. Para vegetarianos y veganos, las legumbres y el germen de trigo son buenas fuentes de este aminoácido.

Los siguientes alimentos ayudarán a las personas a alcanzar la ingesta diaria recomendada de lisina:

  • carne roja
  • pollo
  • huevos
  • pescado, como bacalao o sardinas
  • frijoles
  • lentejas
  • parmesano
  • queso cottage
  • germen de trigo
  • nueces
  • soja
  • levadura
  • espirulina, un tipo de alga que los fabricantes comprimen y venden en tabletas o en polvo

La mayoría de las personas, incluidos los vegetarianos, obtienen suficiente lisina de su dieta habitual y no necesitan tomar suplementos.

Efectos secundarios

Tomar suplementos de lisina es muy seguro y no parece causar muchos efectos secundarios. La mayoría de las personas pueden tomar una dosis diaria de hasta 3 gramos (g) de lisina sin efectos secundarios.

Aumentar la dosis de lisina a 10-15 g al día puede provocar problemas digestivos, como:

  • Diarrea
  • náusea
  • calambres en el estómago

Hay informes de una asociación entre los suplementos de lisina y los problemas renales, y los estudios en animales sugieren que los suplementos de lisina pueden aumentar el riesgo de cálculos biliares y colesterol alto.

Modo de empleo y dosificación.

Las personas suelen tomar lisina por vía oral, pero también pueden aplicarla en la piel, por ejemplo, para tratar el herpes labial.

Los expertos creen que la lisina es más eficaz cuando las personas la toman con agua con el estómago vacío.

Los investigadores estiman que una persona de 70 kilogramos (kg) necesita entre 800 y 3000 mg de lisina al día. El peso corporal de una persona afecta la cantidad que necesita de la siguiente manera:

  • 12 mg / kg de peso corporal para adultos
  • 44 mg / kg para niños de 11 a 12 años
  • 97 mg / kg para bebés de 3 a 6 meses

En los Estados Unidos y otros países desarrollados, la mayoría de las personas obtienen suficiente lisina sin necesidad de hacer ajustes en su dieta. Sin embargo, las personas que no consumen productos de origen animal, como carne, lácteos y huevos, deben asegurarse de obtener suficiente lisina de fuentes vegetales.

Las personas que se recuperan de quemaduras u otras lesiones graves y las personas que realizan entrenamientos frecuentes de alta intensidad pueden beneficiarse de una ingesta diaria de lisina superior al promedio.

Los expertos continúan investigando dosis efectivas para fines clínicos. Algunos estudios han demostrado beneficios con dosis de 100 mg a 4 g por día.

Las personas que utilizan este aminoácido para potenciar sus entrenamientos de fitness pueden obtener mayores beneficios si lo toman antes de dormir o hacer ejercicio.

Interacciones farmacológicas y químicas

La lisina puede interactuar con los antibióticos.

La lisina interactúa con la arginina, que es un aminoácido que apoya el sistema circulatorio. La ingesta de grandes cantidades de lisina puede reducir la capacidad del cuerpo para mover la arginina a través del sistema.

La lisina también puede interactuar con un grupo de antibióticos llamados aminoglucósidos, lo que puede resultar en daño renal. Los médicos generalmente administran estos antibióticos, que incluyen estreptomicina y neomicina, por inyección para tratar infecciones graves.

A medida que la lisina aumenta la absorción de calcio, las personas deben controlar la cantidad de calcio que ingieren cuando consumen suplementos de lisina.

Riesgos

Los médicos no recomiendan suplementos de lisina para niños o mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Las personas que toman suplementos de lisina deben controlar sus niveles de colesterol debido al posible vínculo con un colesterol más alto.

Cualquier persona con problemas renales o hepáticos debe evitar tomar suplementos de lisina.

Resumen

La lisina es un aminoácido esencial. Es uno de los componentes básicos de las proteínas y es necesario para la salud humana. El cuerpo no produce lisina por sí solo, pero la mayoría de las personas ingieren lo suficiente a través de su dieta para satisfacer las necesidades básicas de salud. La lisina tiene muy pocos efectos secundarios conocidos.

Los datos científicos sobre algunos beneficios de la lisina aún no son concluyentes. Sin embargo, muchas personas están explorando el uso de suplementos de lisina, particularmente en atletas y personas que no consumen productos de origen animal. Es mejor discutir el uso de cualquier suplemento con un médico.

none:  mordeduras y picaduras genética melanoma - cáncer de piel