¿Qué es la rosácea?

La rosácea es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que suele afectar al rostro. Las personas pueden confundir la rosácea con el acné, el eccema o una reacción alérgica de la piel.

Los principales síntomas de la rosácea son enrojecimiento facial, piel irritada y granos. Otros síntomas incluyen ruborizarse fácilmente y problemas oculares.

La rosácea es común y afecta alrededor del 1 al 20% de la población. Sin embargo, las personas con frecuencia reciben un diagnóstico incorrecto cuando tienen rosácea, por lo que la verdadera incidencia puede ser mucho mayor.

Actualmente no existe una cura para la rosácea, pero las personas pueden tratar los síntomas con cremas y medicamentos.

Algunos alimentos y bebidas pueden empeorar los síntomas, como los productos lácteos, las comidas picantes, la cafeína y el alcohol. La exposición al sol también puede empeorar los síntomas.

La rosácea es más común en mujeres que en hombres y generalmente se desarrolla después de los 30 años.

Este artículo proporciona una descripción general de la rosácea, incluidos sus tratamientos, causas, síntomas, remedios caseros y posibles complicaciones.

Fotos

Tratos

Aunque actualmente no existe cura, varios tratamientos pueden aliviar los síntomas de la rosácea.

Sin tratamiento, los síntomas pueden empeorar con el tiempo.

Una combinación de medicamentos y cambios en el estilo de vida generalmente da los mejores resultados. Las siguientes secciones analizan algunas posibles opciones de tratamiento para la rosácea.

Cremas para la piel

Las cremas para la piel pueden ayudar a reducir la inflamación y la decoloración de la piel. Los médicos pueden recomendar su uso una o dos veces al día. Los ejemplos incluyen antibióticos tópicos, tretinoína, peróxido de benzoilo y ácido azelaico.

Un médico también puede recetar cremas de camuflaje que enmascaran las imperfecciones de la piel.

Gotas para los ojos

Las gotas para los ojos pueden aliviar los síntomas oculares que ocurren en la rosácea ocular.

Por ejemplo, un médico puede recomendar un tipo de colirio esteroide llamado blefamida. Pueden recetarlo durante unos días a una semana, seguido de un descanso o un uso progresivo.

Antibióticos

Los antibióticos orales pueden tener efectos antiinflamatorios. Suelen dar resultados más rápidos que los tópicos. Los ejemplos incluyen tetraciclina, minociclina y eritromicina.

Las tetraciclinas son antibióticos que pueden ayudar con los síntomas oculares. La doxiciclina ayuda a mejorar la sequedad, la picazón, la visión borrosa y la sensibilidad a la luz en personas con rosácea ocular.

Isotretinoína

La isotretinoína (Accutane) es un medicamento oral que las personas usan en casos graves de rosácea (si otros tratamientos no han funcionado). Esta es una droga poderosa que evita que la piel produzca grasa. Los efectos secundarios pueden ser graves.

Este medicamento no es útil para personas con rosácea eritematotelangiectásica.

Tratamiento láser

Los dermatólogos pueden utilizar el tratamiento con láser para ayudar a reducir los vasos sanguíneos visibles o telangiectasia. Este tratamiento utiliza luz pulsada intensa para encogerlos.

Aunque el procedimiento puede causar algo de dolor, la mayoría de las personas no necesitarán anestesia. El tratamiento con láser a veces puede causar hematomas, formación de costras en la piel, hinchazón, sensibilidad y, muy raramente, infección.

Si una persona desea eliminar la piel engrosada que se ha desarrollado debido a la rosácea, puede hablar con un cirujano estético.

El tratamiento con láser o la cirugía con bisturí pueden eliminar el exceso de piel. Un láser de dióxido de carbono también puede encoger el tejido engrosado.

Tipos

Hay cuatro tipos principales de rosácea, según la Academia Estadounidense de Dermatología (AAD):

  • Rosácea eritematotelangiectásica: los síntomas incluyen decoloración de la piel, enrojecimiento y vasos sanguíneos visibles.
  • Rosácea papulopustular: los síntomas incluyen enrojecimiento, hinchazón y brotes que se asemejan al acné.
  • Rosácea fimatosa: los síntomas incluyen piel engrosada y con bultos.
  • Rosácea ocular: los síntomas incluyen enrojecimiento e irritación de los ojos y párpados hinchados.

Una condición conocida como rosácea esteroidea puede resultar del uso prolongado de corticosteroides, específicamente cuando una persona los usa para tratar la dermatitis y el vitiligo.

Síntomas

Los signos y síntomas de la rosácea pueden variar considerablemente de una persona a otra.

La rosácea es más común en personas con piel más clara. Sin embargo, los síntomas de la rosácea son más fáciles de notar en estos tonos de piel y pocos estudios han analizado la prevalencia de la rosácea en personas con piel más oscura.

Los siguientes síntomas tienden a estar presentes en la mayoría de los casos de rosácea:

  • Decoloración persistente de la piel: puede parecer un rubor o una quemadura solar que no desaparece. Ocurre cuando se expanden cientos de pequeños vasos sanguíneos cerca de la superficie de la piel.
  • Engrosamiento de la piel: la piel puede volverse más gruesa debido al exceso de tejido cutáneo. Esto suele afectar a la nariz y puede provocar rinofima, que afecta mucho más a los hombres que a las mujeres.
  • Enrojecimiento: esto ocurre cuando la cara se oscurece temporalmente. Puede extenderse desde la cara hacia el cuello y el pecho, y la piel puede sentirse desagradablemente caliente.
  • Granos y protuberancias en la piel: se pueden desarrollar protuberancias pequeñas, rojas, parecidas al acné. Estos pueden contener pus.
  • Vasos sanguíneos visibles: también llamadas arañas vasculares o telangiectasia, esto comúnmente afecta las mejillas, el puente de la nariz y otras partes de la cara central.
  • Irritación ocular: las personas pueden tener los ojos irritados, llorosos o inyectados en sangre. Los párpados pueden enrojecerse e hincharse (blefaritis) y los orzuelos son comunes. La rosácea afecta los ojos en alrededor del 50% de las personas con esta afección. En raras ocasiones, la visión puede volverse borrosa.

Las personas también pueden tener los siguientes síntomas secundarios de rosácea:

  • sensaciones de ardor o escozor en la piel
  • hinchazón facial, debido al exceso de líquido y proteínas que se escapan de los vasos sanguíneos
  • piel facial seca o áspera

Los siguientes síntomas pueden ser indicadores útiles de rosácea en pieles más oscuras:

  • una sensación cálida la mayor parte del tiempo
  • piel seca e hinchada
  • parches de piel más oscura o una decoloración marrón oscura en la piel
  • brotes persistentes similares al acné
  • protuberancias duras de color marrón amarillento alrededor de la boca, los ojos o ambos
  • una sensación de ardor o escozor al aplicar productos para el cuidado de la piel
  • piel hinchada o más gruesa en la frente, la nariz, las mejillas o el mentón

Causas

Los expertos no están seguros de qué causa la rosácea. Sin embargo, muchos creen que los siguientes factores pueden contribuir:

  • Anormalidades en los vasos sanguíneos: los especialistas de la piel sugieren que el enrojecimiento facial y las arañas vasculares se deben a anomalías en los vasos sanguíneos de la cara. Sin embargo, no están seguros de qué causa la inflamación en los vasos sanguíneos.
  • Un ácaro de la piel llamado Demodex folliculorum: Este ácaro vive en la piel y generalmente no causa problemas. Sin embargo, las personas con rosácea tienden a tener más de estos ácaros que otros. No está claro si los ácaros causan la rosácea o si la rosácea causa el aumento de ácaros.
  • Bacterias llamadas Helicobacter pylori: Estas bacterias intestinales estimulan la producción de bradicinina, un pequeño polipéptido que hace que los vasos sanguíneos se dilaten. Los expertos sugieren que esta bacteria puede desempeñar un papel en el desarrollo de la rosácea.
  • Antecedentes familiares: muchas personas con rosácea tienen un pariente cercano con la afección. Esto significa que puede haber un componente genético o heredado.

Disparadores

Para muchas personas, los factores dietéticos pueden afectar los síntomas de la rosácea. El consumo de los siguientes alimentos y bebidas puede provocar o empeorar los síntomas:

  • alimentos y bebidas calientes
  • cafeína
  • productos lácteos
  • especias y condimentos que contienen capsaicina, como salsa picante, pimienta de cayena y pimiento rojo
  • alcohol, incluidos vinos y licores fuertes
  • alimentos que contienen cinamaldehído, como tomates, chocolate y frutas cítricas

Evitar uno o más de estos alimentos y bebidas puede reducir el riesgo de brotes y ayudar a controlar la rosácea.

Otros factores pueden agravar la rosácea al aumentar el flujo sanguíneo a la superficie de la piel. Éstos incluyen:

  • temperaturas extremas
  • luz solar, humedad y viento
  • estrés, ansiedad, ira y vergüenza
  • ejercicio vigoroso
  • baños calientes y saunas
  • algunos medicamentos, como corticosteroides y medicamentos para tratar la presión arterial alta
  • afecciones médicas agudas, como resfriado, tos o fiebre
  • algunas condiciones médicas crónicas, como hipertensión

Remedios naturales

Minimizar la exposición a los desencadenantes de la rosácea ayudará a prevenir sus síntomas. La adopción de buenas prácticas para el cuidado de la piel también puede ayudar.

Los siguientes cambios de estilo de vida y remedios caseros pueden ayudar a controlar los síntomas si una persona los usa junto con tratamientos médicos:

  • Evite frotarse o tocarse la cara.
  • Lávese la cara con un limpiador suave y evite el uso de productos que contengan irritantes o alcohol.
  • Evite los productos comedogénicos. Estos bloquean las aberturas de las glándulas sebáceas y sudoríparas.
  • Mantenga la piel hidratada con una crema hidratante suave. Espere a que los medicamentos tópicos se sequen antes de humectarlos.
  • Use un protector solar de amplio espectro cuando esté al aire libre.
  • En clima frío, protéjase el rostro con una bufanda o pasamontañas.
  • Evite las temperaturas extremas.
  • Evite alimentos y bebidas que puedan desencadenar un brote.
  • Evite el uso de cremas con esteroides de venta libre a menos que un médico las haya recomendado. Estos pueden empeorar los síntomas a medio o largo plazo.
  • Use una afeitadora eléctrica cuando se afeite, ya que es menos probable que provoque brotes que una afeitadora normal.

Algunas personas descubren que el uso de cremas y polvos previos a la base de color verde o amarillo ayuda a enmascarar la decoloración de la piel.

Reduciendo estrés

El estrés es un desencadenante común de la rosácea. Tomar cualquier medida para reducir los niveles de estrés ayudará a prevenir los brotes.

Las personas pueden reducir el estrés siguiendo estos consejos:

  • Haga ejercicio con regularidad.
  • Duerma bien.
  • Consuma una dieta saludable llena de nutrientes.
  • Prueba el yoga, el tai chi o la meditación.

La rosácea puede ser una fuente de estrés para muchas personas. Puede hacer que una persona se sienta avergonzada, frustrada, ansiosa o con poca confianza en sí misma.

Estar bien informados sobre la rosácea puede ayudar a las personas a manejar sus emociones, ya que pueden sentirse más en control y mejor preparadas para manejar cualquier posible complicación o recurrencia.

También puede ayudar buscar tratamientos efectivos y hablar con un médico o un profesional de la salud mental si es necesario.

Diagnóstico

No existe una prueba clínica para la rosácea. Un médico puede hacer un diagnóstico después de examinar la piel de la persona y preguntarle sobre sus síntomas y desencadenantes. La presencia de vasos sanguíneos agrandados ayudará al médico a distinguirlo de otras afecciones de la piel.

La presencia de una erupción en el cuero cabelludo o en las orejas suele indicar un diagnóstico diferente o coexistente. Los signos y síntomas de la rosácea se presentan principalmente en la cara.

El diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno pueden reducir significativamente el riesgo de progresión. Si el médico sospecha que puede haber una afección médica subyacente, como el lupus, puede solicitar análisis de sangre o derivar a la persona a un dermatólogo.

Resumen

La rosácea es una afección cutánea inflamatoria crónica. Los síntomas incluyen enrojecimiento facial, engrosamiento de la piel y síntomas oculares.

Aunque actualmente no existe cura, las personas pueden tomar medicamentos para tratar los síntomas. Los remedios caseros también pueden ayudar.

Una persona puede hablar con un médico si tiene alguna inquietud sobre la rosácea.

none:  dolor de cuerpo vejiga hiperactiva adhd - agregar