Qué hacer con los quistes, las llagas y las protuberancias vaginales

A veces, se desarrollan bultos y protuberancias en la vagina. Estos bultos y protuberancias pueden ocurrir por una variedad de razones y pueden causar dolor e incomodidad.

Pueden aparecer en la parte interna de la vagina o en el área externa, conocida como vulva, que incluye los labios.

¿Cuales son las causas?

Las siguientes son las causas más comunes de bultos vaginales:

1. Quistes vaginales

Cuando se forman quistes en la pared vaginal, pueden causar dolor e incomodidad.

Los quistes vaginales son proyecciones en forma de bolsas o bolsas en la pared vaginal. Existe una variedad de diferentes tipos de quistes vaginales. Algunos quistes contienen pus y otros contienen aire o tejido cicatricial.

Los tipos de quiste vaginal incluyen:

  • Quistes de Bartholin: son bultos en uno o ambos lados de la abertura vaginal.
  • Quistes de endometriosis: bultos de tejido forman pequeños quistes en la vagina.
  • Quistes del conducto de Gartner: estos quistes generalmente solo se forman durante el embarazo.
  • Quistes de inclusión vaginal: a menudo se producen después de un traumatismo en las paredes vaginales, como después de dar a luz. La lesión hace que el tejido quede atrapado debajo de la superficie de la piel, lo que resulta en un quiste.

Algunos quistes pueden ser grandes y dolorosos, pero la mayoría de los quistes vaginales son pequeños y no presentan síntomas.

2. Pólipos vaginales

Los pólipos vaginales son excrecencias de la piel a las que los médicos también pueden llamar acrocordones.

Por lo general, no requieren tratamiento a menos que sean dolorosos o causen un sangrado significativo.

3. Verrugas vaginales

Las verrugas vaginales son causadas por el virus del papiloma humano (VPH), que es una infección de transmisión sexual. El VPH también es un factor de riesgo de cáncer.

Por lo general, no es posible sentir las verrugas dentro de la vagina, pero es posible notar crecimientos justo fuera de la abertura vaginal. Las verrugas vaginales generalmente se sienten como crecimientos pequeños e irregulares. Puede ser posible ver las verrugas colocando un espejo debajo de la vagina.

El herpes, una infección de transmisión sexual, también puede causar ampollas genitales, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). A veces, las lesiones de herpes pueden parecerse a un vello encarnado o un grano. Otras veces, pueden tener una apariencia de llagas o ampollas.

4. Cáncer de vagina

En raras ocasiones, el cáncer de vagina puede causar bultos en la vagina. Estos bultos pueden crecer debido al desarrollo excesivo de células cancerosas en el revestimiento de las células de la piel de la vagina o las células glandulares ubicadas en la vagina.

Otros síntomas del cáncer de vagina incluyen sangrado o secreción vaginal inusual. Si el cáncer avanza, los síntomas pueden incluir estreñimiento, dolor pélvico, dolor de espalda o hinchazón de las piernas. Sin embargo, estos síntomas no necesariamente significan que una persona tenga cáncer; es mucho más probable que sean causados ​​por otra afección, como una infección.

Cuando ver a un doctor

Una persona debe consultar a un médico si nota algún cambio físico en el área vaginal.

Cualquiera que note algún cambio en el área vaginal, como bultos o protuberancias, debe consultar a un médico.

Es especialmente importante consultar a un médico por bultos si:

  • están sangrando
  • causar una secreción inusual o maloliente
  • son dolorosos

La mayoría de los bultos en la vagina no requieren tratamientos invasivos. Un médico puede evaluar las protuberancias vaginales para determinar si necesitan más tratamiento.

¿Cómo se diagnostican los bultos en la vagina?

Para diagnosticar bultos o protuberancias vaginales, es probable que un médico examine el exterior de la vagina y realice un examen físico.

Un médico también puede tomar un hisopo del bulto y enviarlo a un laboratorio para evaluar la presencia de células dañinas.

Para ayudar con el diagnóstico, un médico puede solicitar algunas pruebas de imágenes para ver qué tan grande puede ser el bulto o los bultos. Las pruebas de imágenes pueden incluir imágenes de ultrasonido transvaginal o imágenes abdominales.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento?

Los tratamientos para los bultos vaginales dependen de la causa subyacente:

Quistes

El uso de tampones puede aumentar la incomodidad e interrumpir la cicatrización.

Si un quiste vaginal se infecta, un médico puede recetar antibióticos para reducir los efectos de la infección.

Un médico también puede recomendar tratamientos en el hogar y cambios en el estilo de vida, como:

  • Tomar un baño de asiento: un baño de asiento implica sentarse en unas pocas pulgadas de agua tibia. Una persona puede sentarse en agua poco profunda en su bañera o comprar un tipo especial de baño de asiento que quepa en la taza del inodoro.
  • Tomar analgésicos de venta libre (OTC): estos incluyen medicamentos, como ibuprofeno y acetaminofén.
  • Evitar la ropa ajustada y no transpirable: Use ropa interior hecha con fibras de algodón natural.
  • Evitar las relaciones sexuales y los tampones: cuando una persona tiene un quiste vaginal doloroso o infectado, insertar un tampón o tener relaciones sexuales puede empeorar los síntomas e interrumpir la curación.

Bultos causados ​​por el VPH

Un médico no puede curar la infección por VPH, pero puede eliminar las verrugas si están causando síntomas. El tratamiento incluye congelación o cirugía con láser para eliminar las verrugas.

Cáncer de vagina

Los médicos tratan el cáncer de vagina de diversas formas, según la progresión del cáncer.

Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer, si una persona tiene células precancerosas en la vagina, un médico puede recomendar tratamientos tópicos para destruir las células precancerosas o cirugía con láser para eliminar las células precancerosas.

Los cánceres vaginales invasivos o más avanzados pueden requerir extirpación quirúrgica.

El tratamiento también puede incluir:

  • radioterapia
  • quimioterapia
  • medicamentos para evitar que las células cancerosas se propaguen
  • Un médico también puede recomendar tratamientos individuales según la causa subyacente de los bultos en la vagina.

Quitar

Los bultos en la vagina pueden ser algo normal.

Los bultos vaginales no suelen ser dolorosos. Sin embargo, cuando los bultos en la vagina crecen demasiado, causan sangrado o dolor, o resultan en una infección, es posible que requieran tratamiento.

Cualquier persona que desarrolle bultos vaginales o experimente cualquier otro síntoma debe consultar a un médico.

none:  cardiovascular - cardiología cáncer de ovarios audición - sordera