Lo que debe saber sobre la diarrea durante el embarazo.

Los cambios hormonales durante el embarazo pueden causar problemas digestivos, como diarrea, estreñimiento y gases. Sin embargo, la diarrea durante el embarazo también puede deberse a una infección intestinal o un trastorno intestinal subyacente.

Los médicos consideran que la diarrea son tres o más evacuaciones intestinales líquidas y sueltas en un día.

La diarrea persistente puede provocar deshidratación y desnutrición. Durante el embarazo, esto puede dañar a la mujer y al feto, y las mujeres embarazadas con diarrea severa o duradera deben buscar atención médica inmediata.

En este artículo, discutimos si la diarrea es normal durante el embarazo y las posibles causas. También describimos cuándo consultar a un médico, tratamientos en el hogar y medicamentos.

¿Es normal?

Tener diarrea durante el embarazo es normal.

La diarrea es una afección muy común que puede afectar a cualquier persona, incluidas las mujeres embarazadas. Según el Colegio Americano de Gastroenterología (ACG), no existe una investigación actualizada sobre la prevalencia de la diarrea en mujeres embarazadas.

Durante el embarazo, la diarrea puede deberse a cambios hormonales o físicos. Sin embargo, también puede no estar relacionado con el embarazo y ser el resultado de una infección o un trastorno intestinal subyacente.

Cambios hormonales

Un cambio que puede causar diarrea es un aumento en los niveles de prostaglandinas. Las prostaglandinas, como la oxitocina, ayudan a estimular las contracciones en el útero, pero también pueden aumentar el movimiento a lo largo del tracto digestivo.

Si las heces pasan demasiado rápido por los intestinos, puede provocar diarrea. Los niveles elevados de prostaglandinas también pueden causar diarrea durante el ciclo menstrual.

Las prostaglandinas sintéticas, como un medicamento llamado misoprostol (Cytotec), pueden tener diarrea como efecto secundario. Esto se debe a que el misoprostol puede hacer que las heces absorban más agua y electrolitos del estómago, lo que contribuye a la diarrea.

Los médicos suelen utilizar misoprostol para inducir el parto.

Diarrea infecciosa

Las infecciones intestinales son una causa común de diarrea. Además de las heces blandas y acuosas, las personas con diarrea infecciosa también pueden experimentar los siguientes síntomas:

  • heces con sangre
  • náuseas y vómitos
  • fiebre y escalofríos
  • mareos o aturdimiento

Algunos organismos que pueden causar diarrea infecciosa:

  • bacterias, como Escherichia coli o cualquiera en el Campylobacter, Salmonela, o Shigella géneros
  • virus, incluidos norovirus y rotavirus
  • parásitos, como Giardia lamblia y Enteritis por Cryptosporidium

Una persona puede infectarse con estos organismos nocivos al consumir agua o alimentos contaminados. La diarrea infecciosa puede ser un riesgo cuando se viaja a países en desarrollo.

Trastornos intestinales

Algunos trastornos intestinales pueden causar problemas en las articulaciones.

La diarrea crónica puede ser un síntoma de un trastorno intestinal subyacente, como:

  • Enfermedades inflamatorias del intestino, incluida la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.
  • síndrome del intestino irritable
  • enfermedad celíaca
  • sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado

Las condiciones anteriores también pueden causar una amplia gama de otros síntomas. Por ejemplo:

  • dolor abdominal y calambres
  • gases e hinchazón
  • pérdida de peso
  • fatiga
  • náuseas y vómitos
  • problemas de piel y articulaciones
  • anemia

Si la diarrea acompaña a otros síntomas, consulte a un médico para una evaluación.

Otras causas

La diarrea durante el embarazo también puede deberse a estos problemas:

  • intolerancias alimentarias o alergias
  • cambios dietéticos
  • estrés o ansiedad
  • ciertos medicamentos
  • comer alimentos que contienen alcohol de azúcar, como sorbitol, xilitol o manitol

Cuando ver a un doctor

La diarrea puede provocar deshidratación y desnutrición graves, lo que puede ser perjudicial para la mujer y el feto.

Una mujer embarazada debe recibir atención médica inmediata si experimenta alguno de los siguientes síntomas:

  • heces que contienen sangre o pus
  • diarrea que dura más de 48 horas
  • seis o más deposiciones blandas en un período de 24 horas
  • fiebre de 102 ° F (39 ° C) o más
  • vómitos frecuentes
  • dolor severo en el recto o el abdomen
  • síntomas de deshidratación, como orina oscura, sed, boca seca, sensación de mareo u orinar con menos frecuencia

Tratamientos caseros

Comer plátanos y tostadas puede ayudar a prevenir la pérdida de electrolitos.

Una persona puede prevenir la deshidratación bebiendo mucha agua. También es importante beber líquidos que contengan electrolitos, como:

  • caldos y sopas claras
  • Bebidas deportivas
  • jugos de fruta
  • refrescos sin cafeína

Para las mujeres embarazadas con hidratación intensa, un médico puede sugerir una solución de rehidratación oral.

Muchos médicos también recomiendan una dieta blanda para ayudar a restaurar los electrolitos perdidos por la diarrea. Ejemplos de comidas blandas:

  • coba
  • plátanos
  • patatas simples
  • arroz
  • Galletas saladas
  • tostado

Además, evite los alimentos que pueden empeorar la diarrea, como los productos lácteos, cualquier alimento con alto contenido de grasa o azúcar y las bebidas que contengan cafeína.

Medicamentos

Durante el embarazo, es importante hablar con el médico antes de tomar cualquier medicamento nuevo. Algunos pueden ser dañinos, mientras que la seguridad de otros aún no está clara.

Según el ACG, un estudio prospectivo de casos y controles no encontró asociación entre tomar loperamida (Imodium) durante el primer trimestre del embarazo y anomalías fetales importantes. Imodium es un medicamento de venta libre eficaz para tratar la diarrea a corto plazo.

Sin embargo, el ACG no recomienda tomar los medicamentos antidiarreicos difenoxilato-atropina (Lomotil) o subsalicilato de bismuto (Pepto-Bismol) durante el embarazo.

Informan hallazgos que indican que Lomotil puede dañar al feto en el segundo y tercer trimestre. El pepto-Bismol puede aumentar el riesgo de bajo peso al nacer, hemorragia neonatal y mortalidad perinatal.

Resumen

La diarrea es una afección común que puede afectar a cualquier persona, incluidas las mujeres embarazadas. Los cambios hormonales, las infecciones intestinales y los trastornos intestinales subyacentes pueden causar diarrea durante el embarazo.

Si la diarrea dura más de 48 horas, hable con un médico. Busque atención médica inmediata para síntomas como fiebre, deshidratación, heces con sangre o vómitos frecuentes.

Además, es importante hablar con un médico antes de tomar cualquier medicamento para la diarrea. Beber mucha agua y caldos o sopas claras puede ayudar a prevenir la deshidratación.

none:  gripe - resfriado - sars dolor de espalda ensayos clínicos - ensayos de fármacos