¿Cuándo es el estreñimiento una emergencia?

El estreñimiento leve es común. El estreñimiento muy severo o el estreñimiento acompañado de ciertos signos de advertencia, como sangre en las heces o dolor abdominal intenso, pueden constituir una emergencia médica.

Sangrado intestinal, apendicitis, hernia estrangulada e impactación fecal son algunos ejemplos de estas emergencias médicas, y el estreñimiento es un síntoma de cada una.

Cualquiera que sospeche que una persona a su alrededor necesita ayuda urgente debe comunicarse con los servicios de emergencia de inmediato.

En este artículo, analizamos cuándo el estreñimiento puede ser una emergencia, incluidas las señales de advertencia y sus causas.

Señales de advertencia y lo que significan

Las personas con estreñimiento pueden defecar menos de tres movimientos intestinales en una semana.

El estreñimiento leve es común y estos episodios no suelen ser motivo de preocupación. Los medicamentos y los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a aliviar el estreñimiento leve y los síntomas incluyen:

  • tres o menos evacuaciones por semana
  • heces secas, duras o grumosas
  • evacuaciones intestinales difíciles o dolorosas
  • sentirse incapaz de vaciar completamente los intestinos

En las siguientes secciones se analizan algunas señales de advertencia que pueden acompañar al estreñimiento para constituir una emergencia.

Heces oscuras o sangre en las heces

El sangrado en el estómago o los intestinos puede provocar heces oscuras o alquitranadas.

La sangre oscura en las heces indica sangrado en lo alto del tracto digestivo. La sangre ha tenido tiempo de viajar a través del sistema de la persona y perder oxígeno, dándole un color más oscuro. La sangre de colores brillantes puede indicar sangrado en la parte inferior del tracto digestivo.

El sangrado puede ocurrir por una variedad de razones, incluida la inflamación intestinal, un desgarro o daño tisular en los intestinos, una úlcera sangrante o un tumor, que pueden indicar cáncer de intestino.

Los factores cotidianos también pueden causar heces oscuras, como comer arándanos o regaliz o tomar tabletas de hierro. Sin embargo, si una persona sangra por el recto o nota sangre en las heces, debe hablar con un médico de inmediato.

Las personas con estreñimiento crónico pueden esforzarse demasiado y desarrollar hemorroides. Se trata de pequeñas bolsas de tejido alrededor del recto y un lugar común de hemorragia en el tracto gastrointestinal inferior.

Las hemorroides pueden hacer que aparezcan pequeñas cantidades de sangre roja brillante en las heces.

El sangrado menor de hemorroides no es motivo de preocupación, pero una gran cantidad de sangre roja brillante en las heces constituye una emergencia. Podría indicar un área dañada del tracto intestinal que requiere atención médica rápida.

Dolor abdominal severo

El estreñimiento y el dolor abdominal severo pueden ser el resultado de varios problemas de salud urgentes que pueden requerir cirugía para corregirlos.

Ejemplos incluyen:

  • Apendicitis: esto implica que el apéndice se inflame y, a veces, se infecte. Los síntomas incluyen estreñimiento, falta de apetito, fiebre y dolor abdominal intenso, generalmente en la parte inferior derecha del estómago.
  • Diverticulitis: se trata de pequeñas bolsas en los intestinos (divertículos) que se infectan o inflaman. Algunos síntomas incluyen náuseas, vómitos, fiebre y dolor que empeora en la parte inferior izquierda del estómago.
  • Una hernia estrangulada: una hernia puede quedar encarcelada o atascarse. Si esto sucede, el área puede doler y sentirse firme. Una hernia también puede estrangularse rápidamente, lo que significa que el intestino no recibe suficiente flujo sanguíneo, lo que provoca estreñimiento y dolor abdominal intenso. Es una urgencia médica.

Las personas no deben ignorar el dolor abdominal severo, especialmente cuando acompaña al estreñimiento. Busque tratamiento médico inmediato cuando estos síntomas se presenten juntos.

Vómitos de heces o bilis

Vomitar las heces o la bilis puede indicar una obstrucción intestinal. El vómito puede oler a heces y puede ser de color marrón oscuro o marrón púrpura. Si una persona vomita bilis, el vómito puede ser de color amarillo verdoso.

El vómito en las heces es una emergencia médica que requiere descompresión del estómago. Si es posible, el médico insertará un tubo a través de la nariz (un tubo nasogástrico) y lo usará para succionar el contenido del estómago.

Este procedimiento también eliminará cualquier exceso de aire que cause molestias e hinchazón en el intestino.

Impactación fecal

El estreñimiento a largo plazo puede convertirse en impactación fecal, que implica que las heces duras y secas se atasquen en el recto y bloqueen el paso de otras heces.

Una persona con impactación fecal puede sentir la necesidad de defecar, pero no puede expulsar nada.

La impactación fecal puede causar dolor y vómitos. Las personas pueden necesitar tratamiento de emergencia o una visita al hospital.

Algunas personas tienen un mayor riesgo de impactación fecal. Ciertos medicamentos pueden ralentizar el movimiento en los intestinos, provocando estreñimiento e impactación graves. La deshidratación y el uso crónico de laxantes también pueden aumentar estos riesgos.

Para tratar la impactación fecal, es posible que un profesional médico deba realizar una desimpactación. Esto implica eliminar la obstrucción del recto, lo que, en muchos casos, permite que una persona vuelva a tener evacuaciones intestinales habituales.

Muy pocas evacuaciones intestinales.

Los médicos suelen definir el estreñimiento como ir al baño menos de tres veces por semana. Tener menos evacuaciones intestinales puede indicar un problema más grave.

Si una persona come con regularidad pero no defeca, las heces pueden acumularse rápidamente.

A veces, este respaldo se debe a problemas con los intestinos, como cicatrices o un tumor que presiona un área del intestino, dejando poco espacio, si lo hay, para que pasen las heces. Los médicos llaman a esto una obstrucción intestinal.

Las obstrucciones pueden afectar cualquier parte de los intestinos y constituyen emergencias médicas. Una acumulación de heces puede hacer que los intestinos se rompan, lo que puede poner en peligro la vida.

Niños pequeños

Los niños pequeños a menudo se encuentran en una etapa intermedia de aprender a usar el baño en lugar de un pañal.

Esto puede provocar estreñimiento en los niños pequeños que “retienen” sus heces. Esto significa que no van al baño cuando lo necesitan.

Un niño pequeño puede retener porque:

  • No quieren dejar de jugar.
  • Han pasado heces duras en el pasado y temen que les duela esta vez.
  • Tienen dermatitis del pañal y temen que les duela ir al baño.
  • Se sienten incómodos o inseguros acerca de usar el baño.

Si bien puede ser algo habitual entre los niños pequeños, retener las heces durante demasiado tiempo puede provocar encopresis. También llamada ensuciamiento, la encopresis involucra una pequeña cantidad de heces líquidas que se filtran alrededor de las heces duras que el niño está reteniendo.

Un cuidador debe hablar con un médico si sospecha que un niño pequeño tiene encopresis o si tiene alguna otra inquietud sobre las deposiciones de un niño.

Alentar al niño a que beba mucha agua y coma alimentos que contengan fibra puede conducir a evacuaciones intestinales más regulares. Si un niño tiene estreñimiento, un médico puede recomendarle un tratamiento.

Qué hacer

Cualquier persona que experimente cambios en los hábitos intestinales y cualquier síntoma preocupante, como dolor abdominal intenso o sangrado, debe buscar atención médica de emergencia.

Si una persona experimenta estreñimiento crónico pero no cree que se trate de una emergencia, debe hablar con su médico habitual sobre las mejores opciones de tratamiento. El médico puede recomendar laxantes o ablandadores de heces de venta libre o versiones recetadas.

Una variedad de cambios en el estilo de vida también pueden ayudar a aliviar los síntomas del estreñimiento crónico y evitar que empeore. Sin embargo, puede llevar algún tiempo notar los efectos.

Los siguientes consejos pueden ayudar a aliviar el estreñimiento:

  • Beba mucha agua a diario. La orina de color amarillo claro es un signo de buena hidratación.
  • Consuma alimentos ricos en fibra, como frutas, verduras y cereales integrales. Estos agregan volumen a las heces y absorben agua, lo que facilita la evacuación de las heces.
  • Realice actividad física con regularidad. El ejercicio ayuda a mantener los intestinos en movimiento.
  • Deje de fumar, ya que fumar aumenta el riesgo de estreñimiento.

Lea más sobre los remedios naturales para el estreñimiento y los buenos alimentos para el estreñimiento aquí.

Resumen

El estreñimiento puede ser un signo de una emergencia médica. Las personas deben buscar atención médica si están preocupadas por sus deposiciones.

Si una persona sufre de estreñimiento crónico, consultar a un médico de cabecera puede ayudar a garantizar que reciba la atención adecuada y evitar que el problema se agrave.

none:  estatinas Cancer de pancreas enfermería - partería