Todo lo que necesita saber sobre los forúnculos vaginales

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compra a través de los enlaces de esta página, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.

Un forúnculo vaginal es un bulto lleno de pus que se desarrolla fuera de la vagina como resultado de un folículo piloso bloqueado o una glándula sebácea.

Si bien los forúnculos pueden ocurrir en cualquier área del cuerpo, comúnmente se encuentran fuera de la vagina, en los labios o en el área púbica.

Algunas personas pueden usar el término ebullición y absceso indistintamente para describir una ebullición vaginal. Sin embargo, los abscesos suelen ser infecciones cutáneas más profundas que los forúnculos.

Algunas afecciones de la piel pueden ser similares a un forúnculo vaginal. Si bien la mayoría se cura por sí sola, otros pueden requerir atención médica para evitar que la infección empeore.

Datos rápidos sobre forúnculos vaginales:

  • A menudo comienzan como una irritación de la piel que se infecta con bacterias que viven naturalmente en la piel.
  • Si el forúnculo está lleno de pus y parece muy infectado, un médico puede drenar el forúnculo con una aguja esterilizada especial.
  • Cuando una persona desarrolla un furúnculo vaginal o hierve, puede probar varios remedios caseros para ayudar a que se resuelva el furúnculo.

¿Cuales son las causas?

Los furúnculos vaginales pueden ser causados ​​por muchas afecciones diferentes.

Existe una variedad de condiciones y factores que pueden causar furúnculos vaginales.

Organismos infecciosos

Los forúnculos pueden ser causados ​​por bacterias, como Staphylococcus aureus, Escherichia coli, y Chlamydia trachomatis.

Condiciones de la piel

Una condición de la piel que puede causar furúnculos vaginales es la foliculitis, que ocurre cuando las bacterias infectan un folículo piloso.

Esta infección suele ser un efecto secundario de la irritación causada por el afeitado o la depilación con cera del área púbica. Una protuberancia puede ser dolorosa y comenzar pequeña, pero puede crecer más y llegar a hervir.

Quistes

Otra causa común de ebullición vaginal es un quiste de la glándula de Bartholin. Este tipo de quiste es causado por una infección de las glándulas de Bartholin, que se encuentran debajo de la piel cerca de la abertura vaginal. Estas glándulas pueden bloquearse, provocando la formación de un quiste o una protuberancia dura y redonda. Si el quiste se infecta, puede causar la formación de un forúnculo.

Infecciones de transmisión sexual

Las infecciones de transmisión sexual y las perforaciones genitales también pueden ser causas subyacentes de los forúnculos vaginales.

Las mujeres con piel grasa o aquellas con crecimiento de vello púbico más grueso tienen un mayor riesgo de abscesos vaginales, según The Royal Women’s Hospital.

Remedios caseros

Existe una variedad de remedios caseros que una mujer puede probar. Éstos incluyen:

Aplicar compresión tibia (no caliente)

Pase un paño suave bajo agua tibia y aplique la compresa tibia en el hervor vaginal durante 10 a 15 minutos. Esto puede hacer que el forúnculo pierda algo de pus. Una persona no debe exprimir el hervor.

Usar un baño de asiento

Se puede comprar un baño de asiento en línea o en la mayoría de las farmacias como un anillo de plástico que se puede llenar con agua tibia y colocar sobre la taza del inodoro. Otra opción es sentarse en un baño poco profundo lleno de agua tibia.

Mantener el área limpia y seca

Lave el forúnculo con jabón antibacteriano, limpie el jabón con agua limpia de una botella rociadora y seque el área afectada suavemente con un paño suave. Evite frotar o tocar el forúnculo. Lávese siempre las manos con agua y jabón antes de limpiar o aplicar cualquier ungüento antibiótico tópico en el área.

Usar ropa interior transpirable

La ropa interior de algodón limpia puede permitir que la piel "respire". Las mujeres deben evitar usar ropa interior ajustada que pueda frotar contra el forúnculo e inflamarlo.

Tomar analgésicos de venta libre

Si el forúnculo es levemente doloroso, la mujer puede tomar un analgésico de venta libre, como acetaminofén o ibuprofeno. Si estos medicamentos no controlan el dolor, la mujer debe consultar a su médico.

Tratamientos caseros para evitar

Así como algunos tratamientos caseros pueden ser beneficiosos, hay otros que pueden irritar o causar más daño.

Una mujer nunca debe intentar pinchar o exprimir un forúnculo vaginal por su cuenta. Si el área está drenando, debe cubrirla con un vendaje limpio y seco.

También debe evitar el uso de lociones, toallitas húmedas para bebés o ungüentos muy perfumados.

Cuando ver a un doctor

Si el forúnculo no responde a los tratamientos caseros o los medicamentos de venta libre o parece empeorar en lugar de mejorar, la mujer debe buscar atención médica.

Una mujer también debe buscar tratamiento si observa cualquier signo de infección, como pus con vetas de sangre o si el hervor o la piel circundante están calientes al tacto. La mujer también debe consultar a su médico si presenta algún signo de una infección sistémica, como fiebre.

Tratamientos médicos

Drenar el forúnculo es efectivo para los forúnculos más severos. Un médico puede aplicar una pomada antibiótica y aplicar un vendaje estéril para permitir que el hervor se cure.

Los furúnculos que están más profundamente en la piel o muestran signos de celulitis, una infección bacteriana que afecta las capas internas de la piel y la capa de grasa, pueden requerir tratamiento con antibióticos orales o intravenosos (IV). El tipo de antibiótico recetado depende de la naturaleza y la gravedad de la infección de la persona.

¿Se pueden prevenir?

Se recomienda mantener un peso saludable para ayudar a prevenir los furúnculos vaginales.

Cambiar la ropa interior con frecuencia y practicar una higiene excelente puede ayudar a prevenir los furúnculos vaginales.

Mantenga el área limpia lavando el cuerpo y el área vaginal al menos una vez al día con jabón antibacteriano.

Lavarse las manos con regularidad también puede ayudar a reducir la exposición a las bacterias.

Sin embargo, practicar una higiene cuidadosa no garantiza que una mujer no desarrolle un forúnculo vaginal.

Otros consejos preventivos incluyen:

  • Mantener un peso saludable puede prevenir el desarrollo de pliegues cutáneos adicionales, lo que puede aumentar el riesgo de infección.
  • Abstenerse de compartir artículos personales, como toallas y ropa interior, puede reducir el riesgo de infección.
  • Ponerse ropa interior limpia después de hacer ejercicio puede ayudar a prevenir infecciones.
  • Evite los jabones, los tintes, las duchas vaginales y los polvos muy perfumados porque pueden irritar los tejidos del área vaginal y aumentar el riesgo de infección.

Si una mujer experimenta forúnculos vaginales crónicos, debe hablar con su médico sobre otras opciones preventivas. Por ejemplo, un médico puede recetar píldoras anticonceptivas para reducir la cantidad de hormonas productoras de aceite que pueden contribuir a las infecciones.

panorama

Idealmente, una ebullición se reducirá en tamaño en el transcurso de una semana. Si la ebullición vaginal de una mujer no mejora con los tratamientos caseros, debe buscar atención médica para evitar que la infección se propague más profundamente.

none:  reumatologia cumplimiento colitis ulcerosa