¿Se puede tratar la vulvovaginitis en casa?

La vulvovaginitis se refiere a diferentes afecciones que causan inflamación o infección en la vulva y la vagina. La condición es común y fácilmente tratable.

Las posibles causas de vulvovaginitis incluyen:

  • bacterias
  • levadura
  • parásitos

Por lo general, los síntomas de la vulvovaginitis afectan tanto a la vulva como a la vagina. La forma en que alguien experimenta la afección depende de la causa.

¿Causas de la vulvovaginitis?

Los tipos y causas de la afección incluyen los siguientes:

Vaginosis bacteriana (VB)

La vulvovaginitis describe una variedad de afecciones que afectan la vulva y la vagina.

La vaginosis bacteriana o VB es el tipo más común de vulvovaginitis. Los desequilibrios bacterianos en la vagina causan la afección.

Cualquier mujer puede contraer VB y la actividad sexual no suele influir en su desarrollo, pero puede hacerlo.

Se estima que la prevalencia de la VB en los Estados Unidos es de 21,2 millones, o el 29 por ciento en mujeres de 14 a 49 años, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Hasta el 84 por ciento de las mujeres con VB no reportan ningún síntoma.

Infecciones por hongos, que incluyen Candida infecciones, son causas comunes de vulvovaginitis. Estas infecciones también se denominan candidiasis vulvovaginal.

Las infecciones por hongos no son infecciones de transmisión sexual (ITS).

Las infecciones por hongos afectan hasta el 75 por ciento de la población femenina al menos una vez en su vida, y las recurrencias no son inusuales. Las recurrencias son más comunes en personas con trastornos de inmunodeficiencia, como diabetes y lupus.

Trichomonas

La tricomonas o tricomoniasis es una infección causada por un parásito y generalmente se transmite a través del contacto sexual, pero no siempre.

Se cree que la prevalencia de tricomonas en los EE. UU. Es de alrededor de 2,3 millones, o el 3,1 por ciento, entre las niñas y mujeres de entre 14 y 49 años de edad, según los CDC.

Otras causas

Otras causas de vulvovaginitis incluyen:

  • ingredientes en jabones, lociones y productos de higiene personal, incluidas las duchas vaginales
  • espermicidas
  • erupciones por calor por ropa ajustada o mojada
  • condiciones crónicas de la piel
  • niveles reducidos de estrógeno alrededor del inicio de la menopausia o después del parto
  • cuerpos extraños, incluidos tampones perdidos
  • mala higiene transmitida por bacterias en las heces

La vulvovaginitis causada por una mala higiene tiende a ser más común en las niñas que aún no han llegado a la pubertad. Esto puede deberse a malas prácticas de higiene que pueden transferir bacterias fecales a la vagina.

¿Cuales son los sintomas?

La vulvovaginitis puede causar dolor durante la actividad sexual.

Los síntomas generales de la vulvovaginitis incluyen:

  • Comezón
  • incendio
  • irritación
  • enrojecimiento o dolor
  • hinchazón
  • sequedad

Algunas mujeres también pueden experimentar:

  • dolor o malestar al orinar
  • dolor durante la actividad sexual
  • sangrado leve fuera de la menstruación
  • descarga anormal
  • olor, a veces olor a pescado

¿Qué dicen el olor y la secreción sobre la causa?

La secreción y el olor distinguen las tres causas de vulvovaginitis.

  • La descarga con infecciones por hongos es generalmente blanca y parecida al requesón, pero no tiene olor. Las infecciones por hongos también causan picazón.
  • La secreción de VB es más sustancial y puede aparecer de color gris o verde. Su olor a pescado puede distinguir la VB.
  • La secreción de tricomoniasis también puede tener un olor a pescado. El color de la secreción es amarillo verdoso y parece espumoso.

Cuando ver a un doctor

La vulvovaginitis puede ser grave si no se trata, aunque generalmente no es una afección grave.

Ver a un médico es la mejor manera de determinar qué está sucediendo y de recibir los tratamientos adecuados debido a las muchas causas, incluido el contacto sexual.

Un médico hará un diagnóstico de vulvovaginitis según los síntomas y el análisis de cualquier flujo vaginal.

La realización de un examen pélvico también puede ayudar con el diagnóstico. Los exámenes pélvicos implican un examen físico y visual de los órganos reproductores, incluidas la vulva y la vagina.

Un médico puede probar el flujo vaginal con una prueba de preparación húmeda, también llamada preparación húmeda vaginal.

También pueden evaluar el pH vaginal, ya que los niveles elevados de pH pueden indicar VB o tricomoniasis. Un médico aplicará una varilla de prueba de pH en las paredes vaginales para verificar los niveles de pH.

Una vez que un médico haya decidido cuál es la fuente de la vulvovaginitis, la bacteria, la levadura o el parásito, diagnosticará el tipo de vulvovaginitis y podrá comenzar el tratamiento.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento?

Los médicos suelen recetar medicamentos para tratar las causas de la vulvovaginitis.

Los tratamientos dependen de la causa e incluyen lo siguiente:

Tratamientos BV

El tratamiento de la VB implica que una persona tome medicamentos y aplique geles y cremas en la vulva y la vagina.

Los medicamentos, como el metronidazol (disponible en forma de tableta o gel) o la clindamicina (una crema) solo están disponibles con receta médica.

Tratamientos para la candidiasis

El tratamiento de las infecciones por hongos se puede realizar con cremas y supositorios antimicóticos de venta libre (OTC), como miconazol, que está disponible bajo la marca Monistat.

Los médicos pueden tratar las infecciones por hongos con medicamentos antimicóticos orales recetados, incluido el fluconazol (Diflucan). Si le han diagnosticado una candidiasis, probablemente le receten fluconazol u otro antimicótico recetado.

Tricomoniasis

Una sola dosis de metronidazol o tinidazol puede tratar y curar la tricomoniasis, según los CDC.

Es necesario tratar a todas las parejas sexuales. También deben evitar el contacto sexual durante al menos una semana y hasta que desaparezcan todos los síntomas para evitar una reinfección.

También es esencial volver a examinarse si los síntomas reaparecen.

¿Funcionan los remedios caseros?

Los casos leves de VB e infecciones por hongos pueden desaparecer sin tratamiento o con remedios caseros. Sin embargo, puede ser una buena idea consultar a un médico que pueda recetarle los tratamientos adecuados.

Se han realizado investigaciones sobre remedios naturales para la VB y las infecciones por hongos, como el yogur, el ajo y el ácido bórico.

Yogur

Debido a que el yogur contiene bacterias buenas, comerlo a diario es un remedio eficaz para la VB. Además, los probióticos en el yogur ayudan a mantener los niveles de pH para minimizar el crecimiento de hongos y bacterias vaginales dañinas.

Ajo

Se ha descubierto que el ajo es similar al metronidazol en el tratamiento de la VB y no causa efectos secundarios. Puede agregarse a la dieta o tomarse como un suplemento para controlar los síntomas y prevenir la VB.

¿Qué dicen los estudios sobre los remedios caseros?

Investigación de la Revista de salud de la mujer encontró que el ácido bórico es una alternativa segura para tratar las infecciones por hongos recurrentes. Una persona puede aplicarlo como supositorio vaginal antes de acostarse. Es una buena idea consultar con un médico antes de comenzar el tratamiento con ácido bórico.

Quitar

El tratamiento de la vulvovaginitis depende de la causa y algunos casos pueden desaparecer sin tratamiento.

Una buena higiene es la mejor manera de prevenir la vulvovaginitis no infecciosa. Usar ropa cómoda que absorba la humedad también puede reducir las infecciones. El uso de condón puede prevenir la mayoría de las formas de vulvovaginitis de transmisión sexual.

La adopción de buenos hábitos de estilo de vida, incluida una dieta saludable, y el manejo de todas las condiciones de salud también pueden ayudar a evitar la vulvovaginitis.

none:  cáncer de cuello uterino - vacuna contra el virus del papiloma humano dolor de cabeza - migraña colitis ulcerosa