Todo lo que necesita saber sobre el sangrado intermenstrual

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compra a través de los enlaces de esta página, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.

El sangrado intermenstrual se refiere al sangrado o manchado vaginal que ocurre entre períodos menstruales o durante el embarazo.

La sangre suele ser de color rojo claro o marrón rojizo oscuro, muy parecida a la sangre al principio o al final de un período. Sin embargo, dependiendo de la causa, puede parecerse a la sangre menstrual normal.

El sangrado intercurrente ocurre con frecuencia en mujeres que usan la píldora u otra forma de anticoncepción, como un dispositivo intrauterino (DIU). Sin embargo, muchas afecciones médicas también pueden causar sangrado vaginal irregular. Cualquiera que no esté seguro de la causa debe consultar a un médico.

En este artículo, examinamos algunas de las causas más comunes de hemorragia intermenstrual, así como las estrategias de manejo y cuándo buscar asesoramiento profesional.

Causas

Los siguientes factores pueden causar hemorragia intermenstrual en mujeres que no están embarazadas:

  • anticoncepción hormonal
  • DIU
  • infecciones
  • fibromas

Anticoncepción hormonal

El sangrado intermenstrual puede ser causado por una variedad de afecciones médicas.

Las mujeres que usan anticonceptivos hormonales a menudo experimentan sangrado intermenstrual, particularmente si han cambiado recientemente de método anticonceptivo. El sangrado intercurrente puede ocurrir durante varios meses, a medida que el cuerpo se adapta a la nueva forma de control de la natalidad.

El sangrado intermenstrual también es común en mujeres que usan píldoras anticonceptivas para saltarse la menstruación.

Los paquetes mensuales generalmente contienen 3 semanas de píldoras hormonales y una semana adicional de píldoras placebo. Durante esta última semana, se producirá un período porque la persona no está recibiendo hormonas anticonceptivas.

Otras píldoras anticonceptivas hormonales, algunas que contienen etinilestradiol y levonorgestrel, prolongan el tiempo entre períodos. Por ejemplo, una persona que toma este medicamento puede tener un período cada 3 meses. También es probable que este método anticonceptivo cause hemorragia intermenstrual.

También existen varios métodos anticonceptivos que pueden hacer que las personas dejen de menstruar por completo mientras el medicamento está activo o se inserta el dispositivo. Estos incluyen el implante, depo-provera y mirena. El consenso médico actual es que el uso prolongado o incluso continuo de píldoras anticonceptivas es seguro, ya que la menstruación no es fisiológicamente necesaria.

Las mujeres que toman anticonceptivos hormonales pueden tener más probabilidades de experimentar sangrado intermenstrual si:

  • se salta una pastilla o se toma una a una hora diferente
  • está enfermo, especialmente si tiene vómitos o diarrea
  • comenzar cualquier medicamento nuevo

DIU

Los DIU son formas populares de control de la natalidad. No se requiere una pastilla diaria y un dispositivo puede funcionar durante varios años.

Los DIU hormonales liberan un medicamento anticonceptivo llamado progestina, mientras que los DIU de cobre previenen el embarazo sin el uso de hormonas. Ambos tipos provocan cambios en el ciclo menstrual y cualquier interrupción de este tipo puede provocar un sangrado intermenstrual.

Este sangrado es especialmente común en los primeros 3 meses después de que se inserta el DIU.

Infecciones

Las siguientes infecciones y afecciones pueden causar hemorragia intermenstrual:

  • infecciones de transmisión sexual (ITS), como clamidia o gonorrea
  • vaginitis
  • enfermedad pélvica inflamatoria

Una infección puede causar síntomas adicionales. Estos pueden incluir:

  • orina turbia
  • dolor pélvico
  • olor inusual
  • flujo vaginal anormal
  • ardor en la pelvis
  • dolor durante el coito
  • períodos abundantes

Los problemas sobre todo requieren intervención médica.

Endometriosis

La endometriosis ocurre cuando un tejido similar al revestimiento del útero crece en otra parte del área pélvica. Este tejido puede desarrollarse en los ovarios o las trompas de Falopio, o alrededor de la vejiga o los intestinos.

La endometriosis causa una variedad de síntomas, que incluyen:

  • dolor severo durante la menstruación
  • dolor pélvico cuando no está menstruando
  • dolor durante el sexo
  • náuseas durante un período
  • estreñimiento o diarrea durante un período
  • sangrado o manchado entre períodos

Este dolor puede ser tan intenso que una persona no puede realizar actividades habituales.

La endometriosis también puede dificultar el quedar embarazada.

Fibromas

Los fibromas uterinos son crecimientos anormales que se forman dentro o alrededor del útero. Hay muchas causas, incluidas la genética y las hormonas.

Algunas personas con fibromas uterinos no presentan síntomas. Otros experimentan hemorragias intermenstruales. Los síntomas adicionales incluyen:

  • presión y dolor pélvico
  • períodos abundantes
  • micción frecuente
  • estreñimiento
  • un dolor de espalda
  • dolor de pierna
  • vaciado incompleto

Los fibromas pueden ser muy pequeños o lo suficientemente grandes como para distorsionar el útero.

Sangrado intercurrente en el embarazo

Hasta el 30 por ciento de las personas que han estado embarazadas experimentaron sangrado intermenstrual en las primeras etapas.

Esto puede indicar:

  • un cuello uterino sensible
  • sangrado de implantación
  • hematoma subcoriónico
  • un aborto espontáneo o un embarazo ectópico

Siempre que se produzca un sangrado vaginal durante el embarazo, consulte a un médico.

Cérvix sensible

El cuello uterino se encuentra en la base del útero. Durante el embarazo, se suaviza y se vuelve más sensible. Es más probable que las relaciones sexuales y los exámenes vaginales causen irritación.

Si el sangrado del cuello uterino no está relacionado con las relaciones sexuales o un examen, puede ser un signo de insuficiencia cervical. Esto ocurre cuando el cuello uterino comienza a abrirse antes de que el bebé esté completamente desarrollado, lo que aumenta el riesgo de parto prematuro.

Sangrado de implantación

Esto ocurre cuando el óvulo fertilizado se implanta por primera vez en el útero.

El sangrado de implantación ocurre típicamente de 6 a 12 días después de la concepción y unos días antes del primer período perdido.

Este sangrado a menudo será tan leve que no se necesita un tampón ni una toalla sanitaria. Muchas personas con sangrado de implantación aún no saben que están embarazadas.

Hematoma subcoriónico

Esto ocurre cuando la placenta se separa del sitio original de implantación. El sangrado resultante puede ser leve o abundante.

Los hematomas subcoriónicos a menudo son inofensivos, pero un médico debe evaluar cualquier sangrado durante el embarazo.

Aborto espontáneo y embarazo ectópico

Es importante hablar con un médico si se produce sangrado vaginal durante el embarazo.

Incluso el sangrado abundante no siempre resulta en un aborto espontáneo. Según la Asociación Estadounidense del Embarazo, alrededor del 50 por ciento de las mujeres que experimentan sangrado en el primer trimestre del embarazo no tienen un aborto espontáneo.

Un aborto espontáneo ocurre cuando un embarazo termina por sí solo dentro de las primeras 20 semanas. Después de 20 semanas, esto se llama muerte fetal. Hasta el 25 por ciento de los embarazos resultan en abortos espontáneos.

Los embarazos ectópicos son mucho menos comunes y ocurren cuando un embrión se implanta en una trompa de Falopio en lugar del útero.

El sangrado causado por un aborto espontáneo o un embarazo ectópico puede ser abundante y estar acompañado de calambres abdominales.

Los embarazos ectópicos pueden ser muy peligrosos si no se tratan con prontitud. Si una persona sospecha que tiene un embarazo ectópico, debe buscar atención médica inmediata.

Cuando ver a un doctor

El sangrado intermenstrual puede no ser motivo de preocupación. A menudo es un efecto secundario de la anticoncepción o la irritación del cuello uterino. Las causas menores de hemorragia intercurrente generalmente se resuelven sin intervención médica.

Sin embargo, consulte a un médico si otros síntomas acompañan al sangrado intermenstrual. Problemas como las ITS o los fibromas pueden causar complicaciones si no se tratan.

Si se produce un sangrado vaginal inexplicable durante el embarazo, consulte a un médico. En algunos casos, el sangrado puede simplemente indicar un cuello uterino sensible, aunque puede indicar un problema más grave.

Tratamiento

Se puede sugerir una forma alternativa de anticoncepción si el método actual está causando sangrado.

El tratamiento para el sangrado intercurrente generalmente depende de la causa. Las mini toallas sanitarias o los tampones pueden proporcionar todo el tratamiento necesario. Hay una variedad de toallas sanitarias y tampones disponibles para su compra en línea.

En casos de infección, un médico le recetará antibióticos u otros medicamentos. Si el método anticonceptivo de una persona está causando el sangrado, un médico puede recomendar una marca diferente o un método diferente.

Un médico recomendará medicamentos y ocasionalmente cirugía para tratar afecciones como los fibromas y la endometriosis.

La irritación cervical a menudo no requiere tratamiento. Si una persona tiene un hematoma subcoriónico, es probable que un médico la controle y recomiende reposo en cama.

Cuando el sangrado es el resultado de un aborto espontáneo, un médico realizará un procedimiento llamado dilatación y legrado para extraer tejido.

Un embarazo ectópico puede requerir cirugía.

panorama

Si bien el sangrado intercurrente generalmente no es motivo de preocupación, hable con un médico cada vez que se produzca un sangrado durante el embarazo.

Si una persona sangra entre períodos, su método anticonceptivo puede ser el responsable. O pueden tener una infección. Consulte a un médico si este sangrado ocurre con frecuencia, es abundante o causa molestias.

none:  enfermedades-infecciosas - bacterias - virus cáncer de mama sin categorizar