Enfermedad de Grover: lo que necesita saber

La enfermedad de Grover es una afección cutánea poco común pero potencialmente debilitante. Los médicos aún no están seguros de qué causa la enfermedad o cómo curarla, pero hay tratamientos disponibles para controlar los síntomas.

También llamada dermatosis acantolítica transitoria, la enfermedad de Grover generalmente se presenta como una erupción en el pecho y la espalda. La picazón intensa a menudo acompaña a la erupción.

Los posibles tratamientos incluyen medicamentos orales y cremas tópicas para aplicación directa sobre la piel. El tratamiento más eficaz variará de persona a persona, por lo que las personas con la enfermedad de Grover deberán consultar con un médico para encontrar qué funciona mejor para ellos.

¿Qué es la enfermedad de Grover?

Una persona con la enfermedad de Grover experimentará protuberancias rojas en la espalda y el pecho.
Crédito de la imagen: Tvbanfield, (2009, 5 de marzo).

La enfermedad de Grover generalmente comienza como pequeñas protuberancias rojas que pican en la espalda y el pecho, que luego pueden extenderse a las extremidades superiores.

Las protuberancias suelen estar ligeramente elevadas, pero pueden sentirse blandas o duras al tacto. Pueden aparecer ampollas llenas de agua al lado o dentro de estas protuberancias.

La mayoría de los casos de la enfermedad de Grover duran de 6 a 12 meses, pero algunos pueden durar más o aparecer y desaparecer con el tiempo.

Según algunas fuentes, la enfermedad de Grover afecta principalmente a hombres blancos de 50 años o más y es menos común en mujeres y personas más jóvenes. Es muy raro, ya que un estudio suizo encontró solo 24 (0.08 por ciento) ejemplos de la enfermedad de Grover entre 30,000 biopsias de piel.

Síntomas

Para la mayoría de las personas con la enfermedad de Grover, el síntoma más perturbador es una picazón intensa en el lugar de la erupción.

No todo el mundo experimenta picazón, pero para aquellos que la experimentan, la picazón puede volverse tan severa que interfiere con las actividades diarias y la calidad del sueño.

En declaraciones a Medical News Today, el Dr. Adam Friedman, profesor asociado de dermatología en la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud George Washington, declaró: “Tanto la picazón como la apariencia clínica pueden tener un impacto tremendo en la calidad de vida y ser bastante incapacitante . "

Rascarse la picazón también empeora el problema al dañar la piel y hacerla propensa a hemorragias e infecciones.

Causas y factores de riesgo

La enfermedad de Grover puede causar sudoración y síntomas similares a los de la fiebre.

La enfermedad de Grover se produce como resultado de cambios en las proteínas que ayudan a mantener unidas las células de la piel.

Estos cambios se producen a nivel microscópico y provocan una rotura parcial de la piel. Para algunas personas, este colapso resulta en la enfermedad de Grover.

Si bien la causa exacta no está clara, existen muchos posibles desencadenantes, que incluyen:

  • aumento de la sudoración
  • fiebre
  • reposo prolongado en cama, por ejemplo, durante estancias hospitalarias
  • períodos prolongados de exposición al sol
  • piel seca, especialmente durante los meses de invierno
  • ciertos medicamentos
  • transplante de Organos
  • enfermedad renal en etapa terminal (riñón) y hemodiálisis
  • exposición a radiación, como rayos X

El cáncer, la quimioterapia y los trasplantes de órganos recientes pueden aumentar el riesgo de desarrollar formas anormales de la enfermedad de Grover. En estos casos, la erupción puede aparecer en una ubicación inusual del cuerpo después de comenzar en la espalda o el pecho.

Los médicos tienden a tener en cuenta todos los factores de riesgo, en lugar de centrarse en cualquier desencadenante. El Dr. Friedman le dijo a MNT que la enfermedad de Grover probablemente se deba a una combinación de elementos, "incluida la exposición al sol, la edad y los hábitos de cuidado de la piel".

¿Es contagioso?

La enfermedad de Grover no es contagiosa, incluso cuando otra persona entra en contacto con la erupción.

Diagnóstico

La única forma de diagnosticar con seguridad la enfermedad de Grover es mediante una biopsia de piel. Una biopsia es una muestra de tejido que un médico envía a un laboratorio para su análisis.

Los dermatólogos suelen utilizar una biopsia de piel rasurada. Adormecerán el área de la piel para que el individuo no sienta ningún dolor, luego usarán una herramienta similar a una navaja para cortar una muestra de uno de los bultos de la erupción.

Existe una pequeña posibilidad de que una biopsia deje una cicatriz. Para minimizar esa posibilidad, una persona debe seguir las instrucciones posteriores al procedimiento del médico.

A veces, las personas pueden confundir la enfermedad de Grover con otras afecciones, que incluyen:

  • Enfermedad de Darier: a diferencia de la enfermedad de Grover, la enfermedad de Darier suele aparecer durante o justo después de la pubertad (antes de los 30 años) y es hereditaria.
  • Enfermedad de Hailey-Hailey: esta enfermedad involucra ampollas y protuberancias en la piel con costras, pero es genética.
  • Pénfigo foliáceo: esta es una afección autoinmune. Los médicos pueden usar inmunofluorescencia, una técnica de tinción que puede identificar el pénfigo foliáceo bajo un microscopio, para distinguirlo de la enfermedad de Grover.
  • Enfermedad de Galli-Galli: esta afección implica una erupción que se parece a la enfermedad de Grover, pero es hereditaria.

Además de la biopsia, es probable que un médico pregunte sobre cualquier historial familiar de afecciones de la piel para ayudarlos a hacer el diagnóstico correcto.

Tratamiento

Un médico a menudo prescribirá una crema hidratante como una de las primeras líneas de tratamiento.

No existe un plan de tratamiento estándar para la enfermedad de Grover, pero los dermatólogos y otros expertos han desarrollado varias líneas de tratamiento que pueden ayudar a reducir los síntomas.

Los médicos comenzarán a tratar la enfermedad de Grover utilizando la primera línea de tratamiento y pasarán a la segunda o tercera línea si los síntomas no mejoran.

Primera linea:

  • humectantes, que incluyen lociones, bálsamos y geles
  • Crema de corticosteroides contra la picazón de venta libre o recetada
  • antihistamínicos orales, que están disponibles sin receta en muchas formas

Segunda linea:

  • análogos tópicos de vitamina D en líquido o crema para aplicación tópica
  • terapia antimicótica o antibiótica

Tercera línea:

  • corticosteroides sistémicos orales o inyectables, que requieren receta médica (la prednisona oral es muy común)
  • retinoides sistémicos orales o tópicos, que también necesitan receta
  • Fototerapia PUVA, que utiliza luz ultravioleta para proporcionar alivio, pero a veces puede empeorar la enfermedad inicialmente.

El Dr. Friedman sugiere combinar diferentes tratamientos para controlar los síntomas.

“Se necesita un tratamiento agresivo, especialmente en casos severos, para brindar alivio”, nos dijo. "Con frecuencia uso retinoides orales, una forma de vitamina A, para tratar casos moderados a graves, junto con potentes esteroides tópicos y lavados antibacterianos".

Prevención

Dado que el calor y la sudoración pueden desencadenar la enfermedad de Grover, los médicos recomiendan que las personas que puedan estar en riesgo eviten lugares o actividades que puedan hacer que el cuerpo se caliente excesivamente o produzca sudor.

Esto podría incluir usar ropa que absorba la humedad o evitar la exposición intensa al sol.

La enfermedad de Grover no siempre se puede prevenir, por lo que es mejor consultar a un médico tan pronto como aparezcan los síntomas. El diagnóstico oportuno puede ayudar a prevenir que los síntomas afecten la calidad de vida de una persona.

panorama

Una erupción de la enfermedad de Grover y la picazón que la acompaña pueden reducir la calidad de vida de una persona. La buena noticia es que la enfermedad no pone en peligro la vida y, por lo general, desaparece en 6 a 12 meses.

Los dermatólogos pueden ayudar a las personas a controlar la afección y controlar sus síntomas.

none:  síndrome del intestino irritable urología - nefrología cumplimiento