¿Cuáles son algunos de los tratamientos naturales para los niños pequeños con candidiasis?

Cuando un tipo de levadura llamado Candida crece fuera de control, puede producirse una infección por hongos. Las infecciones por hongos son comunes y pueden ser dolorosas y causar picazón. Una candidiasis puede afectar a adultos y niños, pero los bebés y los niños pequeños son especialmente susceptibles.

A medida que los científicos aprenden más sobre el ecosistema interno del cuerpo, comprenden mejor cómo comienzan estas infecciones y cómo tratarlas.

Al mismo tiempo, existe una larga tradición de utilizar remedios naturales o caseros para tratar las infecciones por hongos.

No hay evidencia clara que respalde estos tratamientos complementarios, pero algunas de las investigaciones sobre ellos son alentadoras.

Remedios naturales y caseros

La avena puede ayudar a aliviar los síntomas de una candidiasis.

El tratamiento de las infecciones por hongos suele ser económico y sencillo.

A veces, aliviar los síntomas no cuesta nada.

Las personas han usado tradicionalmente los siguientes remedios caseros para aliviar los síntomas de una candidiasis y promover la recuperación:

  • Vinagre de sidra de manzana: agregue una taza de este vinagre al agua del baño de un niño pequeño.
  • Ajo: Mezcle un diente de ajo crudo en la comida de un niño pequeño o tritúrelo en una pasta y extiéndalo sobre el área afectada de la piel.
  • Aceite de árbol de té: Hierva media taza de agua y déjela enfriar. Agregue 5 gotas de aceite de árbol de té y use la solución para limpiar el área afectada.
  • Avena: la avena puede ayudar a aliviar los síntomas de una candidiasis. Coloque media taza en una gasa o bolsa similar y colóquela en el agua del baño del niño.
  • Aceite de orégano: Existe alguna evidencia de laboratorio de que este agente aromatizante, que también se conoce como aceite de origanum, puede ser un tratamiento eficaz para las infecciones por hongos. Sin embargo, son necesarios estudios en humanos para confirmarlo.

Estos remedios no son científicos y no hay mucha evidencia que los respalde. Sin embargo, hay poco riesgo al probar cualquiera de ellos. Sin embargo, esté atento a cualquier signo de sensibilidad al remedio, incluida una erupción que empeora en lugar de mejorar.

¿Cómo contrae una candidiasis un niño pequeño?

Las infecciones por hongos pueden causar manchas dolorosas en la piel.

La levadura se encuentra en muchos lugares del cuerpo, principalmente en la piel.

Prospera en un ambiente cálido y húmedo. Por lo tanto, las infecciones tienden a ocurrir en áreas del cuerpo que permanecen húmedas.

Las axilas y las áreas de piel debajo de un pañal son dos ejemplos.

Esta última es una de las razones por las que los niños pequeños son tan susceptibles a las infecciones por hongos.

A continuación, analizamos cómo los pañales causan infecciones por hongos y cubrimos algunas otras causas.

Pañales

Los pañales son la causa más importante de infecciones por hongos en bebés y niños pequeños. Más específicamente, las infecciones pueden ocurrir cuando un pañal mojado o sucio permanece sobre la piel por mucho tiempo.

El riesgo de infecciones por hongos es igualmente alto tanto con los pañales de tela como con los pañales desechables. La ropa interior sucia o mojada también es peligrosa, aunque menos que los pañales.

Cambios en el microbioma

El término microbioma describe el extenso ecosistema de hongos, bacterias, virus y otros organismos diminutos que existen dentro del cuerpo en todo momento. Todas las plantas y animales tienen microbiomas.

El microbioma no solo es inofensivo, sino que también es muy importante para varias funciones corporales.

De vez en cuando, algo desequilibra el microbioma. Los investigadores han sugerido que esto podría causar un exceso de levadura. Esta teoría propone que el exceso de levadura pasa a través del sistema digestivo y contribuye a una candidiasis cuando sale del cuerpo.

Antibióticos

Tomar antibióticos puede provocar un desequilibrio entre las bacterias y la levadura.

El propósito de los antibióticos es matar las bacterias. Son muy útiles para matar las bacterias dañinas que proliferan durante una infección, lo cual es necesario para restaurar la salud de una persona.

Sin embargo, los antibióticos también pueden matar las bacterias que ayudan al cuerpo a funcionar en el día a día. La muerte de estas bacterias buenas puede permitir que la levadura prospere en su ausencia.

Por lo tanto, los niños pequeños que toman antibióticos a veces pueden desarrollar una infección por hongos como resultado. También es posible que un adulto contraiga una candidiasis en la piel alrededor de los pezones después de tomar antibióticos. Luego, podrían transmitir esto a un bebé o niño pequeño a través de la lactancia.

Infección por hongos frente a dermatitis del pañal

A veces, las personas pueden confundir una candidiasis con otros tipos de dermatitis del pañal.

El tipo más común de dermatitis del pañal es una afección dolorosa pero menos grave que resulta de rozaduras e irritación.

Si la erupción es de color rojo brillante con pequeños puntos rojos alrededor de los bordes, probablemente se trate de una candidiasis. Las infecciones por hongos no responden a la crema para pañales.

Prevención

Aunque una candidiasis puede tratarse, es mejor tratar de evitar que ocurra en primer lugar.

Cambiar el pañal de un niño pequeño con regularidad y mantener limpia el área debajo de él puede ayudar a evitar que las infecciones se arraiguen. Los pediatras pueden trabajar con las familias para asegurarse de que no usen antibióticos más de lo necesario.

Cuando ver a un doctor

Los niños pequeños son vulnerables porque tienen dificultades para reconocer lo que sienten y comunicárselo a los demás.

La mayoría de las infecciones por hongos duran alrededor de 2 semanas, pero deberían mejorar en 2 a 3 días con la medicación antimicótica adecuada. Mientras tanto, los remedios naturales pueden ayudar a aliviar los síntomas.

A veces, una candidiasis puede durar más tiempo o incluso puede empeorar.

Es fundamental no dejar nunca al azar la salud de un niño pequeño. Busque consejo médico si la candidiasis de un niño pequeño es:

  • extendiéndose por un área más grande
  • causando empeoramiento de los síntomas
  • presentando nuevos síntomas
  • cada vez más caliente, más rojo o hinchado
  • líquido que supura

Posibles tratamientos médicos

Un médico puede recetar un ungüento antimicótico para tratar una candidiasis.

Los medicamentos antimicóticos son el tratamiento principal para las infecciones por hongos y pueden usarse en algunos casos.

Por lo general, son ungüentos de venta libre o recetados que contienen los ingredientes activos nistatina o clotrimazol.

Otro medicamento antimicótico común para las infecciones por hongos es el fluconazol, que está disponible con receta médica en forma de píldora o en forma líquida.

Nunca use supositorios en un niño pequeño a menos que un médico le dé instrucciones específicas para hacerlo.

Quitar

Las infecciones por hongos en los niños pequeños causan molestias pero son muy tratables.

Durante generaciones, muchas personas han confiado en los remedios naturales para tratar una variedad de afecciones.

Una cantidad cada vez mayor de evidencia muestra que algunos de estos remedios son formas seguras de tratar los síntomas de una candidiasis. Sin embargo, es vital consultar a un médico si la erupción de un niño pequeño no comienza a mejorar en unos pocos días.

none:  conferencias estreñimiento dispositivos médicos - diagnóstico