¿Qué causa el dolor abdominal y la diarrea?

La diarrea afecta a casi todo el mundo en algún momento. El dolor abdominal o los calambres pueden acompañar a la diarrea. Algunas de las causas más comunes incluyen la sensibilidad a los alimentos, las infecciones bacterianas o virales y el uso de medicamentos o alcohol.

También puede resultar de estrés o afecciones crónicas, como el síndrome del intestino irritable (SII).

Aquí describimos algunas causas comunes de dolor abdominal y diarrea.

Causas

La diarrea puede ser aguda y ocurrir repentinamente, o crónica y desarrollarse lentamente y durar algunos días.

Algunas de las causas más comunes de dolor abdominal y diarrea aguda o crónica incluyen:

1. Infección

Una infección viral puede causar dolor abdominal y diarrea.

La diarrea puede ser el resultado de una infección bacteriana o viral del estómago y los intestinos, que los médicos denominan gastroenteritis.

Las personas pueden contraer gastroenteritis bacteriana al comer o beber alimentos o agua contaminados. Los síntomas generalmente ocurren a las pocas horas o días de consumir los alimentos contaminados.

Las personas también pueden contraer gastroenteritis viral, que algunas personas llaman gripe estomacal, de alguien que tiene la infección.

Los síntomas generalmente desaparecen sin tratamiento después de unos días en ambos casos. Las personas pueden probar remedios caseros, como beber muchos líquidos, descansar y tomar medicamentos de venta libre para aliviar el malestar.

Las infecciones parasitarias también pueden causar diarrea aguda y dolor abdominal. Este tipo de infección suele desaparecer en unas pocas semanas. Los brotes persistentes pueden requerir tratamiento médico.

2. Reacciones a la comida

Algo que una persona ha comido o bebido puede causar diarrea, dolor abdominal y otros tipos de problemas estomacales. Los síntomas generalmente ocurren por períodos cortos y generalmente desaparecen unas horas después de comer.

La diarrea después de comer puede tener causas que incluyen:

  • cambios repentinos en la dieta
  • comer alimentos ricos en grasas
  • sensibilidades alimentarias
  • enfermedad celíaca, donde el cuerpo no puede descomponer el gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, el centeno y la cebada

Más del 20 por ciento de las personas experimentan sensibilidad a los alimentos, según algunas investigaciones.

No siempre está claro por qué ocurre la diarrea después de comer. Llevar un diario de alimentos puede ayudar. Una vez que las personas saben qué alimentos están causando el problema, pueden abordarlo.

Los remedios pueden incluir la introducción lenta de nuevos alimentos y cambios en la dieta, consumir menos comidas ricas y limitar o evitar los alimentos desencadenantes. Las personas con enfermedad celíaca deberán eliminar el gluten de su dieta de forma permanente.

3. Indigestión y comer en exceso

Comer en exceso puede provocar indigestión, diarrea y dolor de estómago porque el sistema digestivo tiene dificultades para lidiar con grandes cantidades de alimentos.

Tanto los adultos como los niños pueden experimentar los efectos secundarios de comer en exceso, pero es más probable que los niños lo hagan. Esto se debe a que los niños no siempre pueden diferenciar entre tener hambre y sentirse lleno.

Para evitar comer en exceso, las personas pueden:

  • Practique el control de las porciones y mida los alimentos.
  • llenarse de opciones altas en fibra y bajas en calorías, como verduras
  • tómese el tiempo para masticar bien los alimentos

Otra técnica útil es la alimentación consciente, que implica prestar atención al sabor y la textura de cada bocado de comida. Esto incluye evitar distracciones, como la televisión, durante las comidas.

4. IBS

La diarrea persistente puede sugerir una afección crónica, como el síndrome del intestino irritable. Esta afección no daña el tracto digestivo, pero puede causar síntomas que incluyen:

  • Diarrea
  • calambres en el estómago
  • hinchazón
  • gas

Según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK), aproximadamente el 12 por ciento de las personas en los Estados Unidos tienen SII. La mayoría son mujeres.

No existe cura, pero las personas pueden controlar sus síntomas de la siguiente manera:

  • reduciendo estrés
  • hacer cambios dietéticos
  • dormir lo suficiente de buena calidad
  • beber muchos líquidos
  • ejercitarse
  • tomando suplementos
  • usando medicamentos

5. Enfermedad inflamatoria intestinal

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) se refiere a un grupo de afecciones que afectan el intestino, incluida la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), hasta 1,3 millones de personas en los Estados Unidos tienen EII.

Los síntomas incluyen:

  • Diarrea
  • fatiga
  • dolor abdominal
  • heces con sangre
  • pérdida de peso

La EII puede provocar daños en el tracto digestivo, a diferencia del SII. Por tanto, es fundamental que las personas con la enfermedad controlen sus síntomas.

El tratamiento tiene como objetivo reducir la inflamación que causa el daño intestinal y los síntomas digestivos. Las opciones incluyen medicamentos, suplementos, cambios en la dieta y cirugía.

6. Estrés

La arteterapia puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad.

El estrés y la ansiedad pueden estimular las evacuaciones intestinales, lo que puede provocar diarrea.

El estrés también puede influir en el desarrollo del síndrome del intestino irritable o empeorar los síntomas.

Existe un vínculo entre el cerebro y el intestino, lo que puede explicar por qué el estrés puede provocar problemas digestivos.

Por ejemplo, el estrés laboral puede estimular la respuesta gástrica.

Las personas pueden reducir el estrés intentando:

  • meditación y atención plena
  • ejercicio regular
  • técnicas de respiración profunda
  • terapia de arte o música

Las personas deben consultar a un médico o profesional de la salud mental que pueda recomendar medicamentos, terapia o una combinación de ambos para el estrés persistente o severo.

6. Medicamentos y alcohol

Demasiado alcohol puede interferir con la digestión y provocar dolor de estómago, diarrea, vómitos u otros síntomas. Las personas podrían considerar limitar la ingesta de alcohol para evitar estos problemas.

Las Pautas Dietéticas para los Estadounidenses de EE. UU. Enumeran el consumo moderado de alcohol como hasta 1 bebida al día para las mujeres y hasta 2 bebidas al día para los hombres. Las personas deben intentar evitar el alcohol durante varios días a la semana.

Algunos medicamentos también pueden causar problemas estomacales, y muchos medicamentos incluyen la diarrea como efecto secundario.

Los medicamentos que pueden causar diarrea incluyen:

  • antiácidos que contienen magnesio
  • antibioticos
  • medicamentos de quimioterapia
  • uso excesivo de laxantes
  • metformina, que es un medicamento para la diabetes
  • fármacos anti-inflamatorios no esteroideos

La diarrea a veces desaparece después de unos días de usar un nuevo medicamento a medida que el cuerpo se adapta. Si la diarrea persiste durante varios días después de comenzar con un nuevo medicamento, las personas deben comunicarse con su médico, quien puede sugerir una alternativa.

7. Embarazo

Las personas embarazadas a menudo experimentan diarrea y otros cambios intestinales, posiblemente debido a cambios hormonales y estructurales en el cuerpo.

Los cambios en los hábitos alimentarios y las nuevas sensibilidades a los alimentos también pueden causar diarrea durante el embarazo.

Póngase en contacto con un médico para un chequeo y asesoramiento si la diarrea persiste durante más de unos pocos días durante el embarazo.

Causas menos comunes

La diarrea constante o intensa puede sugerir un problema médico grave, especialmente si hay sangre.

Otras posibles causas de dolor abdominal y diarrea incluyen:

  • apendicitis
  • ciertos tipos de cáncer
  • fibrosis quística
  • enfermedades que afectan los órganos abdominales
  • impactación fecal
  • obstrucción intestinal

Cuando ver a un doctor

Las personas con diarrea y dolor abdominal deben consultar a un médico si los síntomas:

  • son severos
  • empeorar cada vez más
  • durar más de unos pocos días
  • Ocurre en bebés, adultos mayores o personas con sistemas inmunológicos debilitados.
  • volver a ocurrir regularmente

Consulte a un médico de inmediato si se presenta diarrea con:

  • heces negras, alquitranadas o con sangre
  • Confusión
  • dificultad para hablar
  • fiebre
  • náuseas o vómitos frecuentes
  • irritabilidad
  • ictericia, coloración amarillenta de la piel o el blanco de los ojos
  • frecuencia cardíaca rápida
  • convulsiones
  • síntomas de deshidratación, como orina oscura, sed, boca seca y fatiga
  • problemas de la vista

Prevención

Comer de manera saludable y no comer en exceso puede ayudar a prevenir el dolor abdominal y la diarrea.

Es imposible prevenir todos los casos de dolor abdominal y diarrea.

Sin embargo, los siguientes consejos pueden reducir la probabilidad de desarrollar síntomas.

  • comer una dieta saludable
  • no coma demasiados alimentos grasos.
  • evitar intolerancias alimentarias
  • limitar la ingesta de alcohol
  • evite comer en exceso midiendo las porciones de comida
  • reducir el estrés y dormir lo suficiente
  • mantener una hidratación adecuada
  • Evite el contacto con personas que tengan gripe estomacal.
  • Practique una buena higiene al preparar los alimentos y almacene los alimentos correctamente.
  • tomar precauciones cuando viaje a regiones donde prevalece la intoxicación alimentaria
  • hablar con un médico sobre los efectos secundarios de los medicamentos y preguntarle sobre alternativas
  • tratar afecciones crónicas, como IBS e IBD

Otro consejo para prevenir el desarrollo de dolor abdominal y diarrea es tomar suplementos probióticos, que según las investigaciones pueden ayudar a prevenir la diarrea del viajero y la diarrea asociada a los antibióticos.

Un estudio de 2016 en la revista Medicamento sugiere que el riesgo de diarrea del viajero podría disminuir en un 8 por ciento y la diarrea asociada a antibióticos en un 52 por ciento cuando se usan probióticos.

Quitar

Las causas más probables de dolor abdominal y diarrea incluyen:

  • infecciones
  • problemas relacionados con la comida
  • condiciones médicas, como IBS

En los casos de diarrea aguda, los síntomas suelen desaparecer después de unos días. Las afecciones crónicas requieren un tratamiento a largo plazo para controlar los síntomas.

Las personas deben consultar a un médico si continúan teniendo diarrea después de una semana. Deben buscar atención médica inmediata si la fiebre y otros síntomas acompañan a las heces blandas, o si ocurre diarrea en bebés o adultos mayores.

Lea el artículo en español.

none:  linfoma neurología - neurociencia enfermedades-infecciosas - bacterias - virus