¿Qué es la celulitis orbitaria?

La celulitis orbitaria es una infección de los tejidos blandos dentro de la cuenca del ojo. Es una afección grave que, sin tratamiento, puede provocar la pérdida permanente de la visión y complicaciones potencialmente mortales.

La celulitis orbitaria, que a veces se denomina celulitis poseptal, puede ocurrir a cualquier edad, pero afecta con mayor frecuencia a los niños pequeños. La infección se desarrolla detrás del tabique orbitario, una membrana delgada que cubre la parte frontal del globo ocular.

La celulitis periorbitaria o preseptal se refiere a infecciones que ocurren frente al tabique orbitario. La celulitis periorbitaria puede extenderse a la piel alrededor del ojo y al párpado. Esta afección es menos grave que la celulitis orbitaria, pero aún requiere tratamiento inmediato.

En este artículo, discutimos los síntomas y las causas de la celulitis orbitaria. También cubrimos el diagnóstico, el tratamiento y las complicaciones de esta afección.

Síntomas

La celulitis orbitaria es una infección grave que afecta la grasa y los tejidos musculares dentro de la órbita o la cuenca del ojo.

La infección provoca una inflamación que puede sacar el ojo de la cuenca. El dolor, la hinchazón y la proptosis, que es la protuberancia o el desplazamiento hacia adelante del ojo, son síntomas comunes de la celulitis orbitaria.

Otros síntomas de la celulitis orbitaria pueden incluir:

  • movimiento ocular limitado o dolor al intentar mover el ojo
  • visión deteriorada o pérdida repentina de la visión
  • un párpado rojo e hinchado
  • encontrar difícil o imposible abrir el ojo
  • secreción del ojo infectado
  • fiebre
  • fatiga
  • pérdida de apetito
  • un dolor de cabeza

Causas

La principal causa de celulitis orbitaria es la sinusitis, que es una infección de los senos nasales. Las investigaciones sugieren que entre el 86 y el 98 por ciento de las personas con celulitis orbitaria también tienen sinusitis.

Sin tratamiento, las infecciones de los senos nasales pueden extenderse a la grasa y los músculos que rodean la cuenca del ojo. Bacterias como la Staphylococcus aureus y Estreptococos Las especies son la causa más común de celulitis orbitaria.

Las infecciones menores del párpado también pueden extenderse a la parte posterior del ojo y causar celulitis orbitaria. Con menos frecuencia, las infecciones bacterianas en otras partes del cuerpo pueden viajar a través del torrente sanguíneo hasta la cuenca del ojo.

Otras causas menos comunes de celulitis orbitaria incluyen:

  • una lesión en el ojo que penetra en el tabique orbitario
  • complicaciones de la cirugía ocular
  • abscesos en la boca
  • un objeto extraño queda atrapado en el ojo
  • asma

Diagnóstico

Un médico realizará un examen físico para diagnosticar la celulitis orbitaria.

Es vital que cualquier persona con síntomas de celulitis orbitaria consulte a un profesional de la salud de inmediato. El diagnóstico precoz de la celulitis orbitaria es fundamental para prevenir complicaciones graves.

El diagnóstico de celulitis orbitaria comienza con un examen físico del ojo de la persona. Un oftalmólogo, un médico que se especializa en los ojos, generalmente realizará el examen.

El oftalmólogo buscará signos físicos de una infección en la cuenca del ojo, como enrojecimiento, hinchazón, dolor y fiebre. Luego, pueden solicitar otras pruebas para ayudar a determinar el alcance de la infección y el curso de tratamiento adecuado.

Un oftalmólogo u otro profesional de la salud puede tomar una muestra de sangre de la persona o la secreción de su ojo. Luego, analizarán estas muestras para determinar qué tipo de germen está causando la infección.

El oftalmólogo también puede recomendar pruebas de imágenes, como una resonancia magnética o una tomografía computarizada, que crean imágenes del interior de la cabeza de una persona. Estas pruebas permiten a un profesional de la salud evaluar hasta qué punto se ha propagado la infección y detectar complicaciones que involucren el cerebro o el sistema nervioso central.

Tratamiento

Las infecciones por celulitis orbitaria pueden propagarse rápidamente y causar complicaciones graves, por lo que el tratamiento inmediato es esencial.

Las opciones de tratamiento estándar para la celulitis orbitaria son los antibióticos y la cirugía.

Antibióticos

Después de diagnosticar la celulitis orbitaria, es probable que un profesional de la salud recomiende un tratamiento inmediato con antibióticos. Suelen administrar estos antibióticos de forma continua a través de una vía intravenosa.

Los profesionales de la salud suelen utilizar antibióticos de amplio espectro para tratar a las personas con celulitis orbitaria. Estos medicamentos son efectivos contra una amplia gama de bacterias, incluidas ambas Estafilococo y Estreptococo bacterias.

Las personas con celulitis orbitaria generalmente deben permanecer en el centro de atención médica mientras reciben tratamiento con antibióticos. La celulitis orbitaria se puede propagar rápidamente, por lo que un profesional de la salud deberá controlar a la persona de cerca para detectar cualquier signo de que la infección esté empeorando o no responda a los antibióticos.

Cirugía

Un médico puede explicar los beneficios de las diferentes opciones de tratamiento.

Puede ser necesario un tratamiento quirúrgico si la infección no responde a los antibióticos o se propaga a otras partes de la cabeza.

Las personas con celulitis orbitaria también pueden requerir cirugía si:

  • experimenta un empeoramiento de los síntomas o deterioro de la visión mientras toma antibióticos
  • ha desarrollado un absceso en la cuenca del ojo o el cerebro
  • tiene un objeto extraño atrapado en el ojo
  • tiene una infección por hongos o micobacterias

Los procedimientos quirúrgicos para tratar la celulitis orbitaria incluyen:

  • drenaje de líquido de un área infectada o absceso
  • quitar un objeto extraño
  • obtención de una muestra de cultivo para su posterior análisis

Complicaciones

El diagnóstico y el tratamiento tempranos de la celulitis orbitaria son vitales para prevenir complicaciones graves.

Las posibles complicaciones de la celulitis orbitaria incluyen:

  • Pérdida de la visión
  • pérdida de la audición
  • infección de la sangre o sepsis
  • meningitis, que es una inflamación de las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal
  • trombosis del seno cavernoso, que es la formación de un coágulo de sangre en la base del cerebro
  • absceso intracraneal, que es una acumulación de pus dentro del cráneo

Los niños pequeños pueden experimentar síntomas más graves y tienen un mayor riesgo de complicaciones porque su sistema inmunológico aún se está desarrollando.

Resumen

La celulitis orbitaria es una infección grave que causa inflamación del tejido blando detrás del ojo. Puede causar dolor, hinchazón y protuberancia del globo ocular.

La celulitis orbitaria ocurre con mayor frecuencia cuando las bacterias de una infección de los senos nasales se diseminan al ojo. Las personas de todas las edades pueden desarrollar esta afección, pero afecta principalmente a los niños pequeños.

Sin tratamiento, la celulitis orbitaria puede provocar complicaciones de salud graves y potencialmente mortales, como sepsis y meningitis, así como pérdida de la visión. Es fundamental que las personas con síntomas de celulitis orbitaria busquen atención médica inmediata.

Los médicos suelen tratar la celulitis orbitaria con antibióticos intravenosos, pero algunas personas también pueden requerir cirugía.

none:  bipolar gota arritmia