¿Qué es la maniobra de Valsalva?

La maniobra de Valsalva es una forma particular de respirar que aumenta la presión en el pecho. Provoca varios efectos en el cuerpo, incluidos cambios en la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Las personas pueden realizar la maniobra con regularidad sin saberlo. Por ejemplo, pueden usarlo cuando empujan para iniciar una evacuación intestinal.

Sin embargo, esta técnica también puede ser beneficiosa cuando las personas la usan intencionalmente, ya que puede regular los ritmos cardíacos y ayudar a que los oídos exploten.

El médico Antonio Maria Valsalva describió por primera vez la técnica en la década de 1700 como una forma de eliminar el pus de los oídos.

Cómo hacer la maniobra de Valsalva

La maniobra de Valsalva implica contener la respiración.

Para realizar la maniobra de Valsalva, siga estos pasos:

  • Inhale profundamente y luego contenga la respiración.
  • Imagine que los músculos del pecho y del estómago están muy tensos y presionan hacia abajo como si estuvieran esforzándose para iniciar una evacuación intestinal.
  • Mantenga esta posición durante un tiempo breve, generalmente unos 10 segundos.
  • Exhale con fuerza para liberar el aliento rápidamente.
  • Reanude la respiración normal.

Un método alternativo consiste en acostarse y soplar con una jeringa vacía durante 15 segundos.

La maniobra de Valsalva crea numerosos efectos en el cuerpo porque aumenta la presión en la cavidad pleural, conocida como presión intrapleural.

Este aumento de presión puede provocar la compresión de las cámaras del corazón y los vasos sanguíneos clave del cuerpo, que incluyen:

  • la aorta, que es la arteria principal que bombea sangre rica en oxígeno a través del cuerpo
  • la vena cava, que es la vena principal que devuelve la sangre al corazón

La compresión de la aorta inicialmente hace que aumente la presión arterial. Un sensor en la arteria carótida, llamado barorreceptor, detecta el aumento de la presión arterial.

Esto activa las fibras parasimpáticas, que reducen rápidamente la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Los médicos a veces se refieren a este efecto como vago.

La maniobra de Valsalva reduce el gasto cardíaco, que es la cantidad de sangre que expulsa el corazón con cada latido. Como resultado, el individuo puede sentirse aturdido o mareado.

Una vez que el barorreceptor detecta la disminución de la frecuencia cardíaca y la presión arterial, estimulará el sistema nervioso simpático. Esto puede hacer que aumenten la frecuencia cardíaca y la presión arterial de una persona, contrarrestando los efectos parasimpáticos.

Sin embargo, cuando una persona exhala, esto libera la compresión en el corazón, lo que le permite volver a llenarse de sangre. La exhalación aumenta la presión dentro de la aorta, estimulando el sistema nervioso parasimpático y disminuyendo nuevamente la frecuencia cardíaca.

Usos

La maniobra de Valsalva ayuda a tratar la frecuencia cardíaca rápida.

Los médicos pueden utilizar la maniobra de Valsalva para tratar a personas con taquicardia supraventricular (TSV).

La TSV es una frecuencia cardíaca rápida que suele superar los 100 latidos por minuto en reposo. Puede causar síntomas que incluyen palpitaciones del corazón, dolor de pecho y dificultad para respirar.

Una frecuencia cardíaca de esta velocidad puede ser peligrosa porque el corazón no puede bombear suficiente sangre cuando late tan rápido.

La TSV a menudo requiere tratamiento de emergencia. Una vez que los socorristas han identificado el ritmo cardíaco de una persona y determinado que su presión arterial es estable, pueden demostrar cómo realizar la maniobra de Valsalva.

Según un informe de la Revista del Colegio Americano de Cardiología, la maniobra de Valsalva fue más efectiva para disminuir la frecuencia cardíaca que otros procedimientos similares, como el masaje del seno carotídeo o la aplicación de una toalla helada en la cara.

Un metaanálisis encontró que la maniobra de Valsalva puede restaurar la frecuencia cardíaca regular entre el 19,4 y el 54,3 por ciento del tiempo.

Si la maniobra de Valsalva no normaliza el ritmo cardíaco, la persona necesitará recibir descargas eléctricas, llamadas cardioversión, o medicamentos.

Estos enfoques pueden causar efectos secundarios desagradables, como dolor de pecho, presión y enrojecimiento.

La maniobra de Valsalva también tiene otros usos. Éstos incluyen:

  • Aclararse los oídos cuando se bucea o un cambio de altitud aumenta la presión.
  • aumento de la presión colónica para inducir una evacuación intestinal

Los levantadores de pesas también tienden a realizar la maniobra de Valsalva cuando levantan pesos pesados. Algunos pueden probar esta técnica deliberadamente, mientras que otros no se darán cuenta de que la están utilizando.

Es una creencia común que el uso de la maniobra de Valsalva al levantar pesos pesados ​​puede proporcionar impulso y estabilización del tronco.

Riesgos y consideraciones

El principal efecto secundario de la maniobra de Valsalva es la hipotensión, que es una disminución repentina y persistente de la presión arterial.

Las personas que realizan la maniobra también pueden sentirse mareadas o experimentar un síncope, que es una breve pérdida del conocimiento.

Quitar

La maniobra de Valsalva puede ayudar a reducir los ritmos cardíacos rápidos en algunas personas. También puede ayudar a las personas a hacer estallar sus oídos, levantar pesas o defecar.

Si bien la maniobra de Valsalva tiene algunos efectos secundarios potenciales, es una alternativa no invasiva a otros tratamientos, como medicamentos o descargas eléctricas.

none:  dislexia menopausia neurología - neurociencia