Lo que necesita saber sobre las infecciones por hongos

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compra a través de los enlaces de esta página, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.

Las infecciones por hongos son comunes en gran parte del mundo natural. En los seres humanos, las infecciones por hongos ocurren cuando un hongo invasor se apodera de un área del cuerpo y es demasiado para que el sistema inmunológico pueda manejarlo.

Los hongos pueden vivir en el aire, el suelo, el agua y las plantas. También hay algunos hongos que viven de forma natural en el cuerpo humano.

Como muchos microbios, existen hongos útiles y hongos dañinos. Cuando los hongos dañinos invaden el cuerpo, pueden ser difíciles de matar, ya que pueden sobrevivir en el medio ambiente y volver a infectar a la persona que intenta mejorar.

En este artículo, analizamos quién tiene más riesgo de contraer una infección por hongos y cuáles son los síntomas y las opciones de tratamiento para algunos tipos comunes.

Síntomas

Los cambios en la piel, el enrojecimiento y la picazón son síntomas comunes de muchas infecciones por hongos.

Los síntomas de una infección por hongos dependerán del tipo, pero los síntomas comunes incluyen los siguientes:

  • cambios en la piel, incluido enrojecimiento y posiblemente agrietamiento o descamación de la piel
  • Comezón

Siga leyendo para obtener más información sobre algunos tipos comunes de infecciones por hongos, sus síntomas y las opciones de tratamiento.

Tipos

Las siguientes condiciones son todos tipos comunes de infecciones fúngicas.

Pie de atleta

La tiña del pie o el pie de atleta es una infección fúngica común que afecta el pie.

El pie de atleta se asocia comúnmente con deportes y atletas porque el hongo crece perfectamente en ambientes cálidos y húmedos, como calcetines y zapatos, equipo deportivo y vestuarios.

En realidad, cualquier persona puede verse afectada por el pie de atleta. Es más común en climas cálidos y meses de verano, donde puede multiplicarse rápidamente.

Síntomas

El pie de atleta es una infección común en la que el hongo crece en ambientes cálidos y húmedos.

Los síntomas del pie de atleta pueden variar ligeramente de una persona a otra. Los síntomas clásicos incluyen:

  • enrojecimiento o ampollas en el área afectada
  • la piel infectada puede estar blanda o las capas pueden comenzar a romperse
  • descamación o agrietamiento de la piel
  • la piel puede descamarse y desprenderse
  • sensación de picazón, escozor o ardor en el área infectada

Diagnóstico, tratamiento y prevención

No todos los pies que pican son el resultado del pie de atleta. Los médicos generalmente diagnostican la infección raspando la piel descamada de una persona y examinándola con un microscopio en busca de evidencia de hongos.

Hay algunos hongos diferentes que pueden causar el pie de atleta. La infección puede comportarse de manera diferente según el hongo específico que está infectando la piel.

El pie de atleta a menudo se trata con ungüentos antimicóticos tópicos, que están disponibles para comprar sin receta o en línea. Las infecciones graves también pueden requerir medicamentos orales adicionales. Los pies también deberán cuidarse y mantenerse secos para ayudar a matar el hongo.

Los métodos de prevención incluyen dejar que los pies respiren mucho aire y mantenerlos limpios y secos. Es una buena idea usar sandalias en las duchas públicas o en los vestuarios.

Infección por hongos

Las infecciones vaginales por levaduras son una forma común de Candida crecimiento excesivo en mujeres, generalmente causado por Candida albicans.

Un crecimiento excesivo de Candida interrumpe el equilibrio normal de bacterias y hongos en la vagina. Este desequilibrio de bacterias puede deberse a antibióticos, estrés y desequilibrios hormonales, o malos hábitos alimenticios, entre otras cosas.

Candida Las infecciones también pueden causar comúnmente infecciones por hongos en las uñas de los pies y dermatitis del pañal.

Síntomas

Una candidiasis puede causar comúnmente infecciones por hongos en las uñas de los pies.

Los síntomas de una candidiasis incluyen:

  • picazón e hinchazón alrededor de la vagina
  • sensación de ardor o dolor al orinar o tener relaciones sexuales
  • enrojecimiento y dolor en y alrededor de la vagina
  • secreción vaginal inusual, como grumos grises que se asemejan al requesón o una secreción muy acuosa

En algunos casos, se puede desarrollar una erupción con el tiempo. Las infecciones por hongos deben tratarse rápidamente, ya que los síntomas pueden volverse graves si no se tratan.

Diagnóstico, tratamiento y prevención

Los síntomas clásicos de una candidiasis hacen que sean fáciles de diagnosticar. Los médicos pueden preguntar sobre el historial médico de la persona, como infecciones por hongos o infecciones de transmisión sexual (ITS) anteriores. También pueden preguntar si la persona estaba tomando antibióticos recientemente.

Luego, los médicos examinarán las paredes vaginales y el cuello uterino en busca de signos de infección, extrayendo células de la vagina si es necesario para un diagnóstico adecuado.

El tratamiento de las infecciones por hongos depende de su gravedad. Los tratamientos estándar incluyen cremas, tabletas o supositorios, que están disponibles con receta médica, de venta libre o en línea. Las infecciones complicadas pueden requerir tratamientos complejos.

Evitar las infecciones por hongos comienza con una dieta equilibrada y una higiene adecuada. Usar ropa holgada hecha de fibras naturales también puede ayudar a prevenir infecciones. Lavar la ropa interior con agua muy caliente y cambiar los productos femeninos con frecuencia también puede ayudar a prevenir el crecimiento de hongos.

Tiña inguinal

La tiña crural, comúnmente conocida como tiña inguinal, es otra infección cutánea fúngica común.

Estos hongos aman los ambientes cálidos y húmedos y prosperan en áreas húmedas del cuerpo, como la ingle, las nalgas y la parte interna de los muslos. La tiña inguinal puede ser más común en verano o en áreas cálidas y húmedas del mundo.

La tiña inguinal es levemente contagiosa y a menudo se transmite a través del contacto directo con una persona infectada o un objeto que transporta el hongo.

Síntomas

La candidiasis puede afectar el área genital tanto en hombres como en mujeres.

La tiña inguinal aparece en el cuerpo como una erupción roja que pica y que a menudo tiene una forma circular. Los síntomas incluyen:

  • enrojecimiento en la ingle, las nalgas o los muslos
  • rozaduras, irritación, picazón o ardor en el área infectada
  • una erupción roja con forma circular y bordes elevados
  • agrietamiento, descamación o descamación seca de la piel en el área infectada

Diagnóstico, tratamiento y prevención

La tiña inguinal tiene un aspecto muy particular y, por lo general, se puede identificar en función de su apariencia. Si los médicos no están seguros, pueden tomar una muestra de piel para inspeccionar y confirmar su diagnóstico.

El tratamiento de la tiña inguinal generalmente implica ungüentos antimicóticos tópicos y una higiene adecuada. Muchos casos de tiña inguinal mejoran con medicamentos de venta libre, aunque algunos requieren medicamentos recetados. Limpiar el área afectada y mantenerla seca también puede ayudar a matar el hongo.

La tiña inguinal se puede prevenir usando fibras naturales holgadas, como ropa interior de algodón que está disponible para comprar en línea. También es importante evitar el contacto con otras personas que tienen la infección. Evitar artículos compartidos, como toallas y equipo deportivo, también puede ayudar.

Tiña

La tiña corporal o tiña es una infección de la piel causada por un hongo que vive en los tejidos muertos, como la piel, el cabello y las uñas. La tiña es el hongo que causa la tiña inguinal y el pie de atleta. Cuando aparece en cualquier otra parte del cuerpo, la infección se llama simplemente tiña.

Síntomas

La tiña es una infección de la piel que causa tiña inguinal y pie de atleta.

La tiña suele ser fácil de notar debido a su forma. Un parche rojo que puede picar o descamarse a menudo se convertirá en un parche de piel elevado en forma de anillo con el tiempo. Incluso puede extenderse en varios anillos.

El exterior de este anillo es rojo y puede parecer elevado o irregular, mientras que el interior del anillo permanecerá transparente o se volverá escamoso.

La tiña es muy contagiosa y puede transmitirse por contacto de piel a piel o por contacto con mascotas, como perros. El hongo también puede sobrevivir en objetos, como toallas, ropa y cepillos.

El hongo de la tiña también infecta el suelo y el barro, por lo que las personas que juegan o trabajan con tierra infectada también pueden contraer tiña.

Diagnóstico, tratamiento y prevención

Otras afecciones de la piel pueden parecerse a la tiña, por lo que los médicos generalmente querrán tomar una muestra de piel para inspeccionar el hongo.

Después de confirmar un diagnóstico, los médicos recomendarán un tratamiento, según la gravedad de los síntomas.

Las cremas y ungüentos medicinales a menudo son suficientes para tratar muchos casos de tiña y se pueden comprar sin receta o en línea. La tiña del cuero cabelludo o la tiña grave pueden requerir receta médica.

La higiene básica también puede ayudar a tratar y prevenir la tiña. Mantener la piel limpia y seca puede ayudar a evitar infecciones.

La seguridad en público incluye usar sandalias en duchas públicas o vestuarios y evitar artículos y toallas compartidos.

Los tratamientos para la tiña están disponibles para su compra en línea.

Factores de riesgo

Las infecciones por hongos son comunes en los seres humanos y, por lo general, no son muy graves si se tratan rápida y correctamente.

Cualquier persona con un sistema inmunológico debilitado puede tener más probabilidades de contraer una infección por hongos, así como cualquier persona que esté tomando antibióticos.

El tratamiento del cáncer y la diabetes también pueden hacer que una persona sea más propensa a las infecciones por hongos.

panorama

La mayoría de las infecciones por hongos en la piel se pueden tratar con cremas de venta libre o recetadas. Las infecciones graves pueden requerir métodos adicionales.

Tomar medidas preventivas también puede contribuir en gran medida a evitar las infecciones fúngicas de la piel.

Siempre es mejor notificar a un médico ante el primer signo de infección para evitar posibles complicaciones graves. Al trabajar directamente con un médico, la mayoría de los casos de infecciones fúngicas de la piel se pueden tratar fácilmente.

none:  lupus Cancer de pancreas reumatologia