¿Qué hierbas ayudan a reducir la inflamación?

Muchos remedios a base de hierbas pueden tener propiedades antiinflamatorias. Sin embargo, faltan pruebas que respalden la mayoría de estas afirmaciones. La inflamación es el principal mecanismo de defensa del cuerpo contra infecciones, heridas y otras formas de daño.

Sin embargo, la inflamación en sí misma puede ser dañina en algunos casos. Por ejemplo, muchas afecciones pueden hacer que la inflamación permanezca elevada, lo que resulta en daño tisular.

Existe una variedad de medicamentos antiinflamatorios para ayudar a controlar la inflamación en el cuerpo. Sin embargo, a menudo tienen efectos secundarios y es posible que no siempre sean efectivos.

Los compuestos naturales que están presentes en ciertos remedios a base de hierbas también tienen el potencial de ser antiinflamatorios. Sin embargo, hay mucha menos investigación en esta área.

Este artículo enumerará los remedios a base de hierbas con la mayor evidencia de sus propiedades antiinflamatorias.

Cúrcuma

Comer cúrcuma puede ayudar a reducir la inflamación en personas con artritis.

La cúrcuma generalmente se presenta en forma de un polvo amarillo de la raíz de la planta de cúrcuma.

Contiene una sustancia química llamada curcumina, que puede tener propiedades antiinflamatorias.

Varios estudios han demostrado que la cúrcuma puede ayudar a reducir la inflamación y el malestar en personas con artritis.

Actúa limitando la producción de moléculas llamadas citocinas, que provocan inflamación.

Los investigadores continúan investigando cómo la curcumina afecta la inflamación en una variedad de otras afecciones, como la enfermedad inflamatoria intestinal. La curcumina tiene la base de evidencia más sustancial de sus efectos antiinflamatorios en comparación con otros remedios a base de hierbas.

La cúrcuma está disponible en forma de cápsulas, tabletas, tés, pastas y extractos. Los métodos para tomar la cúrcuma variarán, según el uso previsto.

Jengibre

Jengibre, o Zingiber officinale, es una planta tropical que durante mucho tiempo ha tenido un lugar en la medicina tradicional.

El jengibre puede tener propiedades antiinflamatorias. Existe evidencia que muestra que muchos de los componentes del jengibre pueden limitar la producción de citocinas y la actividad de las enzimas ciclooxigenasa, que promueven la inflamación.

La investigación ha descubierto que las propiedades antiinflamatorias del jengibre podrían ser útiles para tratar varias afecciones, incluida la artritis y el dolor.

El jengibre puede ser una raíz fresca o seca. También puede presentarse en forma de tabletas, cápsulas y tés.

Té verde

El té verde tiene propiedades antiinflamatorias y puede alterar los procesos que causan inflamación.

El té verde proviene de Camellia sinensis sale de. La investigación lo ha relacionado con una variedad de beneficios para la salud, como ayudar a perder peso.

El té verde tiene propiedades antiinflamatorias que podrían ser la base de algunos de estos beneficios específicos para la salud.

Por ejemplo, existe evidencia que sugiere que un componente del té verde podría interrumpir los procesos que causan inflamación en la artritis.

Otros estudios han encontrado que el té verde puede tener un efecto positivo sobre la inflamación en personas con trastornos metabólicos. Los investigadores sugieren que puede impulsar estos efectos antiinflamatorios.

El té verde normalmente viene como bebida fría o caliente. También es posible comprar cápsulas, tabletas y cremas que contienen té verde.

Muchos otros remedios a base de hierbas también pueden tener propiedades antiinflamatorias. Ejemplos incluyen:

  • tomillo
  • corteza de sauce blanco
  • incienso
  • resveratrol

Sin embargo, no hay mucha investigación disponible sobre estos remedios. Sin esta investigación, no es posible decir con certeza si existen estos efectos antiinflamatorios o si son opciones de tratamiento efectivas para las personas con afecciones inflamatorias.

Si bien existe una mayor base de evidencia para los remedios en este artículo, la investigación en esta área aún se encuentra en las primeras etapas.

Por ejemplo, los científicos han realizado muchos estudios sobre los beneficios antiinflamatorios de la cúrcuma. Sin embargo, la calidad de estos estudios no es lo suficientemente alta para respaldar la afirmación de que la cúrcuma puede reducir eficazmente la inflamación en los seres humanos.

También es importante recordar que los estudios en esta área tienden a utilizar formas altamente concentradas de estos remedios a base de hierbas.

En algunos casos, se aíslan ciertos compuestos. Un ejemplo de esto es la curcumina de la cúrcuma. Esto significa que los efectos pueden diferir cuando se toman diferentes formas del remedio.

Riesgos

Una persona debe discutir la posibilidad de tomar remedios herbales con un médico, ya que pueden interactuar con ciertos medicamentos.

Al igual que con la toma de cualquier medicamento, existe la posibilidad de que se produzcan efectos secundarios y complicaciones al tomar remedios a base de hierbas.

Como la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) no regula los remedios a base de hierbas, los ingredientes exactos y la calidad de estos productos pueden variar. Esto también significa que hay información menos confiable sobre la seguridad de estos productos.

Sin embargo, según el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa, la cúrcuma, el jengibre y el té verde son generalmente seguros.

Dicho esto, algunos posibles efectos secundarios incluyen:

  • problemas gastrointestinales
  • problemas de hígado
  • malestar abdominal
  • acidez
  • Diarrea
  • gas
  • problemas para dormir

También es posible que estos remedios a base de hierbas interactúen con ciertos medicamentos. Por ejemplo, el té verde puede interactuar con ciertos betabloqueantes como el nadolol.

Es importante discutir cualquier remedio a base de hierbas con un médico, quien puede asesorar más sobre las interacciones medicamentosas que pueden ocurrir.

Resumen

Existe alguna evidencia que respalda la afirmación de que la cúrcuma, el té verde y el jengibre tienen propiedades antiinflamatorias.

Para las personas con problemas de salud inflamatorios, consumir estos remedios a base de hierbas podría ser útil para reducir la inflamación.

Sin embargo, será necesaria más investigación de alta calidad para confirmar estos efectos. Estos remedios a base de hierbas son generalmente seguros, pero es importante consultar a un médico antes de tomarlos junto con otros tipos de medicamentos.

none:  dolor - anestésicos Cancer de pancreas personas mayores - envejecimiento