¿Cómo se contrae la EPOC?

La EPOC es una enfermedad progresiva. No es contagioso. Las causas incluyen tabaquismo, irritantes pulmonares y genética. El tratamiento depende de la gravedad de la afección y algunos cambios en el estilo de vida pueden ayudar a aliviar los síntomas.

La EPOC es una enfermedad que afecta a los pulmones. Incluye varias enfermedades pulmonares progresivas, todas relacionadas con la disnea:

  • bronquitis crónica
  • asma irreversible
  • enfisema, sobreinsuflación de los pulmones

Fumar es la principal causa de EPOC. Según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI), hasta 9 de cada 10 muertes relacionadas con la EPOC son causadas por fumar.

Causas de la EPOC

Si bien no es contagioso, existen causas directas de la EPOC, incluidas algunas que las personas pueden evitar:

De fumar

Fumar aumenta significativamente el riesgo de que una persona desarrolle EPOC.

Inhalar humo provoca inflamación en los bronquios, que son los conductos que conectan la tráquea con los pulmones. Esta inflamación destruye los cilios (diminutos pelos que recubren los bronquios).

Estos pelos son esenciales para prevenir infecciones, ya que atrapan gérmenes, polvo y otras partículas antes de que lleguen a los pulmones. Si los cilios faltan o están dañados, una persona tiene un mayor riesgo de desarrollar infecciones en los pulmones.

Irritantes pulmonares

Si bien fumar o ser exfumador son las principales razones para desarrollar EPOC, algunas personas también la desarrollan como resultado de la exposición a otros irritantes pulmonares, entre ellos:

  • humo de segunda mano
  • polvo del lugar de trabajo u otros contaminantes
  • humo de la quema de combustible para cocinar o calentar
  • vapores
  • la contaminación del aire
  • productos químicos específicos
  • Infecciones frecuentes en el pecho o los pulmones cuando era niño.

Genética

Algunas personas tienen una versión genética rara de la EPOC llamada enfisema relacionado con la deficiencia de alfa-1.

¿Cuáles son los principales síntomas de la EPOC?

Una tos persistente es un síntoma potencial de EPOC.

Las personas con EPOC experimentan una pérdida gradual de la función pulmonar y un aumento de la dificultad para respirar.

Sin embargo, es posible que no noten esta lenta disminución de la función pulmonar ni reconozcan los síntomas de la EPOC hasta que la enfermedad haya alcanzado una etapa grave.

La EPOC varía en gravedad de leve a muy grave.

Las personas con EPOC leve pueden experimentar los siguientes síntomas:

  • una tos, a veces conocida como "tos de fumador"
  • flema, moco en la garganta
  • ligeras limitaciones respiratorias

En la EPOC moderada, las personas pueden experimentar:

  • más flema o moco
  • tos
  • aumento de la dificultad para respirar

Las personas con EPOC grave suelen tener dificultades para realizar las actividades cotidianas. Un estudio que analizó la frecuencia de síntomas comunes en personas con EPOC grave encontró lo siguiente:

  • El 72,5 por ciento tenía disnea, dificultad para respirar
  • 63,6 por ciento tenía moco o flema
  • 58,7 por ciento tenía tos
  • 41,7 por ciento tenía sibilancias
  • El 28,3 por ciento tenía opresión en el pecho.

Algunas personas con EPOC muy grave tienen problemas para obtener suficiente oxígeno todo el tiempo. Pueden requerir terapia de oxígeno, que implica obtener oxígeno suplementario de un tanque de oxígeno.

Factores de riesgo a evitar

  1. Fumar: fumar es el principal factor de riesgo de EPOC y puede causar otros problemas de salud. La EPOC no es reversible, pero dejar de fumar en cualquier etapa puede ayudar a reducir los síntomas, retrasar la progresión y mejorar la calidad de vida.
  2. Irritantes pulmonares: mantenerse alejado de la contaminación, el humo y los productos químicos siempre que sea posible puede ayudar a aliviar los síntomas.
  3. Virus y resfriados: dado que las personas con EPOC tienen una resistencia más débil a las infecciones, tomar medidas para mantenerse saludables, como lavarse las manos con regularidad y dormir lo suficiente, puede ayudar a prevenir infecciones por virus y bacterias. El NHLBI recomienda vacunarse contra la gripe todos los años.

Tratamientos para la EPOC

Los médicos sugerirán diferentes planes de tratamiento según la etapa de la EPOC de una persona, pero pueden recomendar lo siguiente:

Cambios en el estilo de vida

El primer curso de acción para cualquier persona con EPOC es limitar la exposición a cualquier cosa que pueda empeorar la enfermedad, como el humo y otros irritantes en el aire.

Medicamentos

Un médico puede recomendar antibióticos para ayudar a prevenir infecciones.

Existe una variedad de medicamentos que pueden tratar los síntomas de la EPOC. Los medicamentos para la EPOC no pueden revertir el daño a los pulmones y los conductos de aire, pero pueden ayudar con los síntomas.

Los medicamentos comunes incluyen:

  • broncodilatadores, que relajan los músculos de los pulmones facilitando la respiración
  • Los antiinflamatorios, incluidos los corticosteroides o esteroides, pueden reducir la hinchazón, la inflamación y la mucosidad.
  • antibióticos o vacunas, que ayudan a controlar las infecciones bacterianas y virales

Rehabilitación pulmonar

La rehabilitación pulmonar se centra en ejercicios y educación para ayudar a las personas con EPOC a ser más activas. Los médicos suelen ofrecer este tratamiento a las personas que tienen EPOC de moderada a grave que interfiere con las actividades diarias. Los médicos a veces lo llaman rehabilitación pulmonar.

Uso de oxígeno

El oxígeno suplementario puede ser beneficioso en algunos casos. Los médicos recetan oxígeno a quienes experimentan una falta de aire severa.

Cirugía de pulmón

En casos raros, los médicos pueden recomendar una cirugía para ayudar a tratar a las personas que tienen EPOC muy grave.

Cuando ver a un doctor

Cualquiera que experimente algún síntoma de EPOC debe consultar a un médico de inmediato. Obtener un diagnóstico de EPOC significa que un médico puede recomendar un tratamiento adecuado para retrasar la progresión de la enfermedad.

Quitar

La EPOC no es contagiosa.

El tratamiento de la EPOC comienza con la reducción de la exposición a irritantes pulmonares. Dejar de fumar y evitar la exposición al humo y otros irritantes ayuda a que los pulmones se mantengan sanos. Esto reduce los síntomas y probablemente puede mejorar la calidad de vida de una persona.

Hablar con un médico sobre la EPOC es una buena idea para cualquier persona que tenga síntomas.

none:  farmacia - farmacéutico control de la natalidad - anticoncepción adhd - agregar