La vida después del accidente cerebrovascular: consejos para recuperar las habilidades de comunicación

Cada año, cientos de miles de personas en todo el mundo sufren un derrame cerebral y, como resultado, muchas experimentarán problemas de comunicación.

Alguien en los Estados Unidos sufre un derrame cerebral cada 40 segundos. Y alrededor de 1 de cada 3 personas que han sobrevivido a un accidente cerebrovascular tienen dificultades para comunicarse después, según la Asociación de Accidentes Cerebrovasculares del Reino Unido.

Algunos asumen que las personas que tienen dificultades para hablar también tienen dificultades para pensar. Esto no necesariamente es cierto. Después de un accidente cerebrovascular, la capacidad de una persona para pensar y comunicarse depende de la parte o partes del cerebro afectadas.

Tener un derrame cerebral puede ser aterrador y frustrante, y si la persona no puede explicar su experiencia, esto puede extender el trauma.

La comunicación también puede ser un desafío para los amigos y familiares, quienes pueden sentirse avergonzados o sin palabras. Pueden sentir que no están comprometidos con la persona que una vez conocieron.

La rehabilitación posterior al accidente cerebrovascular puede ayudar a las personas a recuperar algunas o todas sus habilidades. Los terapeutas del habla se especializan en comunicación y los no especialistas también pueden desempeñar un papel clave en la recuperación.

Es importante que los amigos y familiares comprendan que lo que una persona expresa externamente después de un accidente cerebrovascular no refleja necesariamente lo que está sucediendo internamente.

Puede ser útil recordar que la persona que experimentó el accidente cerebrovascular sigue siendo la misma, aunque enfrenta nuevos desafíos.

A continuación, analizamos cómo un accidente cerebrovascular puede influir en la capacidad de comunicarse y cómo una persona recupera las habilidades comunicativas. Profundizamos en estrategias específicas para recuperar estas habilidades, algunas de las cuales fueron perfeccionadas a partir de la experiencia de primera mano.

¿Cómo afecta un derrame cerebral a la comunicación?

FatCamera / Getty Images

Un derrame cerebral es una lesión cerebral que resulta de una hemorragia o un bloqueo en el cerebro. Los efectos pueden ser repentinos o graduales y el daño puede afectar varios aspectos de la salud física y mental.

Éstos incluyen:

  • habilidades motoras
  • los sentidos, incluidas las reacciones al dolor
  • idioma
  • pensamiento y memoria
  • emociones

Un derrame cerebral puede afectar el uso del lenguaje de una persona de diversas maneras. Por ejemplo, puede afectar el procesamiento del lenguaje. Además, la parálisis o la debilidad en los músculos de la cara, la lengua o la garganta pueden dificultar la deglución, el control de la respiración y la formación de sonidos.

El tipo y el alcance de las dificultades para comunicarse dependen de la forma del accidente cerebrovascular y del tipo de lesión.

Tres condiciones pueden afectar la comunicación después de un accidente cerebrovascular: afasia, disartria y dispraxia, y las exploramos en detalle a continuación. Una persona puede experimentar una o una combinación de estas condiciones.

Afasia

La afasia o disfasia es el resultado de un daño en un área del cerebro comúnmente conocida como centro de control del lenguaje.

El daño en el área de Wernicke puede provocar afasia receptiva. Esto dificulta la comprensión de oraciones largas y complejas, especialmente si hay ruido de fondo o más de una persona hablando.

La persona puede sentir como si los demás estuvieran hablando un idioma extranjero. Su propio discurso también puede volverse incoherente.

Si hay daño en el área de Broca, puede resultar una afasia expresiva. Un pesron con esta condición puede entender a los demás pero no puede expresarse verbalmente. Pueden pensar las palabras pero no pueden pronunciarlas o juntarlas para formar oraciones coherentes.

Una persona con afasia expresiva puede formar sonidos, palabras cortas o partes de oraciones, pero puede omitir palabras o usar palabras incorrectas. La persona puede tener la palabra “en la punta de la lengua” pero no puede sacarla.

El hablante con esta condición puede sentir que está hablando normalmente, pero para el oyente, su discurso puede ser incoherente. Los oyentes pueden creer que el hablante está confundido cuando no lo está, simplemente no pueden transmitir las ideas.

El daño en múltiples áreas del cerebro puede conducir a una afasia mixta o global. Esto puede crear desafíos en todos los aspectos de la comunicación y es posible que la persona no pueda usar el lenguaje para transmitir sus pensamientos.

Es importante comprender que la afasia no afecta la inteligencia.

Puede afectar solo un tipo de comunicación, como leer, escuchar o hablar, o puede afectar una combinación.

Disartria y dispraxia

La disartria y la dispraxia se relacionan con la producción física de sonidos al hablar.

Una persona con disartria puede encontrar las palabras pero no puede formarlas debido a un problema físico, como debilidad muscular. Como resultado, las palabras pueden salir arrastradas o en ráfagas cortas. Esto no refleja necesariamente el estado mental de la persona.

La dispraxia implica dificultad con el movimiento y la coordinación. Puede hacer que los músculos relacionados con el habla no funcionen correctamente o en el orden necesario.

Efectos adicionales

Algunos otros cambios que pueden dificultar la contribución a las conversaciones incluyen:

  • una pérdida de tono, que ayuda a expresar emociones, en el habla
  • una expresión facial fija
  • dificultad para entender el humor
  • dificultad para turnarse en una conversación

Algunos de estos cambios pueden hacer que parezca que la persona está deprimida cuando no lo está.

Una persona puede darse cuenta de que está experimentando estos cambios. Si es así, informar a otros sobre la situación puede ayudar a prevenir malentendidos.

Sin embargo, una persona con anosognosia no puede reconocer que algo anda mal debido al daño cerebral. Esto puede dificultar su recuperación.

Otros desafíos para la comunicación después de un accidente cerebrovascular incluyen el estado de ánimo, la fatiga y factores adicionales. Por ejemplo, si un derrame cerebral resulta en pérdida de la vista o la audición, esto puede afectar la comunicación, incluida la capacidad de escribir.

El cansancio es un resultado común de un derrame cerebral, y la conversación puede ser agotadora si requiere una cantidad significativa de esfuerzo.

Además, el estrés puede exacerbar los problemas de comunicación, especialmente si la persona u otras personas se impacientan. Los cambios de humor y personalidad resultantes de los efectos en el cerebro pueden aumentar aún más la tensión.

¿Qué hace un logopeda?

La terapia del habla es una parte clave de la rehabilitación después de un accidente cerebrovascular.

Un logopeda ayuda a las personas a tragar, lo que un derrame cerebral puede afectar gravemente. La capacidad de tragar puede afectar la forma en que una persona produce el lenguaje.

El terapeuta también ayuda a enseñar y practicar actividades que incluyen:

  • repitiendo palabras
  • siguiendo instrucciones
  • leyendo y escribiendo

Además, ellos:

  • ayudar a ensayar el discurso
  • proporcionar coaching conversacional
  • Desarrollar indicaciones para ayudar a las personas a recordar palabras específicas.
  • encontrar formas de sortear discapacidades específicas, como el uso de símbolos y lenguaje de señas

La tecnología de la comunicación, como la simulación de voz, ha ampliado la gama de formas de practicar y mejorar la comunicación.

Consejos de personas con experiencia de primera mano

Noticias médicas hoy Recibí consejos de dos personas, Peter Cline y Geoff, quienes han trabajado duro para recuperar las habilidades de comunicación después de un derrame cerebral.

Peter, un ingeniero, sufrió un derrame cerebral a la edad de 59 años cuando estaba comenzando unas vacaciones en Tasmania. Geoff, que dirigió su propio negocio hasta su jubilación, vivía en España cuando sufrió un derrame cerebral.

Preguntamos qué consejo le darían a las personas que enfrentan desafíos de comunicación en esta situación.

Nos dieron esta lista de tareas:

  • Mire directamente a la persona cuando le esté hablando.
  • Hable despacio y con claridad, pero use un tono de voz normal.
  • Use oraciones cortas y limítese a un tema a la vez.
  • Mantenga el ruido de fondo al mínimo.
  • Asegúrele a la persona que comprende su frustración.
  • Escribe las cosas, si te sirve de ayuda.
  • Infórmese sobre el empleo, los intereses y las pasiones de la persona, ahora y antes del accidente cerebrovascular, y trate de relacionarse con ellos.
  • Déle a las personas la oportunidad de decir lo que quieran decir, sin intervenir ni corregirlas.

También nos dieron algunas cosas que no debemos hacer:

  • No termine las oraciones de la persona por ellos.
  • No hables demasiado rápido.
  • No los presione demasiado.
  • No hable con la persona cuando necesite concentrarse por completo en otra tarea, como conducir.
  • No asuma que la persona no es inteligente porque tiene dificultades para comprender.
  • No hables con desprecio a la persona ni le hables como si fuera un niño.
  • No sigas hablando, sin dejar de hablar cuando la persona no está interesada.

Geoff dijo MNT que siente que sus habilidades de comunicación "suben y bajan". Se vuelve más difícil para él comunicarse cuando está cansado y cuando hay más de dos personas en la conversación.

Tanto Geoff como Peter han logrado un progreso notable, y cada uno ofreció algunas palabras de aliento para las personas que han sufrido un derrame cerebral.

El consejo de Geoff es:

"Tómese el tiempo para recuperarse y, cuando se comunique, tómese el tiempo para explicar y no se sienta apresurado".

Pedro dice:

  • Persevera y no te rindas. Las cosas mejorarán gradualmente, pero no tan rápido como usted quisiera.
  • Espere picos y valles en su recuperación
  • Disfrute relajándose con algo con lo que esté familiarizado, por ejemplo, películas antiguas, música o lo que sea su "consuelo".

Peter explica que después de un derrame cerebral, una persona puede sentirse como si estuviera en una burbuja. “Ayuda si puedes lograr que alguien entienda eso”, dice.

Actividades que pueden ayudar

Los amigos y familiares pueden tomar medidas para ayudar a una persona a recuperar sus habilidades de comunicación después de un accidente cerebrovascular.

Puede ser una buena idea planificar sesiones de práctica de comunicación regulares en un momento en el que la persona no esté cansada.

Una idea para una actividad es cantar juntos, especialmente si la persona disfrutaba cantando antes. Algunas personas pueden cantar después de un derrame cerebral, incluso si no pueden hablar, porque cantar y hablar utilizan diferentes partes del cerebro.

Otras ideas incluyen:

  • jugar juegos de cartas que implican decir el nombre de la carta
  • mirar fotos y discutir sobre las personas y los eventos
  • revisar otra documentación de la vida, el trabajo y la familia de la persona para proporcionar temas de conversación y pistas no verbales cuando es difícil acceder a las palabras clave
  • llevar un diario junto con registros de visitas, eventos y conversaciones para ayudar a la persona a realizar un seguimiento de su progreso
  • hacer arreglos para leer noticias y luego discutirlas juntos

También durante estas sesiones, una persona puede prepararse para cualquier conversación importante que se presente, con la compañía de seguros o el hospital, por ejemplo.

Otras estrategias

Si una persona tiene dificultades para expresar una palabra o idea, animarla a escribir o dibujar lo que quiere decir puede ayudar. Algunas personas pueden deletrear una palabra, incluso si no pueden pronunciarla.

Algunas personas quieren practicar sus habilidades de comunicación solas, y algunas estrategias para esto incluyen:

  • ensayar sonidos del habla, como vocales y consonantes
  • usar libros para niños para practicar la lectura y la escritura
  • recitar poemas o rimas infantiles
  • decir los nombres de personalidades deportivas famosas
  • viendo las noticias y copiando cómo habla el presentador de noticias

Es fundamental que los amigos y familiares sigan tratando a la persona como un adulto inteligente. Recuerde que si bien la capacidad de la persona para comunicarse ha cambiado, su identidad no. Siguen siendo quienes eran, con intereses, habilidades y un pasado.

Además, los efectos de los accidentes cerebrovasculares varían de una persona a otra, y no existe un camino único hacia la recuperación o una solución única para todos.

Por último, es importante tener en cuenta que, si bien no siempre es posible una recuperación completa, la paciencia, el apoyo y la práctica contribuyen en gran medida a restablecer las habilidades de comunicación después de un accidente cerebrovascular.

none:  lupus psicología - psiquiatría soriasis