¿Por qué todavía me duele el diente después de un empaste?

Cuando una persona tiene una caries en el diente, un dentista probablemente le recomendará un empaste. Los empastes son seguros y efectivos, pero algunas personas pueden experimentar molestias o sensibilidad dental después.

La mayoría de las veces, esta sensibilidad es normal y se resolverá en unos pocos días o semanas.

Una persona debe llamar a su dentista de inmediato si tiene un dolor extremo o si presenta molestias con otros síntomas, como fiebre, enrojecimiento o hinchazón.

En este artículo, analizamos las razones por las que una persona puede tener sensibilidad dental después de un empaste, cómo tratarla y cuándo consultar a un médico o dentista. También analizamos otras posibles causas de sensibilidad dental.

¿Qué debo esperar después de un empaste?

El dentista adormecerá el área alrededor del diente afectado.

Un empaste es un procedimiento dental que involucra a un dentista que limpia cualquier caries del diente y luego llena el espacio con un nuevo material.

Después de inyectar un agente anestésico alrededor del diente, el dentista limpiará el área cariada del diente, generalmente con un taladro dental. Luego llenarán el espacio con oro, amalgama de plata, un compuesto o porcelana.

Durante varias horas después de la obturación, es posible que la cara de una persona todavía se sienta entumecida, con hormigueo, con comezón o hinchada. Pueden tener dificultad para comer, tragar, hablar o mover la cara.

A veces, los dentistas recomiendan que las personas eviten comer o beber durante unas horas, ya que esto puede provocar que una persona se muerda la lengua o la mejilla accidentalmente.

Una vez que el agente adormecedor haya desaparecido, estos sentimientos desaparecerán. Pero, en los siguientes días y semanas, una persona puede notar algunas sensaciones nuevas a medida que se adapta al nuevo relleno.

La sensibilidad en el diente obturado o en el área que lo rodea es una de las ocurrencias más comunes durante este tiempo.

¿Cómo se siente la sensibilidad después de un empaste?

Cuando una persona tiene un diente sensible, puede notar que ciertos desencadenantes causan una sensación temporal e incómoda en el diente obturado o en el área circundante. Puede sentirse como un golpe de frío o un dolor repentino que aparece rápidamente y desaparece.

Los factores que pueden desencadenar la sensibilidad dental después de un empaste incluyen:

  • alimentos o bebidas frías, como helados, paletas heladas o bebidas con hielo
  • bebidas calientes, como café o té
  • aire golpeando el diente, como al respirar por la boca, que puede empeorar con el aire frío
  • alimentos azucarados, como caramelos
  • alimentos y bebidas ácidos, que incluyen frutas, jugos y café
  • morder al comer

¿Por qué los empastes causan sensibilidad dental?

Cierta sensibilidad después de un empaste es normal y temporal. A veces, sin embargo, la sensibilidad después de un empaste se debe a otras causas que necesitan tratamiento o reparación.

A continuación, discutimos las posibles razones de este síntoma y cuándo consultar a un dentista.

Un nervio irritado

El nervio dentro del diente puede tardar unos días en sanar.

La sensibilidad dental a corto plazo después de un empaste generalmente ocurre porque el procedimiento de empaste ha agravado o causado inflamación en el nervio dentro del diente.

Por lo general, las capas externas del diente, el esmalte y el cemento, protegen al nervio de la exposición. Pero los empastes, especialmente los profundos, pueden acercarse a las terminaciones nerviosas y causar irritación y sensaciones incómodas.

A medida que el nervio sana, la sensibilidad desaparecerá. Esto puede tardar algunos días o semanas. Una vez que el nervio ha sanado por completo, la persona no debe sentir ninguna diferencia entre el diente obturado y los otros dientes.

Alineación incorrecta de la mordida

Un dentista debe asegurarse de que el relleno se alinee con los otros dientes de la boca. Si el relleno es demasiado alto, puede causar una presión adicional cuando una persona muerde. Esto puede causar dolor y sensibilidad que a menudo es más severo que la sensibilidad normal posterior al llenado.

Es bastante normal que una persona experimente una leve sensibilidad al morder en los días posteriores al procedimiento. Por lo general, la picadura se corregirá por sí sola en unas pocas semanas.

Sin embargo, si una persona experimenta una sensibilidad severa o tiene dificultad para comer o juntar los dientes, debe pedirle a su dentista que revise la mordida. El dentista puede decidir suavizar el punto más alto del relleno para que se ajuste correctamente a la mordida y elimine las molestias.

Pulpitis

La pulpitis es una inflamación de la pulpa profunda dentro del diente. Puede causar sensibilidad y dolor en los dientes.

La pulpitis no ocurre regularmente con empastes menores, pero puede ocurrir si:

  • el diente ha tenido un trauma, como por un accidente que resultó en un diente agrietado o roto
  • la cavidad era muy profunda, alcanzando la capa interna de pulpa
  • el diente se ha sometido a múltiples empastes o procedimientos

Hay dos tipos de pulpitis:

  • La pulpitis reversible se refiere a una inflamación leve en la que la pulpa permanece sana y el diente se cura por sí solo.
  • La pulpitis irreversible es cuando hay un nervio dañado que comienza a morir, en cuyo caso una persona necesitará un tratamiento de conducto para salvar el diente.

Un dentista generalmente puede resolver la pulpitis con un nuevo empaste o un procedimiento de restauración, como un tratamiento de conducto. Es posible que una persona también necesite tomar antibióticos para eliminar cualquier infección bacteriana.

Cómo tratar un diente sensible

Cuando una persona experimenta una sensibilidad normal después del llenado, un dentista puede recomendarle que use una pasta de dientes desensibilizante.

Estos productos contienen un ingrediente llamado nitrato de potasio que ayuda a evitar que las sensaciones en la superficie del diente lleguen a las terminaciones nerviosas del interior.

Estos productos no funcionan de inmediato, pero una persona debería notar alivio en varios días si usa la pasta de dientes dos veces al día.

Una persona también puede probar los siguientes métodos en casa para ayudar a aliviar la sensibilidad dental:

  • Analgésicos de venta libre, como acetaminofén o ibuprofeno.
  • Ungüento anestésico tópico diseñado para la boca.
  • Un cepillo de dientes etiquetado para dientes sensibles. Estos son más suaves que los cepillos de dientes estándar y serán menos duros con el esmalte de los dientes.
  • Cepille con movimientos circulares suaves en los dientes y encías. Evite frotar hacia adelante y hacia atrás o empujar agresivamente el cepillo sobre los dientes.
  • Use hilo dental una vez al día, teniendo cuidado de ser suave con las encías y los dientes.
  • Tome nota de qué alimentos o bebidas causan sensibilidad y evítelos si es posible.
  • Evite la pasta de dientes y los productos blanqueadores, que pueden empeorar la sensibilidad.
  • Enjuague la boca con agua después de consumir alimentos o bebidas ácidas, como café y frutas. Los alimentos y bebidas ácidos pueden desgastar el esmalte de los dientes.
  • Evite cepillarse los dientes inmediatamente después de comer alimentos ácidos, ya que puede eliminar más esmalte.

Si la sensibilidad dental no mejora en los días posteriores a un empaste, hable con un dentista. Es fundamental que el dentista descarte otras posibles causas de sensibilidad que pueden no estar relacionadas con el empaste.

¿Qué más puede causar sensibilidad dental?

A veces, un diente puede ser sensible por razones distintas al procedimiento de obturación. Si la sensibilidad se desarrolla más tarde, como unas pocas semanas o meses después de un procedimiento dental, podría deberse a uno de los siguientes problemas:

Absceso dental

Un absceso dental es una infección en el nervio del diente. Una caries muy profunda, una enfermedad de las encías o un diente agrietado suelen causar un absceso.

Los síntomas de un absceso dental incluyen:

  • un dolor de muelas severo
  • sensibilidad
  • enrojecimiento de las encías
  • un mal sabor de boca
  • una protuberancia similar a un grano o un hervor en las encías
  • fiebre

Un absceso dental requiere atención médica. Una persona que nota estos síntomas debe consultar a un médico o dentista de inmediato.

Empastes viejos sueltos o rotos

Los empastes dentales generalmente duran años, pero no duran para siempre. Si un empaste antiguo se afloja o se rompe, puede causar sensibilidad y dolor a medida que se acerca al nervio del diente.

Incluso si el empaste suelto o roto no causa molestias, la persona debe obtener un reemplazo para evitar más daños o caries en el diente.

Enfermedad de las encías

Si las encías sangran durante el uso del hilo dental, puede ser un signo de enfermedad de las encías.

La enfermedad periodontal, o enfermedad de las encías, puede causar sensibilidad dental.

Esto se debe a que hace que las encías retrocedan o se separen del diente. Esto expone parte del diente cerca de la raíz y puede hacer que se sienta sensible. La raíz del diente no tiene esmalte que la proteja.

Otros síntomas de la enfermedad de las encías incluyen:

  • encías rojas o sangrantes, especialmente al cepillarse o usar hilo dental
  • encías que se ven diferentes de lo habitual
  • dientes que parecen separarse
  • dientes flojos en adultos
  • llagas o pus en la boca

La enfermedad de las encías a menudo no causa síntomas en sus primeras etapas. Por eso es importante que las personas visiten a su dentista con regularidad para detectar problemas antes de que se agraven.

Cuando ver a un dentista

Las personas no deben alarmarse si un diente es levemente sensible en los días posteriores a un empaste. El uso de remedios caseros y pasta de dientes desensibilizante debería ayudar a aliviar el malestar.

Una persona debe ver a un dentista de inmediato si la sensibilidad empeora, le dificulta comer o experimenta otros síntomas, como dolor de muelas o fiebre.

panorama

Los empastes son una forma segura y eficaz de tratar las caries dentales. La mayoría de los empastes durarán muchos años. Cuidar bien los dientes con el cepillado diario y el uso de hilo dental, así como los chequeos dentales regulares, puede ayudar a prevenir futuras caries.

Es normal algo de sensibilidad después de la obturación. Sin embargo, consulte a un dentista por sensibilidad o dolor intenso o si se desarrollan otros problemas, como fiebre o enrojecimiento.

none:  cumplimiento próstata - cáncer de próstata cáncer de mama