Trastorno de conversión: lo que necesita saber

El trastorno de conversión es cuando una persona experimenta síntomas físicos temporales, como ceguera o parálisis, que no tienen una causa física.

Si bien se desconoce la causa exacta del trastorno de conversión, los investigadores creen que ocurre en respuesta a situaciones estresantes o traumas.

En este artículo, obtenga información sobre los síntomas y el tratamiento comunes, así como sobre cuándo consultar a un médico.

¿Qué es el trastorno de conversión?

Los desencadenantes del trastorno de conversión pueden incluir eventos estresantes, trauma emocional y trauma físico.

Se cree que el trastorno de conversión es una respuesta física a un trauma mental, físico o psicológico. A veces se lo denomina trastorno neurológico funcional.

Los síntomas incluyen temblores, parálisis o visión doble. Un ejemplo es sentirse incontrolablemente tembloroso después de un evento traumático, como presenciar un accidente automovilístico, incluso si no hay ninguna razón física para temblar.

Los desencadenantes suelen ser:

  • eventos estresantes
  • trauma emocional o físico
  • cambios en la función cerebral a nivel estructural, celular o metabólico

El trastorno de conversión también puede ocurrir cuando no hay un desencadenante claro.

Sin embargo, la causa exacta varía de persona a persona. Si bien los investigadores han especulado que la causa está relacionada con eventos estresantes, aún se desconoce la razón médica precisa.

Síntomas

Algunos de los síntomas del trastorno de conversión suelen incluir:

  • debilidad
  • parálisis de brazos o piernas
  • pérdida del equilibrio
  • convulsiones, a veces con conciencia limitada
  • episodios de falta de respuesta
  • dificultad para tragar
  • una sensación de un nudo en la garganta
  • temblores y temblores
  • dificultad para caminar
  • dificultad para hablar o pérdida de la capacidad para hablar
  • dificultad para oír o pérdida de la audición
  • visión doble, visión borrosa o episodios de ceguera
  • entumecimiento o pérdida de la sensación táctil

Los síntomas del trastorno de conversión varían entre individuos y según el tipo de trastorno neurálgico que tenga una persona.

Los síntomas pueden ser leves o graves, pueden detenerse y comenzar o ser continuos y, por lo general, afectan la capacidad del cuerpo para funcionar correctamente.

Diagnóstico

Es posible que sea necesario descartar otras afecciones médicas, por lo que un médico puede recomendar una tomografía computarizada.

Un médico diagnosticará el trastorno de conversión utilizando los criterios definidos por el más reciente Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5). Estos criterios incluyen:

  • pérdida de control del movimiento o síntomas sensoriales
  • síntomas que ocurren después de un evento traumático o estresante
  • síntomas que no parecen tener una causa médica o física subyacente
  • síntomas que interrumpen las actividades diarias de una persona

Un médico también puede sugerir algunas otras pruebas para descartar otras afecciones médicas. Estas pruebas incluyen:

  • tomografías computarizadas (TC)
  • Rayos X
  • electroencefalogramas (EEG), que registran la actividad cerebral y pueden ayudar a descartar las causas neurológicas de las convulsiones
  • pruebas de presión arterial y reflejos

Una vez diagnosticado, existe una variedad de formas de tratar el trastorno de conversión.

Tratamiento

Cualquier persona que experimente síntomas de trastorno de conversión debe buscar atención médica inmediata, ya que los síntomas pueden deberse a una afección médica subyacente.

La primera línea de tratamiento es intentar identificar la causa subyacente. Una vez que una persona sabe cuál es la causa, puede trabajar en mecanismos de afrontamiento y otras soluciones para aliviar el estrés y el trauma emocional tanto como sea posible. Aliviar los desencadenantes debería, a su vez, reducir los síntomas físicos.

Los tratamientos sugeridos para el trastorno de conversión pueden incluir:

  • tratar cualquier condición de salud mental subyacente, como depresión
  • terapia cognitivo-conductual (TCC)
  • psicoterapia
  • técnicas de relajación, como meditación o yoga
  • terapia física
  • mantener un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida
  • buscar apoyo adicional de amigos, familiares y la comunidad

Complicaciones

Los síntomas del trastorno de conversión pueden ser muy angustiantes y pueden tener un impacto enorme en el bienestar de una persona. Los síntomas pueden impedirles realizar actividades cotidianas.

Ciertos síntomas, como convulsiones o parálisis temporal, pueden aumentar el riesgo de discapacidad permanente de una persona.

Una persona puede experimentar problemas en el trabajo y en las relaciones y puede sentir que tiene una calidad de vida reducida. Por tanto, es fundamental buscar un diagnóstico y tratamiento lo antes posible.

panorama

Los síntomas del trastorno de conversión generalmente se resuelven con tratamiento y tiempo. Retrasar el diagnóstico y el tratamiento podría provocar síntomas más persistentes y más complicaciones.

Con tratamiento, es posible reducir y controlar los síntomas del trastorno de conversión.

none:  estreñimiento industria farmacéutica - industria biotecnológica psicología - psiquiatría