Los expertos redactan pautas para una afección similar al Alzheimer

Un grupo de trabajo internacional de expertos acordó pautas para ayudar a aumentar la conciencia científica y pública sobre una afección cerebral que imita la enfermedad de Alzheimer. La afección no es nueva, pero ha salido a la luz en investigaciones y ensayos clínicos recientes.

Los investigadores han identificado una proteína mal plegada en el cerebro que puede ser "una posible imitación del Alzheimer".

Los científicos han reconocido recientemente la encefalopatía TDP-43 relacionada con la edad con predominio límbico (LATE) como una "vía recién nombrada hacia la demencia".

El grupo de trabajo está formado por científicos de varios centros que reciben apoyo de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), junto con colegas de otros países.

Los expertos sugieren que el impacto en la salud pública de LATE en personas de 80 años o más es probablemente más o menos igual, si no mayor, que el de la enfermedad de Alzheimer.

En un informe que ahora aparece en la revista Cerebro, el grupo propone la primera definición de LATE y recomienda pautas para quienes se preocupan por el diagnóstico y la profundización de la investigación.

Richard J. Hodes, MD, quien es director del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento (NIA), que forma parte de los NIH, dice que aunque los investigadores que trabajan en la enfermedad de Alzheimer están progresando, todavía se preguntan: "¿Cuándo es la enfermedad de Alzheimer? ¿no la enfermedad de Alzheimer en los adultos mayores? "

En qué se diferencia LATE de la enfermedad de Alzheimer

El nuevo informe explica que, si bien LATE tiene características clínicas de la enfermedad de Alzheimer, las pruebas post mortem han revelado que afecta el tejido cerebral de manera diferente.

Una de las principales diferencias se refiere a una proteína llamada proteína de unión al ADN de respuesta transactiva de 43 kDa (TDP-43).

El papel de TDP-43 en las células es activar y desactivar genes para diversas funciones. Sin embargo, para hacer esto, debe tener la forma 3D doblada correcta.

Investigaciones recientes han revelado que el TDP-43 mal doblado ocurre con frecuencia en adultos mayores.

A medida que se acumula el TDP-43 mal doblado, comienza a afectar la capacidad de la persona para recordar y pensar. Alrededor del 25% de los mayores de 85 años tienen dificultades con el pensamiento y la memoria debido a un TDP-43 mal plegado.

Los estudios también han implicado al TDP-43 mal plegado en otras enfermedades cerebrales menos comunes, como la esclerosis lateral amiotrófica y un tipo de demencia llamada degeneración lobular frontotemporal.

Otra diferencia entre LATE y la enfermedad de Alzheimer es que la presencia de TDP-43 mal plegado a menudo ocurre con la esclerosis del hipocampo, una condición que causa la pérdida de células y tejido en el hipocampo.

El hipocampo es importante para la memoria y el aprendizaje, y las personas con esclerosis del hipocampo pueden tener síntomas de deterioro de la memoria y el pensamiento similares a los de la enfermedad de Alzheimer.

Comprender otras causas de la demencia

Nina Silverberg, Ph.D., directora del Programa de Centros de Enfermedad de Alzheimer del NIA, copresidió el taller en el que el grupo de expertos desarrolló las pautas. El taller tuvo lugar en Atlanta, GA, del 17 al 18 de octubre de 2018.

Además de científicos de Estados Unidos, el grupo de trabajo incluye expertos de Australia, Austria, Japón, Suecia y Reino Unido. Su experiencia abarca desde imágenes cerebrales y diagnóstico clínico hasta genética, neuropatología y neuropsicología.

Silverberg explica que quienes trabajan en el campo han aprendido dos cosas de las investigaciones y los ensayos clínicos recientes: “Primero, no todas las personas que pensamos que tenían Alzheimer lo tienen; en segundo lugar, es muy importante comprender los otros factores que contribuyen a la demencia ".

Una característica distintiva de la enfermedad de Alzheimer es la presencia de una proteína llamada beta-amiloide que, como TDP-43, también puede causar problemas cuando no se pliega correctamente.

A medida que ha surgido más y más evidencia de las pruebas post mortem, sugiere que muchas personas que participaron en ensayos clínicos probablemente no tenían depósitos de beta-amiloide, aunque sus síntomas coincidían con los de la enfermedad de Alzheimer.

Silverberg dice que fue el creciente cuerpo de investigación "que implica al TDP-43 como un posible imitador de la enfermedad de Alzheimer" lo que impulsó el taller como una necesidad "para proporcionar un punto de partida para futuras investigaciones que mejoren nuestra comprensión de otro contribuyente al cerebro de la vejez cambios."

Diagnóstico tardío y estadificación

El informe detalla las pautas para el diagnóstico y la estadificación TARDE. También recomienda instrucciones para futuras investigaciones.

Señala cómo LATE afecta varios aspectos de la memoria, el aprendizaje y el pensamiento para eventualmente socavar la capacidad de una persona para llevar a cabo las actividades cotidianas.

Los expertos creen que LATE no progresa tan rápidamente como la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, sugieren que cuando LATE se combina con la enfermedad de Alzheimer, es probable que la disminución sea más rápida que la de cualquiera de las afecciones por sí sola.

El informe también destaca la necesidad de autopsias de rutina para evaluar y clasificar LATE. Los expertos recomiendan la siguiente estadificación, dependiendo de dónde localice la autopsia el TDP-43 en el cerebro:

    • Etapa 1: TDP-43 está presente solo en la amígdala.
    • Etapa 2: TDP-43 está presente tanto en la amígdala como en el hipocampo.
    • Etapa 3: TDP-43 está presente en la amígdala, el hipocampo y la circunvolución frontal media.

    Los expertos piden más estudios para investigar cómo se desarrolla y progresa LATE; también destacan la necesidad de biomarcadores y modelos animales de LATE.

    Recomiendan que eliminar a las personas con LATE de los ensayos clínicos de la enfermedad de Alzheimer podría hacer que esos ensayos tengan más probabilidades de tener éxito y abrir nuevos caminos.

    El informe también destaca la necesidad de describir las características de LATE de manera más completa con la ayuda de estudios de imágenes, epidemiológicos y clínicos, y que esos estudios cubran diversos grupos de personas.

    El Dr. Hodes enfatiza que la investigación no habría llegado tan lejos y, de hecho, no puede avanzar más "sin aquellos que están dispuestos a donar tejido cerebral después de la muerte".

    "Estamos agradecidos por los donantes de órganos y sus familias, así como por todos los participantes de los ensayos clínicos, que son realmente cruciales para promover los descubrimientos que pueden conducir a tratamientos y curas".

    Richard J. Hodes, M.D.

    none:  artritis psoriásica salud de los hombres melanoma - cáncer de piel